Bale se toma su copa de año nuevo

El galés volvió a encontrar el camino a gol en copa, esta vez de penalti. Su última vez tuvo lugar en la final de Copa del Rey de 2014 ante el Barcelona, que supuso el decimonoveno título copero para los blancos en una noche en la que Bale fue protagonista.

Bale se toma su copa de año nuevo
Bale es el primer goleador madridista del año 2018. | Foto: Daniel Nieto (Vavel)

Ya jugó el Real Madrid su primer partido del año nuevo 2018 y lo inició tal y como se esperaba, con una victoria. Los de Zidane tuvieron que viajar a Soria para enfretarse al Numancia en lo que significó el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. En este primer encuentro, puede decirse que el Real Madrid solventó en cierta parte la eliminatoria al conseguir un contundente 0-3 ante los de Jagoba Arrasate, siendo Gareth Bale e Isco (ambos de penalti) y Borja Mayoral los goleadores del partido. Estos pusieron muy de cara para los madridistas el pase a los cuartos de final, que tendrán que cerrar en el enfrentamiento de vuelta en el Santiago Bernabéu, el próximo día 10 de enero.

Con este resultado, el conjunto blanco ha retomado la senda de la victoria en la presente temporada, después de acabar el año con una derrota en el clásico ante el Barcelona en Liga. Iniciando el nuevo año con buen pie, el primer goleador madridista de un año en el que los blancos van a tener mucho que decir, ha sido Gareth Bale, un jugador que se ha visto lastrado por las lesiones en 2017. El galés no anotaba gol en Copa del Rey desde el 16 de abril de 2014, el día en que el Real Madrid consiguió su última Copa del Rey de la mano de Carlo Ancelotti como entrenador, en una temporada de las que aún se recuerdan, con la Décima como mejor compañía. Aquella noche, Bale hizo que todos los millones de euros gastados en su fichaje en el verano anterior quedasen en el olvido gracias a su gloriosa carrera en el minuto 85 de partido cuando el encuentro parecía que se iba a dirigir a la prórroga después de los goles de Di María y Marc Bartra. 

El Barcelona buscaba el gol de la victoria con una internada de Messi al área desde la banda derecha, despejó la defensa madridista su centro al área y el balón le quedó a un Isco que, invadido por la presión blaugrana de querer matar el partido cuanto antes, descargó el esférico a Coentrao y éste abrió en largo para la carrera de Bale con Bartra en la banda izquierda. El resto ya es historia de uno de los goles más recordados de los últimos años. Tres años y ocho meses después, Gareth Bale al fin consiguió volver a marcar en Copa del Rey, en una acción en la que Lucas Vázquez entraba en el área numantina en el minuto 35 de partido, el árbitro señaló penalti y Gareth no perdonó el cobro de la pena máxima, disparando al lado izquierdo del portero rojillo que se venció a su derecha.

De la misma manera, casualmente, anotó el primer gol del año 2017 el ya ex jugador madridista y actual jugador del Bayern de Munich, James Rodríguez. En la ida de los octavos de final de la pasada edición de la Copa del Rey. El Real Madrid se enfrentaba en el Santiago Bernabéu al Sevilla, con idéntico resultado de 3-0, los madridistas empezaron el mejor año de su historia de la misma manera que empiezan el actual año 2018. En aquel partido, los goleadores fueron Varane y James, este último por partida doble.

¿Será, quizá, este primer gol de Bale y del Madrid en 2018, un indicador de la consecución de otro gran año que tiña las vitrinas madridistas del color blanco del éxito?