Empate a nada entre Nàstic y Huesca

El Nàstic ofreció una mala imagen y no mereció llevarse los tres puntos. La posesión sí fue para los locales en buena parte del encuentro pero el Huesca se supo defender y se lleva un merecido punto de Tarragona.

Empate a nada entre Nàstic y Huesca
Foto | LFP
Gimnàstic de Tarragona
0 0
SD Huesca
Gimnàstic de Tarragona: Reina; Gerard, Suzuki, Perone, Bouzón, Mossa; Cordero, Luismi, Muñiz (Juan Delgado, min.57); Emaná (Uche, min.74) y Barreiro (Álex López, min.55)
SD Huesca: Herrera; González, Carlos David, I.López, Jai; Brezancic; Aguilera, D.López (Ferreiro, min.60), Sastre; Borja (Vinicius, min.73) y Camacho.
ÁRBITRO: Eiriz Mata (comité andaluz). Mostró cartulina amarilla a Álex López (min.85), por parte local, y a Carlos David (min.35), Borja (min.72) e Íñigo López (min.85), por parte visitante.
INCIDENCIAS: Encuentro de la vigésima segunda jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 5.612 espectadores.

Empate a 0 entre Nàstic y Huesca en un partido que sin duda nadie recordará como una oda al fútbol. Los dos equipos han planteado onces más bien defensivos, y las defensas han vencido a los ataques correspondientes, en todo el transcurso de los noventa minutos.

Juan Merino ha presentado prácticamente el mismo once que utilizó en el Anxo Carro de Lugo y que tan buen resultado le dio, con la misma formación (5-3-2) y un único cambio obligado, el de Tejera por acumulación de tarjetas. Una baja muy importante para los tarraconenses, que ha sido suplida por Juan Muñiz, que con la llegada de Merino al banquillo ha perdido la titularidad. Hoy mismo también conocíamos la baja de última hora de Stephane Emaná, que anotó por partida doble en Lugo, por un golpe en el entrenamiento del viernes. El Huesca por su parte también presentaba novedades importantes. De entrada, un cambio de formación, también con cinco defensas. Además, Antonio Anquela ha tenido que suplir las bajas de jugadores vitales para su esquema como son Melero, Akapo y sobretodo Samu Saiz. 

Igualdad máxima

El partido ha arrancado sin un dominador claro, aunque si es cierto que la posesión ha sido principalmente para el Nàstic. La primera ocasión del partido se hizo esperar. En el minuto 19, Muñiz hizo gala de su principal habilidad, el libre directo, intentando sorprender desde muy lejos a Herrera, que desvió el balón a córner. El Huesca respondióa cinco minutos después con una jugada muy elaborada entre Camacho y Borja Lázaro, que finalmente culminó David López disparando a bocajarro, pero Luismi apareció y consiguió despejar el balón. Los siguientes minutos transcurrieron sin oportunidades claras, pero con un Huesca que poco a poco entraba más en el partido, principalmente mediante Camacho.

En los últimos diez minutos de la primera parte el ritmo del partido aumentó, con ocasiones importantes por ambos equipos. En el 38 la tuvo Cordero, que mandó el balón desviado tras una gran combinación con Emaná, que fue prácticamente el único jugador sobre el terreno de juego que no paró de intentar romper líneas. Acto seguido fue el propio Emaná el que disparó muy flojo y al centro de la portería sin causar ningún problema a Herrera. A la siguiento jugada, Camacho se ha sacado de la nada un disparo potentísimo que Reina ha conseguido atrapar. Así llegábamos al término de los primeros 45 minutos, con un justo empate que ya nos hacía prever que si no cambiaban las cosas, solo una jugada aislada podría desequilibrar el marcador. 

Sin reacción en la segunda parte

Sin ningún cambio en el descanso, la primera ocasión de la segunda mitad llegó en un disparo de Cordero en el interior del área que se marchó alto. Juan Merino no tardó en mover ficha e introdujo en el minuto 55 a Álex López por Manu Barreiro, que no entró demasiado en juego. Un minuto después llegó la segunda sustitución del Nàstic. Delgado, que volvía de su sanción de 4 partidos, ocupó el lugar de Juan Muñíz. El chileno destacó con algunas acciones habilidosas aprovechando su velocidad y calidad que se le presupone y que todavía no ha demostrado.

Sin embargo, el bagaje ofensivo de los de Juan Merino fue muy pobre durante la segunda parte. Una de las pocas llegadas claras en todas la segunda parte llegó en el 80', en una falta lateral que acabó cayendo a los pies de Carlos David, que remató como pudo muy desviado. En cambio, el Nàstic no consiguió asediar la portería del Huesca. Podemos rescatar prácticamente la única incursión efectiva de Valentín por banda, que centró a Álex López, que no pudo dirigir su remate a portería. Aunque la posesión sí fue para los grana en los compases finales, ninguno de los atacantes propuso nada meritorio para llevarse los tres puntos. En el último minuto los aragoneses habrían podido congelar el Nou Estadi con un disparo de Vinicius en la frontal del área que obligó a Reina a lucirse para salvar un punto para el Nàstic. 

Al término de los 90 minutos, reparto de puntos más que justo para ambos equipos, necesitados de puntos. El Nàstic no conseguirá salir del descenso y a falta de la jornada de domingo, se queda a 2 puntos de la permanencia. Complicadísima salida la siguiente semana en el estadio del líder de la Segunda División, el Levante.


Share on Facebook