El Nàstic supera al Zaragoza y se reafirma como equipo de la zona alta

Cuando el Zaragoza parecía tener el partido controlado, Jean Luc hizo el 1-0. A continuación, Reina atrapó un penalti a Ortuño, dándole a los últimos minutos de la primera parte una emoción que no había tenido el partido hasta entonces. En la reanudación un gol de Fali parecía sentenciar el partido, pero en el 85' Isaac recortó distancias. Los granas no tardaron en reaccionar: Naranjo hizo el definitivo 3-1 en el 87'.

El Nàstic supera al Zaragoza y se reafirma como equipo de la zona alta
Jean Luc marcó el primer gol del encuentro. (Imagen: LaLiga).
Nàstic
3 1
Zaragoza
Nàstic: Reina, Mossa, Pablo Marí (Xisco Campos, min.67), Xavi Molina, Calavera, Rocha, Fali, Emaná (Naranjo, min.16), Jean Luc, Palanca (Lobato, min.84), Marcos.
Zaragoza: Marc Bertrán, Vallejo, Cabrera, Isaac; Erik Morán; Dorca, Abraham; Pedro (Tarsi, min.79), Jorge Díaz (Kilian, min.65), Ortuño.
MARCADOR: 1-0, min.38, Jean Luc. 2-0, min.55, Fali. 2-1, min.85, Isaac. 3-1, min.87, Naranjo.
ÁRBITRO: Sr. Alberola Rojas (comité castellano-manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Pablo Marí (min.26), Reina (min.43) y Fali (min.47) y a los visitantes Isaac (min.8), Ortuño (min.31) y Abraham (min.51).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 18ª jornada de Segunda División B grupo 3 disputado en el Nou Estadi ante 8.103 espectadores, de los cuales más de 1.000 eran visitantes.

El Nàstic de Tarragona cierra un gran año de una gran forma: los de Vicente Moreno se impusieron a otro equipo de la zona alta, el Real Zaragoza, y demuestran así que son un equipo candidato a ocupar la zona noble de la clasificación. Con el resultado de 3-1, el Nàstic termina el 2015 con 29 puntos y, a falta de que se dispute el resto de la jornada, en la tercera plaza. Por contra, el Zaragoza es provisionalmente quinto con sus 27 puntos.

El Zaragoza fue a mejor

El partido tuvo unos primeros diez minutos muy vivos y que se jugaron prácticamente sin interrupción. Había mucha igualdad entre ambos equipos y los dos jugaban al ataque. En el noveno minuto llegó la primera jugada peligrosa del partido: falta sacada por Miguel Palanca que fue al área pequeña. Allí, Marcos remató, pero la pelota fue a parar al cuerpo de un defensor. A continuación se desencadenó una serie de rebotes que acabó con la zaga visitante despejando el balón.

Emaná se retiró lesionado en el 16’. Naranjo entró en su lugar

Conforme los minutos fueron pasando, el partido se calmó, y el Zaragoza ganó presencia en el medio del campo, intentando adueñarse de la posesión. En el 19’ hubo un centro de Jean Luc desde la banda derecha que fue a parar al área pequeña, donde no encontró rematador. A continuación llegó la réplica visitante, con un centro de Abraham que se paseó por delante de la línea de gol sin ser rematado. Poco después, en el 21’, llegó el primer disparo del partido entre los tres palos: chut de Pedro desde el área que Reina rechazó con los guantes.

Los mejores minutos

El partido estaba entrenado en una  fase aburrida, con el Zaragoza dominando el centro del campo pero sin ninguna ocasión clara. Por su parte, el Nàstic cometía muchos fallos en la salida del balón y prácticamente no llegaba a la meta contraria. Pero entonces llegó el gol. Reina sacó rápido el balón y Marcos asistió de forma perfecta a Rocha, quien fue arrollado por Bono dentro del área. El colegiado dejó seguir en lugar de señalar penalti y Jean Luc recogió el rechazo para hacer el 1-0.

Naranjo pudo hacer el 2-0 antes del descanso, pero Bono lo evitó. (Imagen: LaLiga).

El gol grana llegó cuando el equipo aragonés estaba dominando cada vez más el encuentro, y esto les afectó. Prueba de ello es que en el 42’ la zaga visitante cometió varios errores en cadena que acabaron dejando a Naranjo frente al guardameta Bono. El extremo, muy cerca del portero, chutó al cuerpo del segundo.

Pero la primera parte aún no estaba acabada, pues faltaba por llegar la jugada polémica. En la jugada posterior a una falta, Reina y Cabrera toparon, y el colegiado entendió que era penalti. Ortuño chutó la pena máxima y Reina la atrapó, acertando la trayectoria del esférico. El Nou Estadi estalló de euforia para llegar al descanso.

El segundo llegó en una jugada ensayada

El gol no se hizo esperar tanto en la segunda mitad. En el 52’ los granas avisaron: saque de esquina, el segundo del partido, que David Rocha remató bastante por encima del larguero.  Dos minutos más tarde hubo un saque de falta que el Nàstic tenía preparado: Palanca cedió para Rocha, quien chutó desde la frontal. Bono, con una buena parada, dejó el balón muerto en el área pequeña, donde apareció Fali para mandarlo al fondo de la red.

Ocasiones a cuentagotas

El segundo gol dejó aún más tocado al Real Zaragoza. A diferencia de lo que sucedió durante una gran parte de la primera mitad, el Nàstic ahora sí estaba cómodo. En el 57’ hubo una tímida reacción visitante, que acabó con un córner cabeceado débilmente por Ortuño. Reina atrapó el balón sin problemas.

Fali marcó el segundo tanto. (Imagen: LaLiga).

En el 60’ Naranjo asistió a Marcos, quien chutó fuera. Más clara fue la ocasión del visitante Díaz, pues su remate de cabeza, desde el lateral del área pequeña, se fue fuera rozando el palo derecho de Reina (65’). Con esta ocasión de gol el Zaragoza mejoró ligeramente, y, aunque sin hacer sufrir a los granas, volvió a equilibrar el encuentro.

Era el 78’ cuando Naranjo hizo una gran jugada personal que acabó con un disparo de Palanca por encima del larguero. Dos minutos después, chut de Ortuño desde la frontal que Reina atrapó lanzándose al césped.

Dos goles en dos minutos

El Nou Estadi se quedó congelado en el 85’, cuando el Zaragoza recortó distancias: Isaac, solo en el segundo palo, remató de cabeza al fondo de la red un centro desde la banda derecha. La afición grana se preparaba para sufrir en los últimos minutos, pero en el 87’ Naranjo devolvió la tranquilidad al Nàstic con un gol aprovechando que el conjunto maño buscaba a la desesperada un empate que, de esta forma, se esfumaba por completo.


Share on Facebook