El pundonor no es suficiente para evitar un aciago empate

Athletic Club y Real Madrid no pasaron del empate en la noche del sábado. Ambos equipos tuvieron sus opciones, pero el conjunto de Zidane tuvo más cerca la victoria que los hombres de Ziganda, a pesar de que, tras la expulsión de Ramos, los leones jugaron con ventaja en los compases final del choque.

El pundonor no es suficiente para evitar un aciago empate
Raúl García y Modric en una de las jugadas del partido | Foto: LFP.
Athletic Club
0 0
Real Madrid
Athletic Club: Kepa Arrizabalaga, Iturraspe (San José, min. 38), Williams (Córdoba, min. 82), Susaeta, Etxeita, Mikel Rico, De Marcos (Lekue, min. 71), Aduriz, Raúl García, Balenziaga y Núñez.
Real Madrid: Navas, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Ronaldo, Kross, Benzemá (Mayoral, min. 81), Modric, Marcelo, Casemiro e Isco (Kovaçic, min. 81).
MARCADOR: 0-0.
ÁRBITRO: Mateu Lahoz amonestó a Ramos (roja, tras ver dos amarillas), De Marcos, Etxeita, Casemiro, Carvajal, Ronaldo y expulsó al delegado del Real Madrid.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Primera División disputado en San Mamés.

San Mamés, la inconfundible Catedral del fútbol español, se preparaba para una gran contienda. Un partido entre dos históricos clubes de Primera División.

El equipo rojiblanco se jugaba mucho más que tres puntos, ya que se encuentra en una situación delicada que se agravó el pasado miércoles con la eliminación copera ante el Formentera. La afición bilbaína lo sabía, por lo que sorprendió a los protagonistas con una gran puesta en escena mientras sonaba el himno. El Real Madrid, por su parte, también necesitaba vencer a toda costa, puesto que el Barça había empatado y era una oportunidad extraordinaria para recortar puntos al líder. No obstante, ninguno se hizo con la totalidad del premio que estaba en juego y se tuvieron que conformar con un empate a cero que, desde luego, a los blancos les supo a derrota. 

De más a menos

La emoción estaba asegurada. El equipo de Zidane comenzó el choque tratando con mimo el cuero. Tocaba y tocaba, mientras el Athletic buscaba recuperar el balón y dirigirse hacia la portería del conjunto madrileño. No obstante, la presión del conjunto blanco era muy intensa, lo que complicaba el objetivo de los leones. Así, los visitantes tuvieron una buena oportunidad tras una jugada entre Cristiano y Benzema, pero el francés estampó en la madera la pelota. Poco después lo intentó Williams, pero se encontraba en situación antirreglamentaria. Aduriz intentó acudir al rescate con su siempre certera testa, picó el balón y puso en dificultades a Keylor, que rechazó, pero ninguno de sus compañeros consiguió volver a lanzar a portería.

Cristiano volvió a probar suerte con un disparo que Kepa atrapó sin dificultad. Respondieron los locales con un zarpazo de Susaeta que Williams no consiguió controlar. El partido estaba bastante equitativo y, por ello, Kroos tentó a la suerte desde fuera del área, para que, de nuevo, el cancerbero rojiblanco volviera a blocar.

El Madrid salió mejor, pero poco a poco se fue igualando el partido

El Athletic se fue creciendo y, Aduriz y Williams comenzaban a proponer ocasiones muy interesantes para su equipo. Llegaban con peligro los hombres de Ziganda, pero si no se interponía Keylor en su camino, lo hacia la mala dicha. Tras unos minutos en los que parecía que el gol con sello rojiblanco estaba más cerca que lejos, Kroos lo intentó de nuevo con un disparo que se fue por la línea de fondo.  Quería adelantarse a toda costa el Real Madrid en el marcador, por ello Marcelo se hizo con un balón que provenía de una pérdida de los leones y lo colgó al área. La pelota acabó en los pies de Cristiano que, mandó el balón al lateral de la red.

Iturraspe se marchó lesionado | Foto: LFP.
Iturraspe se marchó lesionado | Foto: LFP.

No obstante, la desgracia no llegó al Athletic en forma de gol, sino en forma de lesión, ya que Ander Iturraspe se tiró al césped de La Catedral tras sufrir una lesión muscular, por lo que el ‘Cuco’ Ziganda agotó uno de sus cambios sacando a Mikel San José.

Al filo del descanso. los pupilos de Zidane tuvieron la oportunidad de irse a los vestuarios con un tanto a su favor. No obstante, Varane no supo transformar una gran jugada de estrategia de los blancos y Benzema acabó con todo peligro posicionándose en fuera de juego.

Dos equipos con muchas imprecisiones

Con el comienzo de la segunda mitad, el Athletic salió enchufado, por lo que Susaeta se hizo con un gran balón que mandó al '20' rojiblanco. No obstante, el ariete guipuzcoano no estuvo demasiado certero en su disparo y atrapó Keylor sin muchas dificultades. Poco después, la polémica estuvo servida en San Mamés, ya que la parroquia rojiblanca reclamó una pena máxima en un lance entre Ramos y Raúl García. No obstante, el colegiado no señaló nada y el juego siguió su curso.

Con muchas imprecisiones, el Real Madrid mediante Modric cabalgaba hacia la portería de Arrizabalaga, Etxeita cortó al croata sin contemplaciones y cuando Cristiano se encontraba frente al guardameta local, el colegiado decidió cortar el juego, una decisión que fue muy protestada por los blancos que querían que aplicase la ley de la ventaja.

El combinado 'zurigorri' se precipitaba cada vez más y perdía el balón continuamente, pero, para su suerte, el Real Madrid no estaba teniendo su mejor partido, lo que hacía que no aprovechase sus oportunidades.

Cristiano volvió a errar en exceso y se quedó sin premio 

Un Cristiano poco certero pudo hacer el gol que tanto busca, sin éxito, en Liga, pero en su camino se interpuso la madera. Con el final del partido en el horizonte, el equipo de la capital apretaba más y más. Marcelo tuvo una gran oportunidad que Kepa desbarató haciendo una parada de mérito.

Cristiano pelea un balón ante De Marcos y Núñez | Foto: LFP.
Cristiano pelea un balón ante De Marcos y Núñez | Foto: LFP.

Parecía que la diana con sello madridista estaba más cerca que nunca. El Athletic estaba embotellado y sin confianza, lo que le llevaba a perder todos los balones que tocaba y el Real Madrid seguía probando con insistencia. El cancerbero local no daba abasto. Movieron ficha ambos entrenadores, Zidane para dar paso a Mayoral y Kovaçic, y Ziganda, al joven Córdoba. No obstante, la tónica del partido no parecía cambiar. El Athletic simplemente sobrevivía.

Los leones consiguieron coger oxígeno tras un codazo de Sergio Ramos que significó la segunda amarilla del defensa y, por tanto, su expulsión. Se quedaba el equipo de 'Zizou' con diez cuando quedaban tres minutos para llegar a los 90 minutos. Así, el conjunto rojiblanco tuvo sus opciones en el tiempo añadido, pero el balón no quiso entrar en ninguna de las dos porterías y ambos equipos no tuvieron más remedio que firmar las tablas. El pundonor no fue suficiente y San Mamés impartió justicia señalando un empate sin goles en su marcador.