El Real Madrid empata en Balaídos y dice adios a La Liga

El Real Madrid empata en Balaídos con el Celta de Vigo y se queda a 16 puntos del F.C. Barcelona, por lo que las opciones de ganar el campeonato de liga quedan prácticamente descartadas.

El Real Madrid empata en Balaídos y dice adios a La Liga
Bale se lamenta, mientras los jugadores del celta celebran el empate | Foto: LaLiga.es
Celta de Vigo
2 2
Real Madrid
Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jony; Pablo Hernández, Wass (Jozabed, min. 90´), Radoja (Lobotka, min. 72´), Pione Sisto (Emre Mor, min. 72´); Iago Aspas y Maxi Gómez.
Real Madrid: Keylor Navas; Achraf, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modriç (Kovaciç, min. 75´), Isco (Lucas Vázquez, min. 75´); Bale (Asensio, min. 83´) y Cristiano Ronaldo
MARCADOR: 1-0, min. 33´ Wass, 1-1, min. 36´ Bale, 1-2, min. 38´ Bale, 2-2, min. 82´ Maxi Gómez.
ÁRBITRO: Jaime Latre (Comité aragonés), amonestó a: Casemiro, min. 43´, Hugo Mallo, min. 66´, Keylor Navas, min. 70´, Iago Aspas, min.87´.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 18 de La Liga Santander, que enfrentó a Celta de Vigo y Real Madrid, en el estadio de Balaídos.

El partido comenzó con un Real Madrid presionando muy arriba y con el Celta sufriendo mucho en la salida de balón, pero cuando la rompía lograba crear mucho peligro en campo contrario. La primera ocasión de peligro fue para los blancos, con un disparo con la pierna derecha de Cristiano Ronaldo, en el minuto 3, y otro disparo de Marcelo que se marchó también desviado, sin embargo iba a tener la más clara Iago Aspas, cuando en el minuto 12 y tras un buen centro de Hugo Mallo, el delantero gallego remataba al poste. Tras esta acción el Celta se iba sintiendo cada vez más cómodo sobre el césped y poco a poco empezaba a sufrir el Real Madrid.

El encuentro estuvo marcado por una gran cantidad de faltas por parte de ambos equipos, y es que apenas hubo control en el centro del campo, por lo que enseguida se trataba de cortar la acción de peligro del rival. En el minuto 24 iba a fallar Wass una gran ocasión, y es que a pesar de encontrarse con un balón suelto en la frontal del área, y con bastante tiempo y espacio para preparar su disparo, el balón se iba a marchar muy lejos de la portería y sin crear la más mínima sensación de peligro, respondía Casemiro en la siguiente acción, con un disparo lejano que buscaba sorprender a Rubén, pero este realizó una magnífica parada, desviando la pelota a córner.  

Sin embargo, la siguiente que tuvo el danés, no perdonó, y es que tras un gran contraataque de los gallegos que aprovechaban los enormes espacios que dejaban los blancos a la espalda de la defensa, Wass se plantó solo frente a Keylor, que se quedó dudando a media salida, y marcó batiendo al costarricense con una magnífica vaselina, el Celta se adelantaba en el minuto 33 de partido y ponía contra las cuerdas a los de Zidane, aun así los blancos no se iban a rendir y tan solo 3 minutos más tarde, Kroos

Bale e Isco se abrazan | Foto: LaLiga.es
Bale e Isco se abrazan | Foto: LaLiga.es

encontraba a Gareth Bale, con un pase a la espalda de los centrales, tras un gran desmarque del de Cardiff, que a la carrera y con espacios es el mejor del mundo, y batía al guardameta con un disparo cruzado al primer toque con su pierna izquierda. La cosa no iba a quedar ahí, y es que sólo dos minutos más tarde, Bale volvía a marcar y adelantaba a los de la capital, una gran jugada combinativa del Madrid en los alrededores del área de los vigueses, el balón le llega a Isco que mete un gran pase, para que Bale remate otra vez al primer toque, pero esta vez con el exterior de su pierna izquierda, poniendo la pelota dónde no podía llegar Rubén Blanco. Así se iba a llegar al descanso.

Arrancaban los segundos 45 minutos sin cambios en ninguno de los dos equipos. En esta mitad se vio a un Real Madrid muy diferente al de la primera, y es que, aunque el juego tampoco había sido excelente, en esta fue mucho peor, aun así en los primeros minutos siguieron teniendo el control del balón y pudo llegar el tercero, pero Cristiano mandó la pelota a las nubes, a pesar de estar dentro del área y en una posición bastante centrada, en el 56 iba a ser Isco quien mandara el balón fuera de la portería, tras un disparo con la zurda en una posición bastante escorada. Y hasta aquí el control del Madrid, porque con un remate de Jony con la izquierda que se marchó rozando el larguero, se vino arriba el Celta y empezó a crear mucho más peligro, y en una de estas, Iago Aspas era derribado por Keylor Navas en un mano a mano, y el colegiado señalaba penalti, el tico se iba a redimir de su error y paraba el lanzamiento del “diez” celeste.

Keylor Navas detiene el lanzamiento de Aspas | Foto: LaLiga.es
Keylor Navas detiene el lanzamiento de Aspas | Foto: LaLiga.es

Con el fallo en el penalti, Unzué decidió meter más jugadores que pudieran crear peligro, y mandó entrar a Lobotka y Emre Mor, en lugar de Pione Sisto y Radoja, a lo que respondió Zidane metiendo a Kovaçic y Lucas Vázquez para tratar de aprovechar los espacios que iban a dejar, salieron por estos dos, Isco y Luka Modriç, pero la entrada de Lucas y Kovaciç no tuvo el efecto esperado por el técnico francés, y es que si el Madrid ya se encontraba partido sin balón, ahora perdía también la posibilidad de defenderse manteniendo el control de la pelota. En uno de los errores en salida de baló que tuvo el Real desde entonces, lo aprovechó el Celta para hacer el segundo, Marcelo intentaba una ruleta en campo propio que no salía bien y perdía el balón, y Daniel Wass ponía un centro perfecto, para que el “killer” Maxi Gómez, lo mandara al fondo de la red con un magnífico cabezazo.

Modriç defiende a Maxi Gómez | Foto: LaLiga.es
Modriç defiende a Maxi Gómez | Foto: LaLiga.es

Zidane intentó reaccionar dando entrada a Asensio, pero el balear nada pudo hacer en esos 5 minutos, ambos equipos iban a tener oportunidades para ganar, el Madrid con un disparo de Lucas Vázquez dentro del área, que detenía Rubén, y es que a pesar de la potencia, el derechazo del gallego salió muy centrado, y el Celta mediante un penalti reclamado por Iago Aspas tras un choque con Marcelo, pero el árbitro no iba a señalar nada.

Tras esta derrota el Real Madrid sigue cuarto en la tabla, y pierde casi cualquier oportunidad de luchar por ser campeón de liga, además varios pesos pesados de la plantilla salen señalados para la afición, y es que la única noticia buena para los aficionados blancos, parece ser la vuelta del mejor Gareth Bale.