La sequía goleadora que está matando al Real Madrid

La falta de gol y de variantes en el ataque está descolocando al equipo blanco que no hace más que perder puntos.

La sequía goleadora que está matando al Real Madrid
Zidane dirigiendo al equipo | Fuente: Rodri J. Torrellas

No es una buena temporada. El Real Madrid recuerda a esas hojas que se dejan llevar por el viento en cualquier mes de otoño y que marchan a ninguna parte. El equipo no hace fútbol. Los blancos no juegan a nada. El fútbol ya no sonríe.

Los de Zidane están firmando una de las peores jornadas goleadoras a estas alturas de la Liga. En los últimos 11 años el Real Madrid no se encontraba tan perdido. El equipo blanco está empatando la mayoría de los encuentros y eso no sirve para los del Buitre, Di Stefano y Santiago Bernabéu.

Hay que remontarse a muchos años atrás para encontrar temporadas tan desfavorables como ésta. La prensa criticaba la sequía goleadora con Benítez en 2015, pero con Zinedine Zidane la portería no hay quién la vea.

La falta de gol y de variantes en el ataque está descolocando a un Real Madrid que no hace más que perder puntos y desprenderse de la zona alta de la tabla. El empate contra el Athletic de Bilbao (0-0) ha sido el segundo partido en Liga en el que el club blanco no marca fuera de casa. La cuarta posición de la tabla tiene nombre y tiene un escudo con corona. El Atlético de Madrid ha conseguido el tercer lugar tras vencer a la Real Sociedad situándose a dos puntos de distancia de los blancos.

Desde la temporada 2008-09 el Real Madrid no tenía una puntuación liguera tan baja. El arranque en la Liga ha sido toda una catástrofe y el equipo parece no encontrar la solución al problema. Zidane no ha hilado dos victorias consecutivas desde el pasado mes de octubre. Cabe destacar que algunos fueron equipos que se encuentran en la parte baja de la tabla; la situación es crítica. Ya no se busca vencer, sino mantener la cuarta posición.

La sequía goleadora está provocando más de un traspiés a la estructura madridista que no es capaz de encajar un balón entre los palos. El Real Madrid ha registrado 19 remates durante el encuentro contra el Athletic de Bilbao, de ellos, únicamente cuatro han sido a puerta.

A la presencia casi inexistente de Karim Benzema y de Cristiano Ronaldo por La Liga, habría que sumar la enésima lesión de Gareth Bale y la ausencia del hombre que se deja la piel en cada uno de los encuentros; el máximo goleador de la Liga, Marco Asensio. Empatado a goles con Isco. Cuatro cada uno.

Con el paso del tiempo, la pérdida de puntos y la desilusión por parte del equipo y de los aficionados; comienzan los rumores: las dudas en torno a la continuidad de Zinedine Zidane, los próximos fichajes, el mal planteamiento del equipo, la marcha de jugadores como Álvaro Morata y la falta de actitud.

El próximo sábado el Real Madrid puede volver a ilusionar a la afición como él solamente sabe. El Sevilla puede ser la escalera que vuelva a empujar al equipo hacia todo lo alto porque los madridistas saben resurgir entre sus cenizas con más fuerzas que cualquier Ave Fénix. No importa lo difícil que sea. La garra, el carácter y la fuerza siempre irán escondidos detrás de esa camiseta.