Bale no es el primer caso de lesiones múltiples en el Madrid

El galés ha vuelto a sufrir una lesión que le seguirá manteniendo fuera de los terrenos de juego y sin poder ayudar al equipo blanco, desde su llegada al club blanco en 2013 ha llegado a sufrir hasta 24 lesiones distintas; sin embargo, no es el único jugador blanco que ha sufrido varias lesiones desde su llegada, ejemplos como el de Woodgate, Kaká o Arjen Robben le acompañan

Bale no es el primer caso de lesiones múltiples en el Madrid
La vuelta de Bale parece extenderse aún más en el tiempo. | Foto: Daniel Nieto (Vavel)

El delantero madridista está pasando por uno de sus peores momentos en su carrera como futbolista del Real Madrid tras volver a caer lesionado recientemente, esta vez se ha visto afectado por una rotura fibrilar en el tercio medio del músculo aductor largo de la pierna izquierda, un jarro de agua fría ya que aún no se había recuperado ni siquiera de su anterior lesión, una rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda que le mantuvo lejos del nivel competitivo desde el 3 de Octubre de este mismo año. Durante toda su andadura como jugador madridista, Gareth ha llegado a sufrir hasta 24 lesiones distintas: nueve de ellas en la primera temporada, tres en la temporada 2014/2015, seis en la temporada 2015/2016, tres en la pasada temporada y otras tres en la actual. Lo que se traduce en hasta 79 partidos que se ha perdido el expreso de Cardiff por culpa de sus problemas con las lesiones. Quizá demasiados para un jugador que fue el fichaje madridista más caro de la historia del club y que en su momento se convirtió en el más caro de toda la historia del fútbol, un lastre que aún le sigue pesando al delantero madridista.

Bale no está solo

Aunque parezca descabellado el caso del galés, Gareth Bale no es el único en la historia reciente del Real Madrid que ha sufrido múltiples lesiones y que le han lastrado tanto en su faceta en lo estrictamente deportivo como en la faceta moral y de cara a la aceptación de la afición madridista:

No hay que irse demasiado lejos, el caso de Raphaël Varane en el conjunto madridista es el precedente más cercano y más parecido, el calvario del francés tuvo lugar en el año 2013, justo cuando parecía haber desbordado su calidad y su nombre empezaba a retumbar en las oficinas de todos los grandes clubes de europa, sufrió una grave y larga lesión y fue operado del menisco que lo mantuvo hasta 143 partidos sin poder disputar ni un minuto, desde entonces no ha vuelto a sufrir una lesión tan grave como aquella pero durante su etapa en el conjunto madridista ha sido un habitual en la enfermería blanca, tanto con Mourinho, Ancelotti, Benitez y Zinedine Zidane

Para destacar otro precedente, es necesario echar la vista atrás y recordar la figura de Ricardo Kaká y su paso por la entidad blanca, el brasileño llegó al Real Madrid de la mano del presidente Florentino Pérez con un coste de 65 millones de euros, con el club madridista llegó a disputar 85 partidos, pero sus abundantes lesiones no le permitieron desplegar el nivel al que tenía acostumbrado a los espectadores en el Milan, entre sus peores lesiones, tuvo que ser intervenido del menisco lo que le provocó estar hasta cuatro meses fuera de los terrenos de juego.

Recordando al Real Madrid donde Ramón Calderón era presidente, el precedente más llamativo es el de Arjen Robben, el holandés llegó a madrid en 2007 y se fue en 2009, en esos dos años no sufrió ningun problema que le mantuviese sin poder competir durante largos periodos de tiempo pero, por el contrario, tenía cierta facilidad y era tendente a sufrir pequeñas pero muy seguidas lesiones que le dieron la fama de tener las 'rodillas de cristal'.

Indagando más en precedentes más antigüos, tenemos el caso de Jonathan Woodgate, llegó al club blanco en 2004 y lo abandonó en 2006, con una lesión muscular en su haber que le impidió disputar ni un solo partido en su primera temporada, debutó en el club blanco en la temporada 2005/2006 donde tan solo jugó la cifra de 14 partidos.

Entre estos distintos casos, es notorio que el caso de Gareth Bale no es el único en el conjunto blanco, que le está manteniendo sin poder disputar la cantidad neccesaria de minutos para un jugador que necesita mucha continuidad para recuperar su mejor nivel, pero que sin ninguna duda, con paciencia y tiempo de recuperación, los malos tiempos se disiparán sobre el ambiente de Gareth Bale.