Antecedentes de las visitas del Villarreal al Santiago Bernabéu

El Real Madrid recibe al Villarreal este Miércoles a las 20:00 horas en el Santiago Bernabéu, en un partido que nunca se le ha dado bien al submarino amarillo, a pesar de su gran papel en el fútbol español en la última década.

Antecedentes de las visitas del Villarreal al Santiago Bernabéu
Foto Vavel Dani Mullor

La Liga está que arde. El Real Madrid recibe como líder de La Liga al equipo dirigido por Fran Escribá, el Villarreal. Los antecedentes son tremendamente positivos para los blancos, y los amarillos tratarán de romper esa fatídica racha que les rodea en el Bernabéu, y a su vez, acabar con la larga dinámica de victorias que los de Zidane han cosechado, llegando a la cifra de 16 victorias consecutivas en liga, e igualando el récord del Barcelona de Pep Guardiola.

Los blancos fueron un rodillo la temporada pasada

El último antecedente de un enfrentamiento entre estos dos equipos se remonta al 20 de Abril de este mismo año. En la jornada 34, un Real Madrid en plena remontada por la liga recibía a un Villarreal que rozaba asegurar el cuarto puesto. Sin embargo, los de Zinedine Zidane no darían opción. Karim Benzema ponía de cabeza el primero en el minuto 41 tras un rechace y daba un poco de tranquilidad al madridismo antes del descanso. Los blancos estaban realizando un buen encuentro, con el dominio absoluto de la pelota y de las ideas, pero el gol no llegaría hasta ese momento. Bale era baja pero Lucas suplió perfectamente ese rol.

Los de Marcelino no se rendirían, y aguantaron el resultado hasta el minuto 69. Hubo alguna llegada de los valencianos pero el Real Madrid era superior en todo momento. En dicho minuto 69, Lucas Vázquez ponía el segundo en el electrónico. El joven extremo merengue se escapó por la banda derecha tras una pared con Benzema y con un fuerte golpeo batió a Asenjo. El resultado lo culminaría Luka Modric siete minutos después para despejar todo tipo de dudas. Danilo se escapaba por la banda derecha como un misil y ponía un gran centro. El croata con la pierna izquierda y de primeras enviaba el cuero al fondo de la red y sentenciaba el encuentro. Marcador de 3-0 ante un rival champions para afrontar el sprint final de temporada con una ilusión desbordante.

En años anteriores, mismo guión

Al Real Madrid siempre se le ha dado bien el Villarreal en su propio feudo. De los últimos 17 encuentros en Chamartín, los merengues han ganado 13 y han empatado cuatro. Uno de esos empates se produjo en la temporada 2014/2015, con un Real Madrid dirigido por Carlo Ancelotti. Un partido que acabó con empate a uno y confirmaba la regresión del Madrid tras el mundial de clubes y el 2014. A los blancos se les estaba escapando el campeonato liguero, y este empate no ayudó. Lo negativo fue que al empate hay que añadir que el Villarreal jugó con varios suplentes, como Gerard Moreno, Campbell, Moi Gómez, Dorado, Sergio Marcos. Los de Marcelino empezaron sorprendiendo en la primera parte con varias acciones claras de peligro, que fueron atajadas por Iker Casillas. El Real Madrid creó peligro desde el juego aéreo, destacando el remate de Varane en un córner. Los de Ancelotti se marcharon al descanso, e Isco fue el más destacado. En la segunda parte, los de Chamartín se volcaron y Cristiano provocó un penalti en el minuto 50 que él mismo transformó. No obstante, 13 minutos después llegaría el empate de la mano del ahora delantero del Espanyol, Gerard Moreno. Antes, el Madrid pudo sentenciar pero Asenjo estuvo imperial. El encuentro terminaría con este resultado de empate a uno a pesar de una última gran ocasión de Ronaldo tras centro de Marcelo.

En la temporada 2013/2014, año de la décima, los merengues recibían al Villarreal en la jornada 23. El resultado sería de 4-2 a favor. A pesar de que el Real Madrid empezó ganando por 2-0 con goles de Bale en el minuto seis y Benzema en el minuto 24, estos encajarían un gol en el minuto 42, obra preciosa de Mario Gaspar. El equipo se iba al descanso con esa duda de haber encajado justo antes del ecuador. En el minuto 63, Jesé ponía el 3-1 tras una gran asistencia de Di María. Cinco minutos después, de nuevo se veía recortada la ventaja blanca tras un golazo de falta directa de Giovani. Se creó cierta incertidumbre en el Bernabéu, que fue abolida con el gol de Benzema en el 75'. El francés chutó desde fuera del área tras asistencia de Jesé y puso el 4-2 definitivo.

