Un calendario exigente antes del Mundial de clubes

Tras el parón de selecciones, el Real Madrid afronta un tramo de temporada en el que se jugará seguir con opciones en todas las competiciones. Partidos ante rivales complicados y en un corto lapso de tiempo serán las dificultades que tendrá que sobrepasar el conjunto blanco antes de disputar el 'mundialito' de Clubes.

Un calendario exigente antes del Mundial de clubes
Jugadores del Madrid en el calentamiento previo a un partido/Foto: Vavel(Daniel Nieto)

No le vendrá del todo mal al Real Madrid este parón de selecciones. Algunas de sus estrellas se han quedado en casa, como es el caso de Cristiano, y otras, a pesar de haber ido con sus equipos nacionales, no van a disputar los dos partidos completos al tratarse de algunos amistoso como es el caso de Kroos, Varane o Isco. Y es que todo descanso será poco teniendo en cuenta lo que viene ahora. El conjunto blanco afrontará un exigente calendario desde este momento hasta el Mundialito de Clubes. Un tramo de temporada en el que disputará tres competiciones y se jugará seguir vivo y con opciones en cada una de ellas.

Los de Zidane comenzarán con un plato fuerte al volver del parón. El próximo sábado, un derbi esencial por las necesidades que tienen los dos equipos de conseguir una victoria que les llene de moral y deje atrás las malas sensaciones de este principio de temporada. Tres días después llegará el turno de la Champions y el Madrid visitará APOEL con la posibilidad de dejar sentenciada la clasificación para octavos de final. Esa misma semana el equipo volverá al Bernabéu para enfrentarse a un Málaga en horas bajas. El encuentro ante los andaluces resulta a priori el más asequible, en cuanto a la Liga se refiere, de los que van  disputar hasta finales de diciembre. El 28 de noviembre llegará el partido de vuelta de Copa ante el Fuenlabrada. El equipo de Zidane dejó la eliminatoria prácticamente finiquitada en la ida con un 0-2 y será la oportunidad perfecta para dar descanso a algunos jugadores que estarán cargados de partidos en este tramo.

Tras la Copa, los madridistas se enfrentarán a una semana muy dura con tres partidos de alto nivel. Para abrir el mes de diciembre, el Madrid visitará el siempre complicado San Mamés ante un combativo Athletic de Bilbao. El miércoles 6, el conjunto blanco recibirá al Borussia Dortmund. Dependiendo de lo que hiciera el Tottenham en sus respectivos partidos, este encuentro podría ser decisivo para jugarse la primera plaza del grupo de Liga de Campeones. Y tres días después, de nuevo en el Bernabéu, el conjunto blanco jugará ante el Sevilla. Poco después de ese partido, el club madridista viajará a los Emiratos Árabes para disputarse su tercer título de la temporada, el Mundial de Clubes.