El ascenso grana no llega por la vía rápida

Los jugadores granas se marcharon ovacionados por una afición que agradeció el esfuerzo de una gran temporada, pero, pese a ello, lo cierto es que las cosas no salieron bien para el Nàstic de Tarragona: ni consiguieron ganar al Alavés ni el Leganés se dejó puntos en Miranda -las dos condiciones necesarias para que el equipo grana ascendiera.

El ascenso grana no llega por la vía rápida
El Nàstic deberá jugar la promoción de ascenso a Primera. Foto: LaLiga
Nàstic
1 1
Alavés
Nàstic: Reina, Gerard, Mossa, Xavi Molina, Lobato (Marcos, min.63), Aníbal (Jean Luc, min.52), Suzuki, Tejera, Madinda, Emaná (Manolo Martínez, min.86), Naranjo.
Alavés: Pau Torres, Carpio, Laguardia, Pacheco (Guichón, min.81), Sergio Mora, Iñaki, Borda, Toquero, Kiko (Barreiro, min.68), Bernadello, Llamas (Juli, min.59).
MARCADOR: 1-0, min.65, Xavi Molina. 1-1, min.89, Barreiro.
ÁRBITRO: Sr. Eiriz Mata (comité gallego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Gerard (min.84) y Naranjo (min.89) y a los visitantes Llamas (min.11) y Bernardello (min.44).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 42ª de la Segunda División disputado en el Nou Estadi ante 12.896 espectadores, de los cuales más de una cincuentena eran visitantes.

Si el ascenso grana llega, será más tarde. No será por la vía rápida, pues ni el Nàstic fue capaz de imponerse al líder y ya ascendido Deportivo Alavés ni el Mirandés fue capaz de evitar una victoria del CD Leganés, que acompañará a los vascos en Primera División. Los granas comenzaron con mucha fuerza y ocasiones el partido, y merecieron un gol que no llegó. Superado el ecuador de la primera mitad, el Alavés mejoró y disolvió el control tarraconense. En la segunda mitad marcó Xavi Molina y dio esperanzas a la afición grana, pero el Mirandés no marcó -pese a las falsas alarmas que se escucharon en el Nou Estadi- y, para más inri, Barreiro igualó el partido en el último minuto del tiempo reglamentario.

Inicio trepidante

Era de esperar. El Nàstic de Tarragona necesitaba la victoria (además de que el Leganés no ganase en Miranda de Ebro) para conseguir el ascenso directo. Así pues, los de Moreno salieron a por todas desde el pitido inicial, y prueba de ello son las numerosas ocasiones que tuvo el equipo grana. Eso sí, en todas estas llegadas de peligro, la puntería no acompañó al Nàstic.

El Nàstic tuvo numerosas ocasiones | Foto: LaLiga
El Nàstic tuvo numerosas ocasiones | Foto: LaLiga

La primera ocasión llegó en el 6’ y, contrariamente a lo dicho, fue visitante. Fue un disparo de Pachecho desde la frontal que se marchó ligeramente por encima del larguero de Pau Torres. El Nàstic respondió a continuación con dos saques de esquina lanzados por Sergio Tejera en los que creó mucho peligro. En el 8’ el rechazo del córner fue recogido por Xavi Molina, quien chutó fuera pero muy cerca de marcar el 1-0.  Poco después, el balón lo recogió Lobato y Aníbal lo estrelló contra el palo.

Las ocasiones se sucedían y el Nàstic perdonaba. En el 13’ Naranjo asistió a Lobato, quien chutó y vio como el guardameta Pau Torres atrapaba su disparo. Sólo un minuto después tuvo lugar la segunda llegada de peligro del Deportivo Alavés. El autor volvió a ser Pachecho, esta vez con un chut más lejano y que atrapó sin problemas Manolo Reina.

Dejando a un lado la ocasión del palo, en el 17’ el Nàstic tuvo a su favor otra clarísima. Un error de la zaga vasca propició que Emaná se quedase solo ante el portero visitante. Incompresiblemente y para decepción de los más de 12.000 aficionados locales, el camerunés no encontró portería. Cinco minutos después el camerunés se convirtió en el asistente para Aníbal, quien encaraba la portería visitante cuando apareció Laguardia para quitarle el balón de los pies.

Una vez superado el ecuador de la primera mitad, el guión del partido cambió. La total y absoluta superioridad grana desapareció y el Alavés comenzó a aparecer sobre el césped del Nou Estadi. Aunque sin apenas ocasiones, lo cierto es que el conjunto de Bordalás, que ya es de Primera División, creó peligro en el área grana hasta el descanso.

Una de cal y otra de arena

Cuando comenzó la segunda mitad una mala noticia llegó al Nou Estadi: el Leganés se adelantaba en Anduva, cosa que imposibilitaba el ascenso grana fuese cual fuese el resultado de su partido. El Nàstic reapareció en el 64’ con una triple ocasión que Pau Torres rechazó en tres ocasiones: los chuts de Marcos, Naranjo y Emaná -prácticamente consecutivos-, los rechazó el portero en una muestra de grandes reflejos.

Las condiciones necesarias para el ascenso grana no se cumplieron | Foto: LaLiga
Las condiciones necesarias para el ascenso grana no se cumplieron | Foto: LaLiga

Sólo un minuto después, en el 65’, llegó la buena noticia para la afición tarraconense. Rematando un córner desde el primer palo, Xavi Molina adelantó al Nàstic e hizo creer a la afición tarraconense. La hizo creer hasta tal punto que en el Nou Estadi hubo dos falsas alarmas de gol del Mirandés. Hasta en dos ocasiones el estadio grana cantó un inexistente tanto del Mirandés, y es que la atención del partido del Nou Estadi estaba en lo que sucedía en Anduva.

Final con cambios

La atención no se volvió a centrar en el césped del feudo grana hasta los últimos cinco minutos. En el 85’ Naranjo chutó desde la frontal y Pau Torres atrapó el disparo. A continuación, aprovechando el rechazo de un córner, Jean Luc disparó a puerta y la pelota se marchó ligeramente desviada a la derecha del guardameta vasco. Ya en el 89’, también como consecuencia de un saque de esquina, Barreiro marcó el empate a uno, que dejaba al Nàstic aún con menos opciones de ascenso directo. En el tiempo de añadido Naranjo tuvo una buena ocasión para darle ilusión a los granas, pero Pau paró el balón.


Share on Facebook