Vallejo: "Me fijo en Varane, Nacho y Ramos en cada entrenamiento"

El joven central repasó en el programa 'Campo de Estrellas' su llegada al Real Madrid y cómo transcurrió su fichaje. Tras su breve paso por la Bundesliga, ya es uno más de la plantilla madridista

Vallejo: "Me fijo en Varane, Nacho y Ramos en cada entrenamiento"
Jesús Vallejo en su presentación con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Jesús Vallejo no ha podido todavía estrenarse oficialmente en esta temporada, pero ganas no le faltan. Entre lesiones y molestias constantes, su ansiado momento tendrá que esperar. Mientras tanto, tiene tiempo de reflexionar sobre su corta carrera profesional que le ha llevado a estar hoy en "el mejor club del mundo".

Según el aragonés, vestir la elástica madridista "es algo muy importante, una mezcla de orgullo y responsabilidad porque representas a un montón de gente".

Algunos de sus compañeros -también muy jóvenes, siguiendo la política para asegurar el futuro madridista- como Marco Asensio, Dani Ceballos o Theo Hernández ya están aportando talento con sus actuaciones. 

Espera su momento

El defensa zaragozano tiene claro cuál es su objetivo: "El entrenamiento y el partido que tengo al día siguiente. Dar lo mejor de mi ahora me ayudará para en el futuro estar lo más arriba posible", asegura.

Solo unos cuantos privilegiados triunfan en el Real Madrid y Vallejo sabe de quién debe aprender.

"Intento ser natural, entrenar, cuidarme y competir al máximo. Me fijo en Varane, Ramos y Nacho en cada entrenamiento", reconoce. 

Donde sí debutó Vallejo fue en un partido de los grandes. Clásico contra el equipo culé y en Miami. El central recuerda "estar calentando con muchas ganas de entrar" al césped. En los minutos que disputó pudo incluso marcarle al eterno rival.

Fue un duelo que el joven recordará porque "aprendes". "Soy un futbolista al que le gusta tener el balón y sacarlo desde atrás. Destaco en nivel de concentración y anticipación”, así se define el propio defensa madridista. 

Sus inicios en el fútbol

Natural de Zaragoza, sus primeros pasos con un balón no fue precisamente en césped ni con un club como tal. Jesús Vallejo comenzó, como muchos chavales de su edad, en el patio del colegio. "Jugaba en un equipo de fútbol sala, entrenábamos dos o tres días a la semana", recuerda.

Pero él deseaba competir de verdad y por ello se federó en los siguientes años. "Ocupaba la banda derecha o izquierda. Lo que más me gustaba era que me la echaran larga y a correr", matiza. 

Algo debía tener el precoz futbolista maño, ya que el club de su tierra decidió darle una oportunidad aunque al principio "no lo tenía tan claro".

Tan solo tenía 12 años: "Ahí empiezo a combinar la pasión que he tenido por el fútbol con pensar en poder destacar, hacer las cosas bien y ser futbolista profesional algún día", afirma. Vallejo reconoce que su pensamiento era trabajar de lo que le gustaba, más que vivir de ello. 

Contactos 'blancos'

Los ojeadores del club madridista no tardarían en ver en Jesús Vallejo a una gran promesa. Se fijaron en él antes de que disputase el Europeo sub-19, que el defensa ya jugó sabiendo el interés.

"Pensaba que si lo hacía bien tendría oportunidades reales de ir al Real Madrid. Ganarlo me abrió mucho las puertas", cree.

El Real Zaragoza le transmitió la oferta de la entidad blanca y el central lo celebró esa misma noche. 

Tras ver las instalaciones a disposición de la plantilla, Vallejo quedó encantado. 

"Lo que más me gustó fue la residencia, pensé: 'Yo quiero estar aquí'", afirma. 

Recuerda que el presidente blanco también le llamó para felicitarle "y decirme que aunque aunque me fuese cedido, todo seguía". 

De 'Erasmus deportivo' al país germano

Así fue, tras oficializarse su fichaje por el conjunto madrileño, el central estuvo cedido una temporada más en su equipo natal para al siguiente año partir rumbo a la Bundesliga alemana.

Jesús Vallejo en uno de sus partidos con el equipo alemán I Foto: Real Madrid
Jesús Vallejo en uno de sus partidos con el equipo alemán I Foto: Real Madrid

"El Eintracht contactó con el Madrid, el club me recomendó que me fuese y aunque me pilló de sorpresa, me fui encantado", cuenta. 

La entidad blanca ha tenido éxito con este tipo de préstamos, como ya ocurrió con Dani Carvajal, que volvió siendo uno de los mejores laterales de la liga bávara. Vallejo cree que le vino bien: "Maduras un montón y pensé que me costaría pero hice buenas amistades", asegura. 

Regreso y presentación en el Bernabéu

Después de cuajar una gran temporada con el Eintracht Fráncfurt, volvió a España y para quedarse. Su progresión con el equipo alemán fue meteórica

“Iba en el tren y me dijeron que iba a ser de la primera plantilla del Real Madrid", relata del día en que le comunicaron la gran noticia. Posteriormente llegó su presentación ante la afición blanca: "Fue un momento de mucha tensión pero a la vez, mucha ilusión. Algo extraordinario", califica. 

Jesús Vallejo presenta su camiseta con dorsal y nombre junto a Florentino I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Jesús Vallejo presenta su camiseta con dorsal y nombre junto a Florentino I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

En su memoria siempre quedará ese día, también cuando recibió la llamada del técnico francés para incorporarse a la gira veraniega. "Fue muy bonito conocer a mis compañeros aunque al principio tenía un poco de tensión por estar con gente que has visto en la tele, que son ídolos", revela. 

Así mismo, él también puede llegar a convertirse en una estrella del panorama futbolístico. Esta temporada tendrá minutos para poco a poco ir entrando en un equipo que ya piensa en el porvenir. Los jóvenes talentos como Jesús Vallejo serán pilares fundamentales del Real Madrid. 

Real Madrid CF