Último entrenamiento antes de recibir al Villarreal

El Real Madrid ha completado la segunda y última sesión de trabajo con las ausencias de Casemiro y Pepe, bajas casi seguras para recibir a los amarillos, pero ya con el resto del equipo a disposición de Zidane. Lucas Silva, que había avisado en las redes sociales que volvería entrenar, no se dejó ver sobre el campo.

Último entrenamiento antes de recibir al Villarreal
Foto | Real Madrid

Todo listo en el seno del Real Madrid para medirse al Villarreal. Zinedine Zidane convocó a los suyos para una última sesión preparatoria, la segunda desde el partido del pasado domingo ante el Espanyol, para preparar el envite ante los amarillos correspondiente a la quinta jornada de La Liga Santander (miércoles 21, 20:00 horas, Bein La Liga y VAVEL).

Zidane no pudo contar con Casemiro y Pepe, pero sí con el resto del equipo en el último entrenamiento

El técnico galo del conjunto merengue contó con dos ausencias clave sobre el campo, que serán además las dos nuevas bajas con las que cuente para recibir a los amarillos. Ni Pepe ni tampoco Casemiro por segundo día consecutivo pudieron saltar al campo, y para evitar riesgos ambos serán baja, aunque sus problemas no son de gravedad. Una contusión en la rodilla derecha en el caso del zaguero luso, y un hematoma en el talón producto de un golpe en el del brasileño, que ya tuvo que marcharse del anterior choque por ello, les apartarán del envite.

En lo meramente deportivo, Zidane pudo contar con el resto de su plantilla, además de Odegaard y Enzo, habituales en las sesiones del primer equipo, para completar una sesión con protagonismo indudable del balón. El galo diseñó una serie de ejercicios de posesión y presión sobre el balón, así como disparos a portería para finalizar con una serie de partidos en campos de dimensiones reducidas, tal y cómo informó la página web del conjunto blanco.

A pesar de que Lucas Silva había avisado en redes sociales de que trabajaría desde el martes con el equipo en Valdebebas, no pudo verse al mediocentro brasileño en la Ciudad Real Madrid. Al centrocampista le fue detectado un problema cardíaco en la revisión médica previa a llegar cedido al Sporting CP a mediados de julio, y desde entonces había trabajado para volver a enfundarse la elástica - aunque fuera solo de entrenamiento - del Real Madrid.