Espectáculo asegurado en los Real Madrid - Villarreal

Los Real Madrid - Villarreal nos tienen acostumbrados a ver partidos de muchos goles. En la 2011/2012, los Khedira, Kaká, Ronaldo y compañía recibían al equipo entrenado por Juan Carlos Garrido en la jornada nueve. Ese sería el año del descenso del submarino amarillo, y en parte empezaría a consumarse a partir de la goleada en Chamartín. Los de José Mourinho vencieron por 3-0 en un encuentro en el que anotaron Benzema, Kaká y Di María. En el minuto 30, el resultado ya era de 3-0 y el partido no tuvo más historia.

No iba a ser menos el partido de la temporada 2010/2011. Hasta seis goles vimos en ese encuentro, y los nueve veces campeón de Europa por aquel entonces se impusieron por cuatro goles a dos. En el minuto 17, el electrónico marcaba 1-2 para el Villarreal. Cani adelantó a los suyos, seguido de un tanto de Cristiano dos minutos más tarde y posterior réplica amarilla, obra de Marco Ruben. Sin embargo, el astro portugués no se iba a contentar con un gol, y con dos tantos más, remontó el partido y consumó su hat trick particular. Kaká puso la guinda en el 81' para darle otra victoria más a los merengues.

Cualquier aficionado del Villarreal debe haber tenido ciertas pesadillas en estos días por la visita de su equipo al feudo merengue. Por más que se remontan atrás en el tiempo, lo único que encuentran son victorias y goleadas blancas. En la 2009/2010, el marcador fue de 6-2. Otro festín de goles al que se apuntaron Ronaldo, Xabi Alonso, y Kaká e Higuaín, ambos por partida doble. Senna y Nilmar firmaron los goles visitantes de un partido que llegó a ajustarse en el minuto 66 con un 3-2, pero que se resolvió con el gol de Higuaín en el minuto 71. Los de Manuel Pellegrini fueron un rodillo al contraataque. Un Pellegrini que en la temporada anterior visitaría el Bernabéu como entrenador del Villarreal, con derrota por 1-0 con gol de Robben, ya con Juande Ramos como entrenador blanco tras la marcha de Schuster.

Los empates nunca han sido muy trascendentales

En la temporada 2006/2007, Fabio Capello empezaba la temporada como técnico del Real Madrid con un empate en casa ante el Villarreal en la primera jornada. Un equipo en el que militaban jugadores como Cassano, Robinho, Beckham, Van Nistelrooy, Raúl, etc. El resultado fue de 0-0, pero al tratarse del primer encuentro del campeonato liguero, los merengues tendrían tiempo de sobra para recuperar esos puntos. De hecho, serían campeones de liga ese año.

Poco trascendente fue también el empate en la 2005/2006 en cuanto a la lucha por el primer puesto, pues el Barcelona era ya matemáticamente campeón en esa jornada 37 en la que los blancos recibieron al Villarreal, aunque dicho pinchazo le pudo costar perder el segundo puesto ante Valencia y Osasuna. El resultado fue de 3-3 con goles de Zidane y Baptista (este último por partida doble), y de Mejía y Forlán en dos ocasiones para el submarino amarillo.

Por último, este repaso viaja hasta la temporada 2002/2003, en el primer empate de la historia del Villarreal en el Bernabéu. Se daría en la jornada siete. Los dirigidos por Vicente del Bosque no pasaron del empate en casa ante un humilde Villarreal, a pesar del gol de Zidane en el minuto 22. En el 41', Jorge López de penalti anotó el 1-1 definitivo. También un empate poco trascendente, pues los blancos acabarían siendo campeones de liga, y el Villarreal cosecharía una meritoria decimoquinta posición.

A pesar de que el Villarreal ha sido un equipo muy duro en los últimos años, y que los partidos del Real Madrid en el Madrigal han sido siempre otra historia, los merengues pueden presumir de fortín ante este rival, y como se ha podido presenciar en los últimos años, el Bernabéu es para el submarino amarillo un estadio fetiche. Este miércoles se despejarán las dudas sobre si la historia de estos partidos empieza a cambiar, o se mantiene el mismo guión.