Lucas Silva deja atrás sus problemas cardíacos y vuelve a los entrenamientos

El jugador brasileño del Real Madrid, que no se pudo marchar cedido en julio al detectarle el Sporting CP en el reconocimiento una afección cardíaca, ha conseguido reponerse de su dolencia y aunque no podrá jugar con el Madrid al ocupar plaza de extracomunitario, sí podrá trabajar con el equipo para ponerse en forma de cara a volver a buscar una cesión en enero.

Lucas Silva deja atrás sus problemas cardíacos y vuelve a los entrenamientos
Foto | Dani Mullor - VAVEL

Serán 25 jugadores los que maneje Zinedine Zidane hasta el mercado de invierno, aunque solo pueda seguir contando con 24 del primer equipo. La plantilla del técnico galo cuenta con un efectivo más a partir de hoy, aunque Lucas Silva no podrá ayudar sobre el campo a su equipo. El mediocentro brasileño ocupa plaza de extracomunitario, y el Madrid tiene las tres permitidas ya reservadas para Danilo, Casemiro y James Rodríguez.

Lucas Silva vuelve a los entrenamientos dos meses después de que le detectasen un problema cardíaco, aunque no podrá jugar

El centrocampista, cedido el pasado curso al Olympique de Marsella, fue a buscar una nueva salida a préstamos este verano, pero cuando estaba pasando reconocimiento médico con el Sporting CP se le detectó una afección cardíaca que le obligaba a parar, y cancelaba su trasvase temporada al conjunto de los leones. Lucas, del que se dijo barajaba la opción de retirarse, nunca pensó en dicho sentido, y trabajó para poder volver a sentirse futbolista.

Primero durante 30 días de reposo completo, complementados después con otros 40 de trabajo con los médicos para recuperarse. Desde el pasado 10 de julio hasta el 20 de septiembre, su dolencia ha ido pequeños pasos hacia atrás para terminar desapareciendo, y permitirle así reintegrarse a la rutina de grupo. El Real Madrid y el jugador han trabajado a conciencia para recuperar al futbolista, pero con la precaución propia de no acelerar para verse ante un problema médico mayor, por lo que su baja se ha ido alargando en el tiempo para encontrar la mejor solución para las partes sin poner en peligro a Lucas.

Luz al final del túnel

El brasileño realizó una prueba de esfuerzo en la tarde de ayer que confirmaba las buenas sensaciones, dejando su problema en una arritmia y poniendo punto y final a su ausencia sobre el campo. Fue el propio jugador el que se encargó de anunciarlo a través de las redes sociales, con un escueto pero sentido mensaje. "Después de un mes de intenso trabajo estoy muy contento por poder volver a entrenar mañana en Valdebebas", escribía Lucas Silva en sus perfiles, confirmando la novedad. Se uniría al equipo en el trabajo físico sobre el verde, volviendo a vestirse de corto para trabajar aunque no podrá jugar en competición oficial. Sí trabajará en cambio para preparase físicamente de cara a la apertura del mercado invernal el próximo 1 de enero, y buscar entonces una cesión con la que ganarse la confianza del Madrid para volver después con honores de jugador del primer equipo.

Lucas llegó al Madrid en el invierno de 2015, y lo hizo a cambio de unos 14 millones de euros. En la media temporada que estuvo a las órdenes de Ancelotti, el brasileño llegó a disputar nueve encuentros, cuatro de ellos como titular, para un total de 424 minutos en los que no consiguió ver portería.