Ángel Viadero: "El equipo sabe manejar momentos de dificultad"

El Racing de Santander consigue su cuarta victoria frente al Burgos CF en El Sardinero. A pesar de los apuros que pasó el equipo cántabro, supieron desenvolverse con facilidad y acabar ganando el encuentro por dos goles a cero.

Ángel Viadero: "El equipo sabe manejar momentos de dificultad"
Fuente: Racing de Santander

“Hasta el gol hemos sido un equipo, con el gol, hemos sido otro” comentaba Ángel Viadero en la rueda de prensa posterior al partido en el que el Racing, pese a ser un poco inferior al Burgos CF, supo solventar el partido. Y es que hasta el primero gol de los locales a manos de César Díaz con un increíble pase de Samuel Llorca, los jugadores verdiblancos supieron mantenerse en el partido con un buen juego, pero a partir del gol, el equipo no encontró jugadas claras y continuas para cerrar el partido. El Burgos CF, se gustaba en el campo, haciendo un buen partido pero no encontraron en gol. “A pesar del dominio, no han tenido ocasiones” aseguraba Ángel Viadero, refiriéndose al Burgos CF.

"No hemos sufrido en exceso, pero no hemos estado a gusto"

Ángel Viadero admitía que este partido contra el Burgos CF había sido el “peor partido que hemos jugado”, a pesar de la victoria que da al equipo seguridad para seguir afrontando el resto de partidos. También aclaró el técnico verdiblanco, “no hemos sufrido en exceso, pero no hemos estado a gusto” y alabó el buen partido de la defensa de su equipo que evitó que el equipo burgalés a cargo de Paco Fernández, muy querido en El Sardinero, pudiese igualar el marcador.

Ya en la segunda parte, a pesar del dominio del Burgos CF, tras un córner puesto por Álvaro Peña, llegaba el segundo gol para los cántabros de Samuel Llorca, que acaba con las ilusiones de los burgaleses por sacar algún punto de El Sardinero ya que de 15 puntos posibles solo han conseguido 1 en esta presente liga. “El equipo tiene tablas, sabe manejar momentos de dificultad” finalizaba el técnico cántabro, asegurando que todavía tienen mucho que mejorar y no bajar la guardia, aprovechando el buen momento en el que se encuentra el equipo.