Varane se vuelve a romper

El central francés tuvo que ser sustituido en el minuto 38 de la primera mitad en el enfrentamiento de Champions contra el Dortmund. El defensa notó molestias al realizar una estirada y tuvo que entrar Asensio en su lugar, pasando Lucas Vázquez a jugar en el lateral derecho.

Varane se vuelve a romper
Varane se vuelve a romper. / Fuente: Daniel Nieto (Vavel)

Corría el minuto 37 de la primera mitad en el Santiago Bernabéu y el Real Madrid vencía por 2-0 al Borrusia Dortmund. Parecía que la afición respiraba cómodamente y que reinaba la normalidad, hasta que Rafael Varane se tiró al suelo y pidió el cambio. El central galo se había vuelto a lesionar. Una noticia que ya no es sorpresa.

El defensa de cristal pidió el cambio a Zidane por molestias en su pierna izquierda. Asensio fue el elegido para sustituir al central. Zidane le tocó mover el dibujo y reordenar su defensa, pasando Lucas Vázquez a ocupar el lateral derecho, ya que Achraf no estaba ni convocado, y Nacho pasó a ser la pareja de de Sergio Ramos en la zaga.

Según informó el club, el central francés, que ayer fue examinado por los doctores y fisioterapeutas, pasará hoy las pruebas médicas que confirmen el alcance definitivo de la lesión. "Se ha hecho daño y vamos a ver lo que tiene. El jueves será la resonancia. Él cree que no será mucho, pero vamos a ver. El sábado no va a estar, eso es seguro", declaró Zidane en rueda de prensa, buscando rebajar el drama apuntando a su plantilla: "No estoy preocupado. Me dedicaré a buscar un equipo competitivo y ya está. Sí me preocupan los jugadores que se lesionan, pero tenemos una plantilla amplia y encontraremos una solución", afirmó.

Cuando se hizo público el once de Zidane para el partido, fue una sorpresa ver a Varane en el once, ya que era un partido intrascendente en el camino de la Champions y, si se lesionaba, Nacho sería el único defensa disponible en el importante duelo del sábado frente al equipo hispalense. Y las peores pesadillas hicieron presencia en el campo y las alarmas volvieron a saltar cuando el defensa cayó al suelo lesionado.

No es la primera lesión de Varane. Su calvario empezó un 11 de mayo de 2013. Ese día, en Cornellá y ante el Espanyol, se rompió el menisco externo. Desde entonces, se ha perdido casi 50 partidos por lesión. Pese a su envergadura y físico privilegiado, al igual que ocurre con Gareth Bale, el defensa no es capaz de jugar más de 4 partidos seguidos sin retirarse por molestias.

Esta temporada se lesionó frente al Girona, lo que le hizo perderse la vuelta en Champions frente al Tottenham y el partido contra Las Palmas. Además, se perdió el inicio liguero tras las dos Supercopas, así como el partido contra el Valencia y el Levante.  Alcanzó su récord de partidos consecutivos ante Real Sociedad, Betis, Alavés, Borussia Dortmund y Espanyol. Después, Zidane le dio descanso contra el Getafe. Por este motivo sorprende que, sabiendo su historial, Zidane no le diera descanso el miércoles.

En el eterno debate de si era mejor la plantilla de la temporada pasada o esta, Pepe se luce con el Besiktas, mientras Varane se rompe, Vallejo o bien no tiene la confianza de Zidane o bien se lesiona, Ramos a veces peca en tarjetas y Nacho, el multiusos, no puede cubrir las bajas de todos. Motivo por el cual, con el mercado invernal cada vez más próximo, el fichaje de un defensa se empieza a hacer eco. En el mercado, parece ser que el brasileño David Luiz es el mejor situado. No obstante, el defensa no podría jugar Champions por haber jugado ya con su actual club, el Chelsea.