Analizando al Mirandés: el ejército de Carlos Terrazas busca consolidarse

El equipo rojillo recibe en Anduva al Rayo Vallecano. El Mirandés amenaza la racha de dos victorias consecutivas (una en copa y otra en liga) que han logrado los hombres de Sandoval.

Analizando al Mirandés: el ejército de Carlos Terrazas busca consolidarse
El Mirandés la temporada pasada. | Foto: La Liga

El Rayo visita Anduva con algo de tranquilidad, un aspecto impensable hace tan solo unos días. Las dos victorias, ante el Almería en Copa, y ante el Mallorca en Vallecas, permiten a los de Sandoval despejar la mente, coger aire fresco y respirar aliviados. Sin embargo, para continuar la racha, deberán emplearse a fondo en un escenario inexpugnable y ante un rival complicado.

El rival no es otro que el Club Deportivo Mirandés. El equipo de la ciudad burgalesa afronta el partido como local con una dinámica más negativa que la del Rayo. Viene de empatar a cero en Oviedo la semana pasada, y de caer ante el Elche en la Copa del Rey en los penaltis, tras empatar a dos en los 90 y los 120 minutos. La Copa, la competición que antaño le sirvió para darse a conocer a todo el mundo, de la mano de los Pablo Infante, Mikel Iribas, Carlos Pouso y compañía, le dio la espalda en esta ocasión.

Por otra parte, el inicio de campaña había sido bueno. Comenzó la Liga empatando ante el Getafe y el recién ascendido Reus, pero demostró que en casa es más peligroso de lo que parece derrotando al Cádiz por tres goles a dos, eso sí, con polémica incluida. El artífice del milagro es Carlos Terrazas. El entrenador y director deportivo, conocedor de todos los aspectos de la entidad, habla de una exigencia máxima y lo demuestra soñando abiertamente con subir a primera división. De momento, el fútbol lo basa en un 3-4-3 para una plantilla que cuenta con hasta doce fichajes.

El once tipo del Mirandés es el siguiente: Sergio Pérez es intocable en portería, con la línea de tres formada por Moreno, Cruz y Aurtenetxe o Kijera, uno de los dos, ya que el otro forma parte del centro del campo normalmente. Después, cuatro hombres en el medio, donde entran Maikel, Salinas, Eguarás, Fofo o Hervás. La delantera es cosa de Sangalli, Guarrotxena, Pedro Martín o el propio Fofo. Es decir, un equipo con las ideas muy claras que, pese a no esconder sus cartas, puede hacer mucho daño al Rayo Vallecano. Sandoval debe saber cómo atacar esa defensa de tres con garantías de victoria.