No hay manera de arrancar

El Nàstic no logra encadenar resultados positivos y puede quedarse a 7 puntos de la permanencia dependiendo de los resultados del domingo. Los de Merino tuvieron una triple ocasión clarísima en el 86' pero la suerte no estuvo de cara de los locales.

No hay manera de arrancar
Foto | LFP
Gimnàstic de Tarragona
1 1
AD Alcorcón
Gimnàstic de Tarragona: Reina; Suzuki, Perone, Molina, Mossa; Tejera, Luismi; Delgado (Barreiro, min.72), Cordero (José Carlos, min.46), Lobato (Emaná, min.47); y Stephane Emaná.
AD Alcorcón: Dmitrovic; Nelson, Owona, Navarro, Bellvís; Toribio, Bakic (Víctor Pérez, min.60); Kadir, P. Pérez (Alejo, min.72), Luque (Álvaro G.C, min.31); y David Rodríguez.
MARCADOR: 1-0, min.14. Delgado. 1-1, min.36: Bakic.
ÁRBITRO: López Amaya (comité andaluz). Mostró cartulina amarilla a Mossa (min.55) y Molina (m.66), por parte local, y a Owona (min.26), Bakic (min.40) y Bellvís (min.89), por parte visitante.
INCIDENCIAS: Encuentro de la vigésima quinta jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 5.043 espectadores.

El Nàstic no pudo pasar del empate ante el Alcorcón y va a cumplir una vuelta completa como último clasificado. Fue un partido muy igualado, que si lo trasladáramos al boxeo quizás se hubiera llevado el Nàstic por puntos, pero lo cierto es que no aprovechó las ocasiones que creó y ésto se paga muy caro en Segunda División.

Juan Merino planteó un once con novedades inesperadas. La mayor sorpresa, la suplencia de Achille Emaná, que desde su llegada siempre había sido titular y decisivo para el juego tarraconense. También vimos como volvían a la titularidad Lobato, que llevaba muchas semanas con molestias, y Xavi Molina. Por último, Stephane Emaná sí empezaba de inicio en la punta de ataque, en lo que era su primera titularidad esta temporada en liga.

Buen inicio del Nàstic

El Nàstic salió muy enchufado al partido, consciente que solo le valía la victoria. Así pues, el Alcorcón notó la presión de los locales en la salida de balón, que dominaban el partido por completo. Este dominio no tardó en transformarse en el primer gol de la tarde, que llegó en el minuto 15. En una falta lejana que no parecía peligrosa, Perone bajó el balón de cabeza al corazón del área. Delgado, que esperaba la dejada del central brasileño, remató de volea y colocó el primero en la cuenta del Nàstic. Segunda jornada consecutiva viendo portería para Juan Delgado, que va demostrando con cuentagotas porque se desembolsó medio millón de euros. 

El Nàstic perseveró en su dominio del juego y siguió controlando el partido con claridad. Incluso puedo haber roto el partido en dos ocasiones con un segundo gol. Primero, un remate de Cordero de cabeza que se marchó desviado y después con un libre directo a la frontal del área que Luismi chutó centrado y sin potencia.

Rección del Alcorcón

El Nàstic se sentía cómodo sobre el campo, mientras que los visitantes parecía que no encontraban la fórmula para crear peligro a la portería de Manolo Reina. Sin embargo, el partido cambió radicalmente en cuestión de pocos minutos. Julio Velázquez decidió hacer un cambio en el minuto 33, dando entrada a Giménez por Luque. El cambió animó al Alcorcón, que tres minutos después igualaron la contienda con un golazo de Bakic, que recogió el rechace de la defensa grana en una falta y mandó una volea imparable para Reina. 

Lo cierto es que el Alcorcón se encontró con un premio demasiado valioso por lo que había hecho hasta el momento sobre el césped. El gol reactivó a los visitantes, que empezaron a crecer con buenas combinaciones entre sus mejores jugadores, como David o Kadir.

Cambios tempraneros

Merino no tardó en mover ficha en la segunda parte. En el minuto 47 ya había dado entrada tanto a José Carlos como a Achillé Emaná. Precisamente José Carlos pudo haber desecho la igualada con un libre directo lejano, que se envenenó y finalmente tuvo que desviar Dmitrovic a córner. La siguiente ocasión surgió de una combinación entre los hermanos Emaná. Achillé asistió a Stephane en profundidad, pero el delantero mandó su volea por encima del travesaño. El Alcorcón no se acobardó y también dispuso de una oportunidad clarísima en un remate a bocajarro de Kadir que salvó Reina magníficamente. Después del tramo de dominio del Alcorcón, el Nàstic, poco a poco, volvió a tomar las riendas del partido, lanzándose a por los tres puntos, necesarios para meter presión a sus rivales directos. 

Lanzados al ataque

En los minutos finales los locales buscaron con insistencia la victoria con centros laterales y combinaciones internas con Emaná como protagonista. Pero faltó precisión en todos esos pases y centros. En el minuto 86 el Nàstic tuvo una triple ocasión clarísima. Primero, Manu Barreiro, que había entrado 74, remató flojo ante la parada de Dmitrovic, después, el disparo de Emaná fue bloqueado en el área pequeña por un defensa visitante, y por último el remate de Tejera también fue desviado por Dmitrovic, que salvó a su equipo de la derrota.

Finalmente 1-1 en el marcador y una jornada más en el farolillo rojo de la clasificación. El Nàstic podría quedarse a 7 puntos de la permanencia dependiendo de los resultados del domingo, distancia que sería difícilmente salvable dada la dinámica de los tarraconenses.

Gimnàstic de Tarragona