El Almería araña un merecido punto y deja al Nàstic con la miel en los labios

Partido loco el que jugaron Nàstic de Tarragona y UD Almería. Los granas, en líneas generales superiores en la primera mitad, se adelantaron mediante un gol en propia puerta de los visitantes. Estos igualaron en el 17’ con gol de Lolo Reyes, pero el Nàstic se fue al descanso ganando gracias al gol de Álex López. En la segunda parte el Almería fue mejor, especialmente en los últimos minutos, cuando apretó y encontró un merecido gol, obra de Álex López en propia puerta.

El Almería araña un merecido punto y deja al Nàstic con la miel en los labios
El Almería consiguió el empate en los últimos instantes. (Imagen: LaLiga).
Nàstic
2 2
Almería
Nàstic: Reina, Mossa, Xavi Molina, Iago Bouzón, Xisco, Tejera (Lobato, min.74), Rocha, Emaná, Rayco (Jean Luc, min.64), Palanca (Naranjo, min.53), Álex López.
Almería: Julián Cuesta, Fran Vélez, Cuéllar, Díaz, Quique, Chuli, Dubarbier, Zongo, Morcillo (Montoro, min.46), Iván Sánchez (Pozo, min.60), Lolo Reyes (Eldin, min.73).
MARCADOR: 1-0, min.2, Morcillo p.p. 1-1, min.17, Lolo Reyes. 2-1, min.27, Álex López. 2-2, min.88, Álex López p.p.
ÁRBITRO: Sr. Sagués Oscoz (comité vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Reina (min.56), Mossa (min.58), Tejera (min.69), Iago Bouzón (min.77) y Emaná (min.86) y a los visitantes Morcillo (min.25), Lolo Reyes (min.41), Montoro (min.58) y Díaz (min.61).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 16ª jornada de Segunda División disputado en el Nou Estadi ante 5.897 espectadores.

El Nàstic de Tarragona sufrió la cara más cruel del fútbol. Si la pasada semana consiguió un gol en el tiempo de añadido que le dio la victoria en Anduva, este sábado cayó en el 88' con gol en propia puerta. Eso sí, el rival, el Almería, que hasta el descanso no había prácticamente ni aparecido, mejoró mucho en los últimos diez minutos y mereció el punto que se llevó del Nou Estadi.

Los goles llegaron pronto

No se hicieron esperar. Cuando sólo se llevaban jugados dos minutos de partido, llegó el primer tanto del encuentro. Lo cierto es que desde el pitido inicial el Nàstic había comenzado con fuerza, probando en varias ocasiones la solidez de la zaga almeriense. Así las cosas, en el 2’, Palanca asistió a Achille Emaná, quien encaró al portero Julián Cuesta. El grana hizo un centro al área pequeña que acabó con gol en propia puerta de Morcillo.

El gol local provocó una reacción inmediata en el Almería, que llegaba con peligro notable a la meta de Reina. Por su parte, el Nàstic buscaba jugadas a la contra, aprovechando los espacios que dejaba el equipo andaluz y su poco contundente línea defensiva. En el 6’ un centro al área pequeña parte de Díaz fue rechazado por Iago Bouzón evitando males mayores para los suyos. Cinco minutos después y de nuevo desde la banda derecha, fue Zongo quien centró al área. Allí Diego rozó el balón y estuvo muy cerca de hacer el 1-1.

El equipo catalán no volvió a chutar hasta el 15’, cuando, tras una jugada individual de Rayco, el centrocampista Tejera chutó muy desviado a la derecha de Julián Cuesta. A continuación llegó la igualada: tras una jugada por la banda derecha, el esférico llegó rechazado a los pies de Lolo Reyes, quien, desde la frontal, batió a Reina con un disparo fuerte y bien colocado (17’).

Reacción grana

El gol del Almería avivó aún más un partido muy bueno para el espectador, ya que ambos equipos ofrecían buenas combinaciones y jugadas. Era el 24’ cuando Rayco se quedó cara a cara con el guardameta almeriense, pero el árbitro había anulado la jugada por fuera de juego. Dos minutos más tarde y tras un pase muy largo de Reina, el canario volvió a quedarse frente a Cuesta. El central Morcillo cortó la jugada y vio una amarilla, que le pareció poco a la afición local.

A la hinchada grana se le pasó rápido el enfado por el color de la cartulina que vio Morcillo, pues en el disparo de esa misma falta llegó el tercer gol del partido. Palanca fue el ejecutor del libre directo. Su disparo iba directo a la escuadra, pero Julián Cuesta, con una gran parada, evitó el gol. Pero el guardameta no pudo evitar que el rechazo quedase en el área pequeña, donde Álex López apareció para rematar al fondo de la red sin demasiada oposición (27’).

La respuesta visitante no llegó hasta el 39’, cuando Quique consiguió plantarse en el área con el balón en sus pies. Xisco Campos, contundente como suele serlo, evitó que se quedase solo ante Reina despejando el esférico a córner.

Querer y no poder

Ya en la reanudación, habiendo hecho un cambio en el descanso, el Almería puso empeño en llegar a la meta de Reina, pero no lo consiguió: querer y no poder, y es que el Almería se encuentra en una muy mala situación. Probablemente su ocasión más clara llegó en el 47’ y fue un disparo de Lolo Reyes desde la frontal que rozó el palo derecho de Reina. Después, varios centros que sobrevolaron el área de Manolo Reina sin crear demasiados problemas a la zaga grana.

Por su parte, el Nàstic tuvo más llegadas peligrosas. En el 60’ un centro de Naranjo que no pudo ser rematado por Emaná por cuestión de escasos centímetros. Dos minutos después, el centro del mismo Naranjo se paseó por el área sin que ningún jugador local lo rematase. Era ya el 72’ cuando llegó la más clara para los tarraconenses: gran jugada individual de Achille Emaná, quien cedió a Jean Luc. Este llevó la pelota hasta el área, donde fue rechazada bajo palos por un jugador local tras una serie de rebotes.

El Almería salvó un punto

En los últimos diez minutos de partido el Almería apretó más y cada vez daba más sensación de peligro. En el 78’ una falta que chutó Eldin fue atrapada por Reina, y en el 82’ Díaz, desde la frontal, rozó el palo derecho de la meta tarraconense. Más adelante, Chuli consiguió quedarse solo en el área gracias a una gran acción individual, pero su disparo fue débil y lo atrapó sin problemas Reina (85’).

El Almería empató con un gol de Álex López en propia puerta en el 88'

La tensión iba en aumento en el Nou Estadi. Y en el 88’ sucedió lo que se veía venir: el Almería consiguió un punto. En un córner que no parecía traer demasiados problemas a Reina, Álex López falló e introdujo el esférico en su propia meta. A partir de aquí, protestas por posibles penaltis a favor del Nàstic que conllevaron la expulsión de Vicente Moreno y una amarilla para Xisco Muñoz desde el banquillo y un disparo de Rocha que se fue por línea de fondo muy cerca del palo izquierdo de la meta almeriense. Así pues, con una sonora pitada al colegiado, acabó el encuentro en el Nou Estadi.


Share on Facebook