Solari: "Merecimos abrir antes el partido"

Rueda de prensa del técnico argentino del Real Madrid Castilla tras la victoria de su equipo ante el Leioa, con gol de penalti de Enzo Pérez en el minuto 89. Para Santiago Hernán Solari, el resultado "fue justo".

Solari: "Merecimos abrir antes el partido"
Foto: VAVEL | Dani Mullor

”Hay partidos en los que rindes muy bien pero te vas con las manos vacías. Creo que el resultado es justo y merecimos abrir antes el partido”. De esta forma describía Solari el partido que enfrentó a sus pupilos frente al Leioa, equipo vasco que, antes de caer en el Estadio Alfredo Di Stefano, marchaba líder del grupo 2. El entrenador argentino se mostraba contento y alababa a sus jugadores, consciente del "gran esfuerzo realizado".

El Castilla optó ante el repliegue del Leioa por entrar por bandas, acto por el que fue cuestionado Solari en rueda de prensa, ya que al no contar con ningún delantero sano, y verse obligado a colocar a Sergio Díaz -un segundo punta- como ariete, parecía ilógico el hecho de intentar romper el entramado defensivo visitante con centros:  ”El Leioa acumuló a mucha gente detrás del campo durante mucho tiempo. Las líneas estaban muy compactas y era realmente difícil entrar por dentro, así que lo hicimos por fuera”.

"Sergio Díaz es un gran jugador, espero que juegue pronto en Primera".

También tuvo tiempo Solari de alabar a su pareja de centrales titulares:  ”Lienhart y Mario Hermoso han estado muy solventes por abajo y en juego aéreo. Gracias a ellos no hemos sufrido en defensa”. Tampoco faltaron los elogios una de las sensaciones de la Segunda División B, Sergio Díaz, que frente al Leioa no marcó, pero que está cuajando un excelente arranque liguero. Solari le deseó a su pupilo "que juegue pronto en Primera".

Por último, destacó la acción decisiva del partido. Y es que según las palabras de Solari, partidos "así, refiriéndose a la férrea defensa del Leioa, requieren "de desborde y talento individual". De estas dos facetas hechó mano Febas para provocar el penalti, que sería transformado por Enzo Zidane, quedándose de esta forma los tres puntos en la capital de España.