Casemiro: "Nada en esta vida es imposible, pero La Liga está muy difícil"

El centrocampista brasileño atendió a los medios después de la derrota del pasado sábado frente al Villarreal e intentó dar una explicación a los malos resultados del equipo. Entiende el cabreo de la afición y asegura que irán partido a partido a por todas de aquí a final de temporada.

Casemiro: "Nada en esta vida es imposible, pero La Liga está muy difícil"
Casemiro tratando de quitarle el esférico a Fornals | Foto: Daniel Nieto VAVEL

Carlos Henrique Casemiro, que completó los 90 minutos sobre el verde del Estadio Santiago Bernabéu en la derrota frente al submarino amarillo, valoró la situación actual del equipo tras el partido e intentó dar una explicación a lo que le está sucediendo al conjunto blanco en partidos como el de ayer, donde no consiguen llevarse la victoria a pesar de no completar un mal encuentro. 

El pivote brasileño aseguró que ahora es cuando los jugadores tienen que estar más juntos que nunca, ya que cuando pierden lo hacen todos. Explicó que lo del partido del pasado sábado es lo que les lleva sucediendo durante toda esta campaña. El equipo "juega bien, pelea y crea oportunidades", pero no están haciendo goles. El rival llega un par de veces a portería durante los noventa minutos y marca. Para él, "no hay otra explicación"

Según Casemiro, "el fútbol es así". Si el equipo no consigue materializar sus ocasiones en goles, lo normal es que después te hagan daño atrás. Para evitarlo, asegura que "hay que estar concentrados los 90 minutos", algo que no parece estar ocurriendo en los últimos partidos

En lo referido a como ve La Liga, comentó que "nada en esta vida es imposible", pero el destructor de juego madridista sabe también que está muy complicado reeditar el título liguero. Ya no piensan en remontar La Liga, sino en ir "partido a partido" y centrándose al cien por cien en todas las competiciones. Sabe que el Real Madrid es un club que "tiene que estar siempre arriba" por lo que la exigencia es muy alta en cada partido, entendiendo así "las razones de la afición" de su enfado actual con los jugadores y el cuerpo técnico. 
 
Si bien es cierto que la falta de gol está siendo clave en la temporada actual, no se puede decir que por ello el equipo tenga que recibir goles. La solidez defensiva no depende del potencial ofensivo, aunque dominar los partidos como antes hacía el equipo blanco podría ayudar. Sin ir muy lejos, el Atlético de Madrid se ha encontrado en esta situación de falta de puntería durante toda la primera vuelta, antes de la llegada de Diego Costa, y eso no implicaba que recibieran un gol cada dos o tres ataques del contrario.