La contracrónica: un día más saliendo del sueño

El Real Madrid volvía a su Estadio en un partido de Liga. Y lo hacía con un equipo repleto de grandes figuras. Solo Benzema y Sergio Ramos fueron los nombres de un equipo que se lee casi de memoria. Sin embargo, el equipo volvió a decepcionar, esta vez con derrota por la mínima ante el Villarreal

La contracrónica: un día más saliendo del sueño
Keylor durante un encuentro. Fuente: Dani Nieto VAVEL

"Cualquier tiempo pasado, fue mejor" es una de las frases recitadas en las 'coplas manriqueñas'. Y podría usarse perfectamente a la actualidad madridista. Un equipo que desde la derrota sufrida en casa ante el Barcelona, no parece levantar cabeza. Ni tan siquiera el parón navideño, consiguió refrescar las mentes y piernas de estos jugadores que dieron para el 2017, el mejor año en la historia del Real Madrid. 

Pero como muchos pueden pensar, la historia es papel mojado. La historia vale de presentación. Pero se ha de luchar por mantener ese privilegio que goza el equipo merengue día a día. Y desde el clásico el conjunto merengue no ha tenido mayor felicidad que el pasar de ronda ante un Numancia que en varios momentos de los dos partidos de la eliminatoria, le hizo mostrar las costuras. 

El último partido ha tenido lugar en el coso merengue ante el Villarreal. Y ha acabado en una derrota. Una derrota, dolorosa por la imagen y porque permite acercar a unos rivales que ni en los peores sueños podían pensar. Los que ocupan puestos de la Europa League. Un punto el quinto equipo clasificado, el 'submarino' amarillo; tres el Sevilla (equipo al que venció el 'Madrid' por goleada) y ya, sería aún más preocupante la posición de fuera de Europa que ocupa el Eíbar a cinco puntos.

Sorpresas te da la vida. Y lo que no se podía esperar es que un equipo que con un 90% de los futbolistas que hoy son plantilla merengue el año pasado eran campeones de Liga y Champions. Los ya consabidos James, Morata y un poco utilizado, Pepe salieron. Pero la llegada o vuelta de Vallejo, junto con las de Theo, Ceballos y el ascenso de Borja Mayoral a delantero suplente, hacía pensar que la plantilla poco perdía si acaso en experiencia. El convertirse supercampeón de Europa y España hacía pensar que el plato a degustar en la temporada era de primer nivel... Pero la realidad supera a la ficción. 

Y es que el equipo merengue no parece el equipo del año pasado de Zinedine Zidane, con sus días malos como todos. Pero un equipo que iba a por todas. Y con un 'equipo B' solo considerado por la prensa porque por calidad no sería... Y sin embargo esta campaña, no está siendo ni mucho menos ahora lo esperado. Aún se tiene Champions y Copa; sin dejar de soñar o luchar por la Liga... pero los dos trofeos por eliminatorias quedan aun por jugarse... y por ahora la competición liguera no ayuda a la espera...

Pero una cosa está clara, y es que el Real Madrid si algo tiene, es que por muchas adversidades en el campo y en las diversas clasificaciones: siempre se levanta.