Adrián Carrasco aterriza en Vallecas

Un atacante de banda y con gran proyección de futuro llega al filial del Rayo Vallecano para reforzar el ataque del conjunto dirigido por Luis Cembranos.

Adrián Carrasco aterriza en Vallecas
Adrián Carrasco posando instantes antes de su presentación. Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D.

A pesar de que en el primer equipo aún no se han producido movimientos durante este mercado de fichajes, el filial sí ha comenzado a mover ficha con vistas al futuro. El Rayo Vallecano B es uno de los claros favoritos al ascenso a la Segunda División B cuando acabe esta temporada, debido a los resultados que están cosechando. Aun así, la entidad no quiere dejar de potenciar su cantera, de ahí la incorporación de Adrián Carrasco.

Adrián Portero Carrasco, extremo que puede jugar por ambas bandas, ha decidido abandonar el C.D. Azuqueca -donde ha estado jugando durante las últimas temporadas a un gran nivel-, para enrolarse en las filas del conjunto dirigido por Luis Cembranos. Tras irse, publicó a través de sus redes sociales una carta de despedida agradeciendo el cariño mostrado durante su estancia en el equipo natural de Castilla-La Mancha.

Con mayor control de la pierna derecha, suele jugar potenciando el ataque en banda izquierda, siendo un extremo que a pierna cambiada aporta bastante gol. Tras jugar de pequeño en un conjunto de la localidad madrileña Torres de Alameda -de donde es natural-, pasó por las categorías inferiores del Atlético de Madrid y por el R.S.D. Alcalá, donde finalizó su andadura en la categoría juvenil. De esta forma pasaba a formar parte del C.D. Azuqueca en la categoría sénior.

La alegría y la ilusión por este nuevo proyecto son palpables en las redes sociales del jugador, donde ha expuesto: "Muy feliz de firmar con el Rayo Vallecano. Un orgullo poder defender esta camiseta con tanta historia. Gracias por la confianza depositada en mí, y espero vivir muchos momentos y triunfos con este club".

El jugador, que ya se ejercita a las órdenes de su nuevo técnico, llega para reforzar una posición que se encontraba muy debilitada. Los franjirrojos sólo tenían dos jugadores para esa demarcación en la plantilla, Raúl Hernández y Villacañas.

Tras haber disputado 17 partidos esta temporada, trece como titular y haber marcado un gol, tiene la misión de ser un refuerzo de garantías para un equipo que aspira a conseguir el ascenso.