El Nàstic se sirve su revancha ante un Llagostera muy débil

En una tarde fría, el Nàstic se sirvió la revancha en la que llevaba pensando desde junio de 2014, cuando el Llagostera evitó que los granas consiguieran el ascenso a Segunda en una polémica eliminatoria. Así las cosas, los goles de Iago y de Rayco superaron a un Llagostera muy inofensivo y que sigue en puestos de descenso.

El Nàstic se sirve su revancha ante un Llagostera muy débil
En el tercer minuto de la reanudación el Nàstic ya había conseguido el 2-0. (Imagen: Nàstic).
Nàstic
2 0
Llagostera
Nàstic: Reina, Mossa, Xavi Molina, Iago Bouzón, Xisco Campos, Tejera, Rocha (Fali, min.56), Emaná (Xisco Muñoz, min.67), Rayco, Palanca (Naranjo, min.74), Álex López.
Llagostera: René, Aimar, Jorge, Tito, Querol, Juanjo (Benja, min.54), Masó, Chumbi (Pitu, min.40), Fran Cruz, Ríos Reina (Imaz, min.71), Escassi.
MARCADOR: 1-0, min.23, Iago Bouzón. 2-0, min.48, Rayco.
ÁRBITRO: Sr. Cordero Vega (comité cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Rocha (min.14), Palanca (min.58), Emaná (min.63) y Tejera (min.73) y a los visitantes Querol (min.50), Jorge (min.63), René (min.73), Benja (min.77) y Fran Cruz (min.81). Expulsó con dos tarjetas amarillas al visitante Escassi (min.18, min.30).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 14ª jornada de Segunda División disputado en el Nou Estadi ante 10.162 espectadores.

El Nàstic de Tarragona se impuso claramente a la UE Llagostera en el derbi catalán. Los granas, que desde un primer momento tuvieron más posesión de balón y el control del encuentro, se adelantaron en el 23' con un remate de Bouzón aprovechando el rechazo de un córner. Poco después, el Llagostera perdió a Escassi por doble amarilla, algo que decantó aún más el partido para los de Tarragona. En el tercer minuto de la segunda mitad, Rayco recogió un balón en el área pequeña para hacer el 2-0. De ahí en adelante, el Llagostera intentó sin ninguna suerte recortar distancias y en los últimos minutos, también sin fortuna, el Nàstic estuvo muy cerca de hacer el 3-0, pero René lo evitó en varias ocasiones.

Un ambiente especial

Desde un primer momento fue un partido diferente. De hecho, lo fue desde antes de que comenzase. En las inmediaciones del estadio, mucha más gente de lo que es habitual para un partido normal. Dentro del estadio, un ambiente especial: el Llagostera volvía a Tarragona. Desde el primer segundo de juego la afición grana se dejó la garganta animando a los suyos y silbando a los rivales, dando un ambiente extraordinario al partido. Por su parte, una treintena de aficionados visitantes representaban al Llagostera en el Nou Estadi.

La primera llegada al área rival con peligro tuvo lugar en el 7’, cuando Mossa centró y Álex López remató fuera. Tres minutos más tarde, el jugador del Llagostera Chumbi encaraba la meta de Reina, pero el portero se adelantó y consiguió despejar el balón. Además, el árbitro había señalado juego peligroso del delantero visitante. En el 14’ los granas tuvieron a su disposición un córner que René despejó, provocando una contra de Querol que Rocha cortó viendo la primera tarjeta amarilla del partido.

Iago Bouzón inauguró el marcador

El Nàstic tenía más posesión de balón y cada vez llegaba a la meta de René con más peligro. Cuando se cumplía el primer cuarto de hora de juego, Emaná, prácticamente sin ángulo desde la línea de fondo, chutó con fuerza y la pelota se marchó por la línea de fondo aunque rozando la línea de gol. Sólo un minuto más tarde, de nuevo Emaná creó peligro. Esta vez centró al área, donde Palanca contactó con el balón y chutó fuera.

Iago hizo el 1-0 en el 23'. (Imagen: LaLiga).

Recién superado el ecuador de la primera mitad, llegó el gol: saque de esquina a la derecha del portero visitante que acabó con un chut de Rocha al palo. La pelota botó en el área pequeña y apareció Iago Bouzón para rematarla al fondo de la red y marcar el 1-0 (23’).

El Llagostera perdió un efectivo

En el minuto 18 Escassi había visto una tarjeta amarilla y en el 30’, al propinarle una patada a Tejera, vio la segunda y la consecuente tarjeta roja. Así pues, el Llagostera se vio obligado a jugar lo que restaba de partido -una hora entera- en inferioridad numérica.

Aunque sin prisas, los locales querían aprovechar la superioridad numérica para irse al descanso con más ventaja en el marcador. Dispusieron de varios saques de esquina peligrosos, pero ninguno acabó en las mallas de la portería llagosterenca. Por su parte, los de Oriol Alsina tuvieron su primera ocasión peligrosa en el 43’: centro de Aimar desde la banda derecha que Juanjo remató ligeramente por encima del larguero de Reina. Dos minutos después, Palanca sacó un córner que Xavi Molina remató, igualmente que Juanjo, rozando el larguero de René. Con estas dos buenas ocasiones se llegó al descanso.

El Nàstic amplió distancias

Poco tardó el equipo de Vicente Moreno en poner tierra de por medio en el electrónico. En el minuto 46 Mossa, muy activo en los primeros minutos, centró al área, donde Álex López remató a la derecha sin demasiada fuerza. Poco después, jugada de Achille Emaná por la banda izquierda, rechazó el portero y apareció Rayco, que empujó el balón al fondo de la red para hacer el segundo tanto (48’).

Pasaron los minutos

Después del segundo gol grana, poco más quedó por ver en el Nou Estadi. El Llagostera, con un jugador menos, quería pero no podía tan siquiera general peligro en la meta defendida por Manolo Reina. Por su parte, el Nàstic, muy cómodo sobre el césped y alentado por los más de 10.000 espectadores, dejaba pasar los minutos mientras hacía largas jugadas de posesión estéril.

Tras el gol de Rayco y pese a las ocasiones, no hubo más tantos. (Imagen: LaLiga).

Una de las pocas llegadas con  peligro tuvo lugar en el 56’, cuando Mossa centró y apareció Palanca, quien remató sin fortuna haciendo que el balón se marchase fuera. El Llagostera tuvo a su favor una falta cercana a la frontal, pero Ríos Reina la chutó muy por encima del larguero grana (65’).

Los de Oriol Alsina tuvieron una media reacción en los últimos minutos de partido, pero no consiguieron crear ninguna jugada de peligro claro, aunque sí inquietaron la meta grana. Eso sí, las últimas ocasiones fueron para el bando local: en el 84’ Rayco abrió para Mossa, quien centró al área. Providencialmente para sus intereses, Fran Cruz rechazó a córner. Un minuto después Naranjo se quedó cara a cara con René, quien ganó la partida rechazando el chut a córner. En el tiempo de añadido quien se quedó frente a René fue Álex López, y el portero volvió a imponerse, convirtiéndose en el mejor jugador del Llagostera de este partido.


Share on Facebook