Un derbi para despegar

Decir que un derbi será especial es algo que se comenta cada vez que un partido así se acerca. Pero esta vez es muy cierto. El partido del próximo sábado podría marcar un punto de inflexión en la moral de ambos equipos para el resto de la temporada.

Un derbi para despegar
Sergio Ramos celebra el pase a la final de Champions la temporada pasada/ Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Siempre que un derbi madrileño se acerca, en todos los pre partido alguien dice la frase más tópica: “En un derbi así puede pasar de todo”. Y no le falta razón. En un partido tan especial y de tal intensidad, aunque uno llegue con muchísimas peores sensaciones que el adversario, puede dar la sorpresa. No ha sucedido en pocas ocasiones.

Pero en el derbi del próximo sábado 18, ese tópico coge mucho más sentido aún. Tanto madridistsa como atléticos, ven el derbi como un oasis en el desierto de la Liga. Las malas sensaciones de ambos en este comienzo liguero son muy semejantes. Tanto es así, que están incluso empatados a 23 puntos en la clasificación.

Con todos estos alicientes, el encuentro el primer derbi madrileño que se dispute en el Wanda, puede marcar un antes y un después en la temporada de ambos. Una victoria de cualquiera de los dos podría llenar de moral y optimismo a la plantilla. Sería un golpe encima de la mesa y demostración de que este inicio de temporada ha sido solo un espejismo.

En busca del gol perdido

Cristiano celebra un gol en las semifinales de Champions ante el Atlético/Foto: Vavel
Cristiano celebra un gol en las semifinales de Champions ante el Atlético/Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Por parte del Real Madrid, necesita una victoria importante como agua de mayo. Otro pinchazo más sería entrar en una situación que se tornaría turbia y crearía un ambiente raro en las entrañas del Bernabéu. El escenario daría un vuelco completo si, por el contrario, consigue una victoria. Tres puntos ante el rival vecino y en su casa, traería de vuelta la alegría al equipo blanco que afrontaría con mucha más entrega el duro tramo de temporada que le espera antes de irse en diciembre a disputar el Mundialito.

Este derbi no solo será una prueba de fuego para el equipo completo, sino para muchos jugadores individualmente. Si es el Real Madrid está dando un nivel goleador muy bajo, es principalmente por la mal forma de sus delanteros. Sobre todo de Cristiano Ronaldo. Un gol en Liga a estas alturas es algo cuánto menos extraño para él, y no habría ninguna manera más contundente para acallar esas críticas que empiezan a asomar, que marcando en un partido así.

Ya sabe lo que es marcarle un hat trick al Atlético, lo hizo, sin ir más lejos, en el encuentro de Liga del año pasado. Otro que necesita la reivindicación es Karim Benzema. Los pitos del Bernabéu y sus detractores crecen cada vez más, y el francés necesita dar un golpe de efecto para calmar las aguas. Los hinchas rojiblancos saben perfectamente lo que el nueve blanco con su calidad es capaz de hacer tras ver de primera mano aquella mítica jugada de las semifinales de Champions de la pasada temporada.

Por si fueran pocos esos objetivos, el conjunto madridista tendrá la motivación extra de estrenar el Wanda al igual que cerró el Calderón, venciendo a los colchoneros de forma clara.

Recuperar la ilusión de antaño

El Atlético de Madrid por su parte, afronta el partido de una manera muy parecida a que lo hacen sus vecinos blancos. Perder el primer derbi que se disputa en su nueva casa sería una pesada losa que, unida a las malas vibraciones que transmite el equipo, conformaría un ambiente de tristeza impropio en los últimos años. Una derrota les pondría les alejaría de la pelea por la Liga en noviembre tras ya haber casi liquidado sus opciones de continuar vivos en Champios. Decir adiós a dos títulos antes de Navidad es algo a lo que no estaban acostumbrados los aficionados rojiblancos desde la llegada del Cholo Simeone.

Correa dispara ante Varane/Foto:Vavel
Correa dispara ante Varane / Foto: Rodri J Torrellas (VAVEL)

En cambio, vencer tendría el aliciente extra de poder dejar al Real Madrid muy tocado en la clasificación y les volvería a dar alas para meterse en la lucha y poder seguir aspirando a cotas más altas. Desde hace bastante tiempo, en el Atleti nunca se había osado discutir un ápice a su entrenador, pero algunas decisiones últimamente no están siendo del agrado de todos y es la primera vez que los colchoneros pasan por una situación tan complicada. Nada mejor para romperle que ganar un derbi.

Con respecto a las individualidades, las semejanzas con el Madrid vuelven. Su estrella, Griezmann, está siendo criticado, incluso por el propio Simeone. No da el rendimiento que se espera de un jugador de su nivel y parece no estar demasiado comprometido con el equipo. Los rumores de una posible salida el año que viene resurgen y la única manera que tendrá el francés de volver a ganarse el cariño de su afición es demostrar su compromiso y calidad en un derbi madrileño.

Por tanto, el partido del Wanda no es un simple derbi más. Es un partido que va a marcar un punto de inflexión para el equipo que consiga llevarse los tres puntos para casa. Un encuentro especial que no tendrá tan solo repercusión en el presente, sino que será importante en la moral de los equipos para el resto de temporada. El Wanda se estrenará en un derbi a lo grande.