Osasuna se vuelve a imponer al Nàstic y acaba con el sueño grana

El Nàstic de Tarragona lo tuvo cerca. De hecho, comenzó adelantándose en el marcador. Pero errores en defensa en los momentos claves -especialmente en jugadas a balón parado- y una suerte que le fue esquiva provocó que al inicio de la segunda mitad la eliminatoria ya estuviera decidida. Osasuna jugará la final contra el Córdoba o el Girona y el Nàstic debe conformarse con una temporada casi perfecta que acaba sin premio.

Osasuna se vuelve a imponer al Nàstic y acaba con el sueño grana
Osasuna jugará la final, mientras que el Nàstic se queda sin opciones de ascenso | Foto: LaLiga.
Nàstic
2 3
Osasuna
Nàstic: Reina, Gerard, Xavi Molina, Suzuki, Mossa, Tejera, Madinda (Muñiz, min.59), Lobato (Jean Luc, min.51), Naranjo, Emaná, Álex López.
Osasuna: Nauzet Pérez, Javier Flaño, Tano, Miguel Flaño, David García, Oier (Unai García, min.60), Merino, Roberto Torres, Manuel, Kenan Kodro (Nino, min.71), De las Cuevas (Maikel, min.63).
MARCADOR: 1-0, min.7, Naranjo. 1-1, min.33, David García. 1-2, min.53, Javier Flaño. 1-3, min.73, Merino. 2-3, min.78, Muñiz.
ÁRBITRO: Sr. Cordero Vega (comité cántabro). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Xavi Molina (min.27), Gerard (min.36), Tejera (min.37), Madinda (min.52) y Muñiz (min.75) y a los visitantes Merino (min.36), Tano (min.37), Miguel Flaño (min.57) y Unai García (min.61).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la promoción de ascenso a Primera División 2015/16 disputado en el Nou Estadi ante 12.906 espectadores, de los cuales unos 500 eran visitantes.

No hubo premio para el Nàstic de Tarragona. El equipo de Vicente Moreno, que acabó la temporada regular en la tercera posición, ha caído eliminado en las semifinales de la promoción de ascenso a Primera en las manos de un CA Osasuna eficaz, que supo aprovechar sus oportunidad y sobre todo supo aprovechar los errores del Nàstic a balón parado. Así pues, el Nàstic se queda sin premio mientras Osasuna pasa a la final, donde se enfrentará al Córdoba o al Girona.

El gol de la ilusión

El CA Osasuna tuvo la primera oportunidad del encuentro cuando apenas se llevaban jugados unos segundos del partido. Kodro se quedó ante el portero grana y su chut, con potencia suficiente, fue rechazado por el guardameta Manolo Reina. No obstante, fue el Nàstic el equipo que saltó con más intensidad al terreno de juego. Los de Vicente Moreno, conscientes de la necesidad de marcar pronto para obrar la difícil remontada, fueron desde el inicio a por el primer tanto.

Naranjo adelantó al Nàstic en el 7' | Foto: LaLiga.
Naranjo adelantó al Nàstic en el 7' | Foto: LaLiga.

En el minuto 5 Cristian Lobato centró el balón desde la banda derecha del ataque local y apareció Nauzet con una manopla providencial para sus intereses. El balón quedó en la frontal, donde Sergio Tejera disparó a puerta. La pelota llevaba una buena trayectoria para sorprender al portero navarro, pero tocó en un zaguero de Osasuna y se marchó muy desviada. Sólo dos minutos después llegó el gol: desde la misma banda derecha centró Gerard Valentín y Naranjo, con la cabeza, hizo el 1-0 y provocó un estallido de alegría en el Nou Estadi.

No se habían jugado ni diez minutos y el 1-0 colocaba a los catalanes a un solo gol del pase a la final (el 2-0 les valía para pasar). Los granas mantuvieron el control del partido y tenían más llegadas peligrosas, pero Osasuna consiguió, poco a poco, calmar el  partido y evitar el segundo gol local. De hecho, en el 8’, Roberto Torres estuvo a punto de marcar desde la frontal aprovechando el rechazo de un córner.

Osasuna resistió y marcó

En una jugada a balón parado el Nàstic dio un paso atrás en el camino hacia el ascensoEl Nàstic jugaba con el corazón, poniendo todas sus fuerzas en busca del segundo gol, pero le costaba llegar a la meta defendida por Nauzet Pérez, y es que los navarros consiguieron igualar la posesión y le quitaban poco a poco oxígeno al Nàstic. En el 21’ estuvieron a punto de empatar con un gol fantasma en una falta, pero el colegiado había anulado la jugada por fuera de juego.

Cuando se cumplió la primera media hora de juego el CA Osasuna volvió a alertar, esta vez con un disparo lejano de De las Cuevas que Manolo Reina atrapó en dos tiempos. Tres minutos después, no hubo perdón. En una jugada a balón parado, como ya pasó en El Sadar, el Nàstic dio un paso atrás en el camino hacia el ascenso. Osasuna puso rápidamente en juego una falta que acabó con centro de De las Cuevas para David García, quien marcó el empate como había marcado el 1-0 Naranjo: alzándose por encima de la defensa y rematando de cabeza.

Osasuna consiguió controlar el partido y encontró el gol | Foto: LaLiga
Osasuna consiguió controlar el partido y encontró el gol | Foto: LaLiga.

A partir de este gol osasunista el encuentro comenzó a ensuciarse. Varios enfrentamientos entre los jugadores y una actuación arbitral que no solventó el problema sino que lo empeoró fueron la causa. La última ocasión de la primera mitad llegó en el 42’: centro desde la banda izquierda de Mossa que Álex López cabeceó y mandó por la línea de fondo rozando el palo izquierdo de la meta navarra.

Javier Flaño mató la eliminatoria

Como ya había sucedido en el arranque del encuentro, el Nàstic de Tarragona salió en busca del gol con todas sus fuerzas. Ocasiones no la faltaron, pero sí el gol. En el 48’ Sergio Tejera sacó una falta que se paseó por el área de Osasuna. El balón fue rebotado varias veces de un costado al otro del área sin que ningún jugador grana fuese capaz de rematarlo al fondo de la red. Casi de forma seguida, Naranjo, gracias  a una buena jugada individual, se quedó ante Nauzet Pérez, pero no se decidió a disparar y cuando lo quiso hacer era demasiado tarde. Un minuto después el balón volvió a pasar sobre la misma línea de gol de la portería de Osasuna. El Nou Estadi se desesperaba.

Osasuna espera a su rival en la final: Córdoba o Girona | Foto: LaLiga
Osasuna espera a su rival en la final: Córdoba o Girona | Foto: LaLiga.

El CA Osasuna respondió con una jugada al contraataque terminada por Kenan con un disparo que se marchó bastante desviado (50’). Ya en el 53’, la afición nastikera pasó de la desesperación a la tristeza. Aprovechando una gran jugada en el área contraria y una exquisita asistencia de tacón, Javier Flaño mandó el balón a la escuadra de un Manolo Reina que nada pudo hacer para que el gol subiera al marcador y con él Osasuna sentenciara la eliminatoria.

Dos goles más

Con el resultado de la eliminatoria totalmente decidido, ambos equipos se relajaron en defensa. Además, Osasuna cedió el balón al Nàstic, que buscaba mejorar el resultado por honor. No obstante, en el 73’ y aprovechando el rechazo de una falta, Merino marcó el 1-3 desde el área pequeña. Cinco minutos más tarde fue cuando llegó el gol grana: después de una buena jugada en el área rival, Juan Muñiz hizo el gol del honor grana, aunque no consiguió evitar la derrota.