Cuando Coutinho se convirtió en la pesadilla del Rayo

Volvemos la vista atrás aprovechando la vuelta de Coutinho a la Liga Española y recordamos el día fatídico que vivió el Rayo Vallecano cuando se enfrentó a su ex-equipo, el R.C. Deportivo Espanyol.

Cuando Coutinho se convirtió en la pesadilla del Rayo
Coutinho encara a puerta tras superar a Arribas. Fotografia: Silver Press

Corría la temporada 2011-2012, a punto de cerrar el mercado invernal, cuando el R.C. Deportivo Espanyol se hacía con la cesión hasta final de temporada del entonces jugador del Ínter de Milán, por aquel entonces sólo era un -muy- prometedor chaval de 19 años.

Se ponía a las órdenes de Mauricio Pochettino y compartía banquillo con un ex- rayista como Raúl Baena y con jugador que a día de hoy pertenece al club vallecano, Ernesto Galán. Sólo disputó 16 partidos y marcó cuatro goles, dos de ellos al equipo franjirrojo.

Un 11 de Marzo del año 2012, el Rayo Vallecano de José Ramón Sandoval visitaba Cornellá- El Prat en estado ascendente y con aspiraciones de asaltar los puestos europeos a los que iba lanzado tras sumar 12 puntos de 15 posibles. Pero el Espanyol convertiría el sueño rayista en una pesadilla y uno de los culpables fue Coutinho.

Se adelantaba pronto el Espanyol en el minuto tres con un gol de Uche -que marcaría posteriormente en el 44 y en el 68- pero el que deslumbró en el partido fue Coutinho marcando un doblete -minutos nueve y veintidos- y dejando muy buenos detalles que vislumbraban por aquel entonces que se iba a convertir en un jugador importante.

Aquí dejamos un vídeo de uno de sus tantos en dicho partido.

El partido terminaba con un doloroso resultado de 5-1 a favor de los pericos. El gol vallecano lo puso Raúl Tamudo que marcaba a su ex- equipo.

Coutinho regresa a España, pero convertido ya en estrella reconocida en el panorama del fútbol internacional. El brasileño ha firmado por el F.C Barcelona tras pasar seis temporadas en el Liverpool. Su poderío se paga, tanto que le ha costado al club culé 160 millones y se ha convertido en el fichaje más caro de la historia del fútbol español y el segundo más caro en toda la historia del fútbol mundial.