Todo listo en el Real Madrid para recibir al Legia

El conjunto blanco completó la última sesión preparatoria antes de medirse al cuadro polaco. De nuevo con James, que apunta a la convocatoria, Zidane pudo contar con 20 jugadores del primer equipo.

Todo listo en el Real Madrid para recibir al Legia
Foto | Real Madrid

La Champions League ya está aquí de nuevo, y en el Real Madrid el trabajo de preparación para la disputa del próximo partido continental ya ha llegado. El conjunto merengue ha realizado dos sesiones preparatorias para afrontar la visita del Legia de Varsovia al Santiago Bernabéu (martes 18, 20:45 horas, Antena 3 y VAVEL) y en ambas ha podido contar con la presencia de James Rodríguez trabajando al mismo ritmo que el resto del grupo.

James completó el segundo entrenamiento a un ritmo normal y apunta al Legia

El colombiano, lesionado en el calentamiento previo al partido frente al Éibar, ya está recuperado de sus problemas físicos y no tendrá problemas para, en principio, entrar como poco en la convocatoria. El de Cúcuta volvió antes de su cita con Colombia al no poder jugar el partido ante Uruguay, y ha trabajado a conciencia para recuperarse a tiempo de llegar al compromiso de Champions en el que podría volver a tener minutos.

Los que no estuvieron a disposición de Zinedine Zidane fueron los cuatro lesionados. Coentrao sigue trabajando en solitario sobre el césped, mientras que Casemiro, Modric y Ramos prosiguen con sus respectivos procesos de recuperación para tratar de abordar su vuelta cuanto antes. Con cuatro tocados, el galo solo pudo contar con 20 jugadores de la primera plantilla, a los que sumó a los canteranos Odegaard y Enzo, para completar así el entrenamiento.

En lo puramente deportivo, el francés diseñó una sesión con gran protagonismo para el balón. Después de la sesión recuperatoria del domingo, los titulares ante el Betis pudieron trabajar a alto ritmo con el resto de miembros del primer equipo, practicando la circulación y presión del balón en rondos, así como una carga física con sprints con obstáculos para, y así terminar, volver a trabajar con balón y realizar varios partidos en campos de dimensiones reducidas, tal y cómo informó la página web del cuadro merengue.