En el nombre del gol, Quique

El vallisoletano vino a Osasuna a no parar de anotar, pero la suerte no le ha acompañado hasta el momento.

En el nombre del gol, Quique
Quique entrenando | Foto: Osasuna

Quique González Casín, natural de Valladolid, de 1,75 metros, y 67 kilos de peso, esa sería una descripción, quizás escasa, pues el delantero vallisoletano es mucho más que eso, Quique es un trabajo, un trabajo incansable en 90 minutos, y por encima de todo, Quique es un jugadorazo.

Recorrido

La pasada temporada, anotando 16 goles, al igual que en la 15/16 le valieron para fichar por Osasuna, con un propósito claro, ascender al equipo, y ser protagonista de tal ascenso.

En Osasuna, Quique se encontró con otros dos delanteros, David Rodríguez, Y Xisco Jiménez. Pese a que Quique tiene ya dilatada experiencia, tanto el balear como el talaverano actúan de maestros con el vallisoletano, pues no hemos de olvidar, que ellos dos, David y Xisco, llevan años jugando, y en nombre del gol, por diferentes categorías, equipos y países.

Quique, tan sólo lleva 3 goles, repartidos en dos competiciones, aunque si bien es cierto, que su aportación al equipo no sólo se resume a eso, Quique tiene más importancia en los esquemas de Diego Martínez de lo que pueda aparentar.

Las mezclas sí son buenas

1-Complementa a Xisco

La dupla Xisco-Quique es una de las duplas que puede alinear el técnico vigués, y seguramente la que mejor funcione, pues Xisco, es jugador tanque, a lo que se llama un “nueve puro”, y es ahí donde saca partido Quique, los centrales se quedan con Xisco, y Quique tiene libertad total en zona de ataque.

2-Con David

Otra de las opciones de Diego Martínez para alinear a Quique es con David Rodríguez, una dupla muy similar, pues ambos jugadores son de alta movilidad, y varían en posiciones de ataque. Además, cuando coinciden en ataque, además de la faceta ofensiva, la garra del talaverano y del vallisoletano hace que la presión del equipo al conjunto rival empiece nada más perder balón en tres cuartos de cancha.

3- Los tres mosqueteros

La opción más radical que puede utilizar Diego Martínez, juntar a los tres delanteros al mismo tiempo.

No es un hecho insólito, pues ya ha ocurrido durante la temporada. Quique jugando de hombre libre, David abierto en banda, y Xisco de referencia.

Pero en todos esos casos, hay un denominador común, que es Quique González, pues el jugador vallisoletano es un jugador diferente, de excelso golpeo, de recio carácter, pero hasta el momento la suerte no le ha acompañado cara a puerta, si eso cambia, seguro que Osasuna cambiará, y escalará puestos, y Quique volverá a tener las cifras anotadoras por las que vino a Osasuna.