Nàstic y Córdoba empatan en una oda al fútbol

Partido precioso el que disputaron este domingo a mediodía dos candidatos al ascenso a Primera División como son el Nàstic de Tarragona y el Córdoba CF. Un auténtico homenaje al fútbol que acabó con reparto de puntos y ocho goles.

Nàstic y Córdoba empatan en una oda al fútbol
El Nàstic igualó el partido en cuatro ocasiones. Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Nàstic
4 4
Córdoba
Nàstic: Reina, Suzuki, Iago, Marí, Mossa, Madinda, Aburjania (Muñiz, min.64), Emaná, Jean Luc (Marcos, min.83), Lobato (Palanca, min.59), Aníbal.
Córdoba: Razak, Rondas, Andone (Xisco, min.88), Deivid, Fidel (Pineda, min.83), Stankevicius, Ríos, Caballero, Markovic (Luso, min.70), Abel, Jonathan.
MARCADOR: 0-1, min.5, Fidel p. 1-1, min.18, Aníbal. 1-2, min.40, Andone. 2-2, min.42, Lobato. 2-3, min.44, Andone. 3-3, min.68, Palanca. 3-4, min.79, Andone. 4-4, min.86, Emaná p.
ÁRBITRO: Sr. Arias López (comité cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Jean Luc (min.5), Aburjania (min.37) y Muñiz (min.74) y a los visitantes Rodas (min.7) y Caballero (min.67). Expulsó con doble tarjeta amarilla a Deivid (min.72, min.85).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 32ª jornada de Segunda División disputado en el Nou Estadi ante 10.227 espectadores, un centenar de los cuales eran visitantes.

Prometía ser un gran partido, y no defraudó a nadie. El Nàstic de Tarragona buscaba la victoria para colocarse colíder junto con el Alavés, mientras que el Córdoba CF lo hacía para dar un golpe sobre la mesa y acercarse de nuevo a los puestos de ascenso directo. Ambos equipos dieron lo máximo de sí, se vivieron actuaciones estelares como la del visitante Florin Andone y todo acabó con ocho goles y reparto de puntos. Los tarraconenses siguen terceros a falta de que el Real Oviedo juegue su partido y los cordobeses se situan quintos, también esperando que se juegue el resto de la jornada.

El primero de muchos

Con un gran ambiente acorde al gran partido que se preveía vivir y se acabó viviendo comenzó el partido. El peligro no tardó en llegar. En el cuarto de minuto de juego los visitantes pidieron penalti por unas posibles manos de Iago Bouzón. El árbitro no hizo caso a las protestas andaluzas, pero sí lo hizo un minuto después, cuando señaló un riguroso penalti de Jean Luc. Fidel, en el 5’ y por el centro, marcó desde los once metros el primer gol del partido.

Fidel, de penalti, hizo el 0-1 | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Fidel, de penalti, hizo el 0-1 | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.

El Nàstic fue de forma inmediata a por el empate y se hizo con el control total del balón y de las ocasiones. Después de una falta que Aníbal mandó a la barrera (8’), Jean Luc hizo una gran jugada individual que acabó con una asistencia para Lobato. El ex del Barça, desde la frontal, mandó fuera el balón rozando el palo izquierdo de Razak (14’). Ya en el 18’, después de una gran jugada de combinación entre los tarraconenses, Emaná cedió para Aníbal, quien no falló y marcó su primer gol con la camiseta del Nàstic y el primero de los tarraconenses en este partido.

Aníbal hizo el empate a uno | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Aníbal hizo el empate a uno | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.

El gol de Aníbal Zurdo metió al Nàstic aún más en el partido. El equipo de Vicente Moreno se hizo con el control casi total del balón en busca de la remontada. En el 21’ Emaná chutó una falta desde la distancia y obligó a Razak a hacer una buena parada. Diez minutos después el peligro estuvo en la otra área, pues Suzuki y Reina a punto estuvieron de marcarse en propia portería. El partido era vibrante, precioso para el espectador. En el 34’ Aníbal buscó la portería cordobesa, pero su chut fue flojo y directo a las manos de Razak. El Córdoba, que comenzaba a despertar, respondió con un disparo de Markovic que rozó el larguero de Reina.

Se desató la locura

El partido, además de vibrante en las gradas, estuvo cargado de tensión sobre el césped. Algunas jugadas polémicas, pese a la insistencia del colegiado en calmar el partido, hicieron que saltaran las chispas entre los jugadores tarraconenses y los cordobeses. Este ambiente tenso pudo influir en que se vivieran unos últimos cinco minutos de partido de auténtica locura.

Palanca fue otro de los goleadores del partido | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Palanca fue otro de los goleadores del partido | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.

Todo comenzó en el 40’ cuando, aprovechando un perfecto centro de Ríos desde la banda derecha, Florin Andone perforó la portería grana y volvió a poner a los andaluces por delante en el luminoso. El Nàstic mostró su capacidad de reacción y, dos minutos después, aprovechando  un rechazo de un córner, Lobato hizo un gol de bella factura por la escuadra que devolvió el empate al marcador. Pero esto no acabó aquí porque, cuando la afición grana aún estaba celebrando la igualada, Andone aprovechó un error de la zaga local para hacer el 2-3, resultado con el que se llegó al descanso.

En el ojo del huracán

Cuando se reanudó el partido, este entró en una fase de falsa tranquilidad. Después de la locura del final de la primera parte, ambos equipos trataban de encontrar la calma en el inicio de la segunda. El primero en buscar la portería rival fue el grana Madinda con un chut raso que Razak atrapó sin demasiados problemas (47’). Tres minutos después Emaná centró al área y Jean Luc, de cabeza, remató directamente fuera aunque no sin peligro. Los visitantes, por su parte, tuvieron una clara ocasión de gol en el 52’, cuando Florin Andone remató al palo. Diez minutos después, aprovechando un centro de Aníbal, Emaná remató y su chut se paseó por la línea de gol y fregó el palo.

De vuelta a la locura

Corría el 68’ y el Nàstic veía cómo los minutos avanzaban sin que el enésimo empate llegase. Pero volvió la luz. Saque de córner del recién incorporado Juan Muñiz que se convirtió en una jugada ensayada culminada por Palanca. Otro buen gol del Nàstic que subía a un marcador que volvía a reflejar un empate. Este tanto volvió a desatar la locura en el Nou Estadi, que se volcó a por la victoria. En el 76’ Jean Luc cayó en el área pero el árbitro aplicó una ley de la ventaja que el grana no aprovechó, pues en el cara a cara se impuso el guardameta cordobés.

Quedaban sólo diez minutos por jugarse y el marcador reflejaba un empate a tres. Pero aún quedaba la última ración de locura. Era el 80’ cuando un centro desde la banda izquierda fue rematado, por quien si no, por Florin Andone. El ex del Atlético Baleares volvió a demostrar su olfato goleador con el hat-trick que volvía poner al Córdoba por delante en el marcador.

Florin Andone marcó tres tantos | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Florin Andone marcó tres tantos | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.

Todo parecía indicar que este iba a ser el resultado definitivo, pues apenas quedaban minutos por jugarse, pero no, este partido estaba destinado al empate. Cuando quedaban cinco minutos para el final Aníbal cayó en el área y el colegiado señaló penalti de Deivid, quien fue expulsado al ver la segunda amarilla. Achille Emaná tomó la responsabilidad y no falló. 4-4 y, esta vez sí, empate definitivo.

Emaná hizo el octavo gol del partido | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.
Emaná hizo el octavo gol del partido | Foto: Jordi Echevarria | VAVEL.