Bakambu impone la lógica

El Villarreal CF sentencia la eliminatoria en quince minutos mágicos en los que metió tres goles y deja muy tocada físicamente a una SD Ponferradina que solo pudo mantener su ventaja durante la primera parte. Sansone, Cidoncha y Fernando Román, lesionados.

Bakambu impone la lógica
"Bakambu firmó el pase a octavos del Villarreal con dos goles en diez minutos ante la SD Ponferradina" / Foto: @SDP_1922
Villarreal CF
3 0
SD Ponferradina
Villarreal CF: S. Asenjo; Rukavina, Víctor Ruiz, Pau, J. Costa; Raba, Rodrigo, Chuca; Bakambu (Trigueros, min.74), Soriano (Bacca, min.54), Sansone (Fornals, min.12)
SD Ponferradina: Dinu; Jon García, Álvaro Moreno, Fernando Román (Ríos Reina, min.49), Saúl; Cidoncha (Pallarés, min.55), Iago Díaz, Andy, Jorge García (Isi, min.65); Yuri, Caiado
MARCADOR: 1-0, min. 46, Bakambu; 2-0, min. 62, Bakambu; 3-0, min. 64, Bacca.
ÁRBITRO: Jaime Latre (Col. Aragones). Amonestó con tarjeta amarilla a Roberto Soriano (min.31)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Estadio de la Cerámica ante la presencia de 10.891 espectadores.

La SD Ponferradina y su entrenador, Carlos Terrazas, tenían la ilusión de recuperar en el Estadio de la Cerámica la confianza perdida jornada tras jornada en la 2ª División B. El resultado de la ida, un 1-0 marcado por el golazo de falta de Cidoncha y la inoperancia ofensiva de los amarillos daba alas a la Deportiva que desde el primer momento buscó meter un tanto que les sellara el billete a octavos de Copa. Durante los partidos del miércoles Numancia, Lleida y Formentera demostraron a los blanquiazules que la machada era improbable pero no imposible. Ese gol de la Deportiva no llegó y la esperanza de los visitantes duró 46 minutos. Justo el tiempo que tardó Bakambu, hoy titular, en perforar la portería de Dinu en una jugada en la que el balón voló entre los futbolistas del Villarreal y sorprendió a la adelantada zaga berciana. En el primer cuarto de hora de la segunda parte otra vez el africano y el colombiano Carlos Bacca impusieron la lógica en el marcador y en la eliminatoria, dejando tocada a una SD Ponferradina que se despide de la Copa. 

Jaume Costa subió una y otra vez la banda izquierda y asistió en el tercer gol a Bacca / Foto: @VillarrealCF
Jaume Costa subió una y otra vez la banda izquierda y asistió en el tercer gol a Bacca / Foto: @VillarrealCF

Con los titulares pero sin goles

No se fiaba Calleja. La mejor noticia para el Villarreal CF era la vuelta a las porterías de Sergio Asenjo tras su enésima lesión de rodilla. El arquero palentino volvía a los campos de juego y se le vio seguro en las escasas ocasiones en las que los Yuri, Pallarés y compañía le pusieron en aprietos. Con un mediocentro de origen Grogueta, los locales se encomendaron a su tridente, Bakambu, Soriano y Sansone. En frente, Terrazas salía con todo, dando la titularidad a su equipo de gala en su ya habitual esquema de 3-3-3-1. 

La ansiedad del Submarino amarillo crecía a la misma velocidad que el transcurso del cronómetro que se paró a los 45 minutos con idéntico resultado: 0-0. La Deportiva seguía viva mientras los locales tenían una doble preocupación; el devenir del partido y la lesión de Sansone. Los canteranos Chuca y Rodri trataban de marcar territorio desde la larga distancia pero sin fortuna y los de Terrazas esperaban agazapados para cazar una contra aprovechando la velocidad de Saúl o Caiado. En una de esas aisladas respuestas Yuri marró una contra en la que tenían superioridad lanzando por encima de Asenjo. 

Un cuarto de hora mágico basta 

Nada más comenzar la segunda parte el Villarreal CF encontró lo que había buscado durante toda la primera mitad; el gol que empataba la eliminatoria. Un saque en largo de Víctor Ruiz era cabeceado en el centro del campo por Raba y sin que el esférico tocara el suelo Fornals prolongaba, también de un testarazo, al delantero africano Bakambu que pilló a los dos centrales de la SD Ponferradina a contra pie. En el uno contra uno el congoleño amagó, sentó a Dinu y definió con soltura. El rumano solo pudo lamentarse y resoplar ante lo que se le venía encima. La exigencia física era máxima para los visitantes. Tanto, que en esa misma jugada Fernando Román se lesionó tratando de frenar al pichichi castellonense.  

Terrazas permutó el esquema dando entrada a Ríos Reina, un lateral de largo recorrido, reculando a Andy al eje de la defensa. El experimento no funcionó. Apenas diez minutos después del primer gol el propio Bakambu celebraba, peluca incluida, el segundo de la noche. A la salida de un corner Raba entró con todo desde el punto de penalti y su testarazo, que era medio gol, lo detuvo Moldovan. La fortuna hizo caer el balón en la espuela de Bakambu, metiendo balón y jugador en el fondo de las redes. Los aficionados del Submarino Amarillo respiraban, por fin, con cierto alivio a pesar del hecho tangente de que un gol de la Ponferradina les eliminaba todavía. 

Andy y Jorge García trataron de evitar, sin éxito, que Rodri llevara la manija del partido / Foto: @VillarrealCF
Andy y Jorge García trataron de evitar, sin éxito, que Rodri llevara la manija del partido / Foto: @VillarrealCF

Eran los mejores minutos del "Submarino Amarillo" que iba con todo para sentenciar su pase a los octavos de final de la Copa. Javier Calleja sacó toda su artillería con la entrada de Carlos Bacca dispuesto a aumentar diferencias con el equipo berciano. Mientras, a Terrazas se le acumulaban los problemas con una nueva lesión, esta vez de Cidoncha, que le obligaba a meter a Pallarés. La intensidad de los castellonenses enseñó las costuras de un equipo que deambula sin rumbo por la 2º B, más cerca del descenso a Tercera que de recuperar su puesto en la Liga 1,2,3. 

Cumplida la hora de partido Bacca despertó de forma brusca, violenta y despiadada a la SD Ponferradina de su sueño. Dos jugadas después del 2-0, con la Deportiva todavía lamiéndose las heridas, Bacca recibió de espaldas, le rompió la cadera a Álvaro Moreno con un control al primer toque y definió, con la frialdad de los grandes delanteros, ante un Dinu sobrepasado

Sergio Asenjo volvía a las canchas y tuvo que salvar alguna ocasión peligrosa de la Ponfe / Foto: @VillarrealCF
Sergio Asenjo volvía a las canchas y tuvo que salvar alguna ocasión peligrosa de la Ponfe / Foto: @VillarrealCF

Aun habría tiempo para que Yuri pusiera a prueba los reflejos de Asenjo y la solidez de las porterías del Estadio de la Cerámica con un zapatazo al poste y para que Trigueros estuviera a punto de repetir el gol de Cidoncha en la ida pero en la portería contraria. El marcador no varió y el Villarreal CF sigue vivo en la Copa del Rey gracias a la pólvora de sus delanteros. Bakambu impuso la lógica. La Deportiva piensa en su vital duelo contra el Cerceda y espera que "las lesiones menores" de Cidoncha y Fernando Román les permitan llegar a este partido.