Un Nàstic poco contundente sale de Butarque con las manos vacías

Los granas comenzaron el partido muy serios, especialmente en labores defensivas, y tuvieron sus ocasiones para adelantarse. Antes del descanso, en un grave error defensivo visitante, llegó el gol de Szymanowski. En la reanudación el Leganés dio mucha más sensación de peligro y el Nàstic apenas tuvo diez buenos minutos. Así pues, Butarque sigue invicto y el Nàstic pierde tras tres jornadas sin hacerlo.

Un Nàstic poco contundente sale de Butarque con las manos vacías
El gol de Szymanowski fue el único del partido. (Imagen: LaLiga).
Leganés
1 0
Nàstic
Leganés: Serantes, Mantovani, Martín, Guillermo, Szymanowski, Soriano, Díaz, Insua, Sastre (Candela, min.77), Ramos (Peña, min.75), Gabriel (Toni, min.83).
Nàstic: Reina, Xisco Campos (Gerard Valentín, min.67), Pablo Marí, Iago Bouzón, Musa (Lobato, min.67), Xavi Molina, Rocha, Xisco Muñoz (Rayco, min.57), Naranjo, Giner, Marcos.
MARCADOR: 1-0, min.41, Szymanowski.
ÁRBITRO: Sr. Eiriz Mata (comité gallego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Gabriel (min.74) y Serantes (min.88) y a los visitantes Pablo Marí (min.51) y Ferran Giner (min.72).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 17ª jornada de Segunda División disputado en el Estadio Municipal de Butarque ante 4.157 espectadores.

El Leganés consiguió lo que buscaba. Los pepineros aprovecharon un error defensivo del Nàstic para irse al descanso por delante en el marcador. Salieron cargados de moral, incluso pudieron aumentar distancias, y se quedaron con tres puntos que hacen que Butarque siga siendo invicto. Con el 1-0, los madrileños escalan a la sexta posición con 26 puntos, los mismos que tiene el Nàstic, que es séptimo y cae de las plazas de promoción de ascenso a Primera.

Ocasiones tras un inicio de control local

Los primeros compases del partido estuvieron marcados por un claro control del equipo local, que tenía mucho más la pelota y llegaba, especialmente por las bandas, al área de Manolo Reina. El único que consiguió finalizar una de estas jugadas fue Sastre quien, desde la frontal, disparó muy por encima del larguero visitante (6’).

Conforme los minutos fueron pasando, el Nàstic se quitó de encima la presión y le discutió al Leganés la posesión del esférico. Además, los tarraconenses tuvieron varias llegadas peligrosas a la meta pepinera. En el 14’, en un contraataque, Musa tenía toda la banda izquierda por delante estando libre de marca. Corrió hasta el área y cuando entró en esta hizo un centro que acabó en nada.

Los granas tuvieron las ocasiones más claras en los primeros minutos

A continuación, el balón cayó a pies de Xisco Muñoz. El balear, en el punto de penalti, intentó acomodarse el esférico para chutar mejor, perdiendo unas milésimas de segundo claves, pues finalmente la zaga local rechazó su disparo a córner. En este mismo saque de esquina, fuerte disparo de Rocha que se fue por línea de fondo rozando el palo de Serantes (15’).

El Leganés dijo la suya

Después de esta repentina y notable mejora catalana llegó el turno de los madrileños, que también tuvieron a su favor algunas jugadas de peligro. La primera fue un centro lejano de Szymanowski que Gabriel remató de forma acrobática obligando a Manolo Reina a reaccionar, pues el disparo iba entre los tres palos (22’). Ya en el 28’, buena jugada al primer toque que acabó con Szymanowski girando sobre sí mismo y buscando puerta; Manolo Reina hizo una gran parada a mano cambiada para evitar el 1-0.

Ese buen disparo ajustado al palo izquierdo de Reina fue el aviso de Alexander Szymanowski. En el 42’ no perdonó: centro de Sastre desde la banda derecha que acabó llegando al área pequeña donde, frente a la pasividad de los centrales Xisco Campos y especialmente Iago Bouzón, Szymanowski remató de cabeza al fondo de la red para adelantar a los suyos. El Nàstic, que se había mostrado muy sólido en tareas defensivas hasta el momento, cometió un error fatal que supuso que se llegase al descanso con el resultado de 1-0.

Asedio local

En la reanudación el partido entró en una fase de control total para el Leganés. Eso sí, la primera ocasión fue para los tarraconenses: centro de Musa desde la banda izquierda que llegó a Marcos, quien remató por encima de la portería pepinera (50’). A partir de entonces, varias llegadas peligrosas del Leganés: en el 61’, por ejemplo, falta lateral que acabó con una serie de rebotes en el área pequeña y, finalmente, un despeje de la zaga grana. Dos minutos después quien remató un centro fue Szymanowski: su remate se perdió por encima del larguero.

Poco a poco, como sucedió en la primera mitad, el Nàstic despertó, aunque no por mucho tiempo. Durante unos pocos minutos los granas trenzaron algunas buenas jugadas y llegaron con cierto peligro a la meta de Serantes. En el 65’ Naranjo asistió a Marcos, quien volvió a chutar unos metros por encima del larguero pepinero.

No se movió el marcador

Los locales tuvieron numerosas llegadas peligrosas cuando los pocos buenos minutos del Nàstic terminaron. En el 76’ un centro de Díaz desde la banda derecha fue rematado con la cabeza por Guillermo rozando el palo derecho de Manolo Reina. A continuación Marcos rozó el palo derecho de Serantes con un disparo desde la frontal.

El Leganés daba más sensación de peligro, aunque ambos tuvieron ocasiones

La sensación de peligro era claramente para el Leganés, pero lo cierto es que las ocasiones llegaban desde ambos bandos. En el 86’ Szymanowski rozó el palo derecho de Reina con un disparo lejano. La réplica, casi exacta, fue un chut de Rocha que también rozó el palo, en este caso el de Serantes. Esa fue la última ocasión peligrosa del partido, que terminó con el resultado de 1-0.


Share on Facebook