Agujero en el lateral izquierdo

Marcelo se marchó lesionado del encuentro ante el Villarreal y si las pruebas médicas confirman su baja, Zidane tendrá un problema para alinear un lateral izquierdo el próximo sábado ante Las Palmas.

Agujero en el lateral izquierdo
Marcelo golpea un balón en el Santiago Bernabéu. (Foto: Ángel Martínez | Realmadrid.com)

El Real Madrid empató su primer encuentro esta temporada y no pudo superar el récord de victorias consecutivas de Pep Guardiola -16 triunfos-. El equipo que consiguió frenar la buena racha madridista fue el Villarreal. El submarino amarillo plantó cara a los pupilos de Zidane y se llevo un punto del Santiago Bernabéu. El protagonista del encuentro fue Sergio Ramos. El de Camas realizó el penalti que sirvió para que los de Fran Escribá se adelantaran en el marcador sobre el pitido del descanso. Sin embargo, supo suplir su error y, en la segunda mitad, igualó el luminoso con un testarazo.

Marcelo podría tener problemas musculares 

La mala noticia del partido la protagonizó Marcelo. El lateral izquierdo se marchó al suelo lesionado poco antes del descanso y tuvo que ser sustituido debido a su cojera. Tal y como se ha producido la lesión, todo apunta a que son molestias musculares. Si se confirman estos problemas, el brasileño será baja para el encuentro ante la Las Palmas  del próximo sábado en territorio isleño y que será muy difícil que llegue al choque de Champions League ante el Borussia Dortmund del martes que viene.

Zidane, en ese caso, tendrá un problema para cubir su baja y es que el técnico tiene pocos hombres para suplirle. Coentrao, el cambio natural, se está entrenando con el grupo pero no está aún preparado para la competición; Danilo podría caer al flanco izquierdo o, por último, podría recurrir a Nacho y cambiarle de banda ya que normalmente se deja caer por la derecha.

Ausencia de Marcelo, gol del Villarreal

La baja de Marcelo coincidió con el gol del Villarreal. El equipo madridista estaba jugando con tres atrás mientras se preparaba el cambio de Carvajal. Hecho que aprovecharon los de Escribá para subir sus filas. La entrada del madrileño no se pudo producir hasta después de la ejecución del penalti.