Manolo Reina, el mejor ante el Zaragoza

El portero de Villanueva del Trabuco fue el mejor ante los aragoneses con dos paradas de mucho mérito en los últimos minutos que mantuvieron el 1-2 final

Manolo Reina, el mejor ante el Zaragoza
Manolo Reina fue el mejor del Nástic en una victoria vital de los de Juan Merino | Fuente: gimnasticdetarragona.cat

El portero malagueño del Nástic de Tarragona, Manolo Reina, ha sido escogido como el mejor jugador del partido ante el Zaragoza. La decisión se ha tomado mediante una encuesta en la cuenta de Twitter @Nastic_VAVEL

Manolo Reina está teniendo grandes actuaciones desde su vuelta a los terrenos de juego y, sobre todo, con Juan Merino. El de Villanueva del Trabuco tuvo una magnífica actuación que le mereció el reconocimiento de la afición. El partido empezó con un gol tempranero en el que el portero no pudo hacer nada más que ver entrar el balón. Durante el transcurso del partido, el grana no tuvo mucha faena, solo alguna actuación con buenas paradas a disparos poco peligrosos para la portería grana. 

Últimos minutos perfectos

En los últimos minutos, el portero sacó a relucir sus mejores reflejos. Por casualidad, las dos mejores paradas de Reina vinieron después de dos faltas en la frontal del área grana. La primera fue una buena parada. Zapater  disparó un testarazo que Reina, haciendo gala de uno magníficos reflejos, pudo despejar.  Éste, quedó muerto en el área pero después de una serie de rebotes y un travesaño, la defensa grana lo pudo despejar. La siguiente parada de mérito fue a escasos minutos para acabar el partido, cuando el portero sacó un disparo de Fran que, de no ser por la intervención de Reina, el luminoso hubiera reflejado un 2-2. 

En un ambiente hostil 

En todo momento, La Romareda hizo notar su descontento con Reina, pues la afición maña no paraba de silbarle cada vez que tocaba el balón. El motivo de tal enfado se encuentra en la temporada pasada, en el partido Zaragoza - Nástic. El árbitro pitó un penal favorable a los zaragozanos en el minuto 90 de partido. Si este entraba, el partido hubiera acabado en empate y hubiese sido un mal resultado para el Nástic, que por ese entonces se jugaba mucho en cada partido. Reina, conocedor de eso, hizo todo lo posible para distraer al lanzador de ese penalti, Manu Lanzarote. Y vaya si lo consiguió. El penalti se fue alto y los tres puntos para Tarragona. 


Share on Facebook