En Europa sí que bailan

Vuelve la Champions en la última jornada de la fase de grupos para el Real Madrid. Cristiano y Benzema esperarán seguir con su racha en la competición para hacer olvidar su pésimo rendimiento goleador en LaLiga

En Europa sí que bailan
Remate de Benzema ante la atenta mierada de Cristiano. Fuente: Real Madrid

Ahora sí que sí. Ya clasificados para octavos, el Madrid buscará cerrar con victoria la fase de grupos, recuperar sensaciones y por supuesto ver a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema meter goles, como vienen haciendo en las anteriores jornadas de UEFA Champions League.

Es un tema que preocupa en las gradas del Bernabéu:  ¿Qué les pasa a los delanteros del Real Madrid? Su rendimiento goleador en liga es muy pobre (cuatro goles entre los dos) y desde algunos sectores ya se reclaman fichajes. Ya lo saben. Suena Icardi.

Sin embargo, lo que descoloca un poco al madridismo es el cambio que se produce en estos jugadores cuando suena el himno de la Champions. A pesar de la derrota en Wembley, los números no engañan. Ocho goles del portugués en cinco partidos por dos  del francés en tres partidos son prueba de ello. Además, Cristiano tiene la oportunidad de ser el primer jugador en anotar en las seis jornadas de la fase de grupos. Está claro que aquí es el "The Best".

El último partido es buena prueba de este fenómeno. Doblete de los tanques del equipo fuera de casa al Apoel. Cierto que el portero puso su granito de arena, pero Europa es Europa, no hay equipo pequeño... ya saben. No es fácil hacerlo. No todos pueden presumir de meter goles a pares en la máxima competición, y estos dos llevan 113 (Cristiano) y 53 (Benzema) respectivamente. Números que se recordarán cuando ya no podamos disfrutar de estos dos jugones.

El Borussia Dortmund deberá andar con cuidado. Nueve goles en nueve partidos de los dos cracks  ante el conjunto alemán. El último en anotar al equipo bávaro fue Cristiano con un doblete en el partido de ida. Sin duda alguna esta pareja es otra cosa cuando pisa los terrenos de juego ante rivales de este calibre.

Volviendo a la comparación liga-champions, es un caso más desconcertante el del luso. Benzema tiene mejores registros que en liga, pero tampoco son como para sacar pecho. La situación de  Cristiano si que da para pensar. La balanza está muy desequilibrada. La pregunta es: ¿por qué? No hay respuesta. Solo la sabe él. Habrá que tener paciencia. Estamos hablando del máximo goleador de la historia del Real Madrid y de esta competición. Palabras mayores.

De lo que no hay duda es que la sensación es otra en ambos jugadores. Goles aparte, en la Champions juegan y hacen jugar. Se respira otro ambiente. Hay más alegría. Es cómo si bailasen. Es un hecho, en Europa sí que bailan.