Buenos resultados en la pizarra

El Real Madrid logró ganar 5-2 ante la Real Sociedad con un partido mayormente bueno en las que la claves fueron el ritmo, la organización y la intensidad.

Buenos resultados en la pizarra
Buenos resultados en la pizarra antes del PSG. / Fotomontaje: VAVEL

Con miras al vital partido de Champions League contra el PSG, el Real Madrid tenía la oportunidad de tomar la mayor confianza posible ante la Real Sociedad, a quienes pudieron derrotar claramente 5-2 jugando un partido, en su mayoría, bueno.

Esto se debió a algunos cambios en el once inicial, ya que Casemiro no fue inicial, tampoco lo fue Bale, si Asensio y Lucas Vázquez para formar un claro 4-4-2. No es una alineación ni táctica inédita para el equipo de Zinedine Zidane, pero la manera de moverse dentro del campo de varios de los jugadores si fue una bocanada de aire fresco y una manera perfecta de recordar los buenos tiempos de la temporada anterior.

Algo que fue claro durante la primera parte fue la disposición de las tres líneas del Madrid, estaban adelantadas y cercanas entre ellas. Por ello mismo no dieron espacio al rival para hacer un manejo fluido del balón en las pocas ocasiones que tuvo posesión de él en ese tiempo. Los dos centrales estuvieron muy activos relevando a sus compañeros laterales cuando era necesario, teniendo en cuenta que ambos tienen una importante proyección al ataque.

Esa constante ofensiva de los laterales a veces juega en contra de ellos, porque los rivales encuentran espacios a sus espaldas, pero el 4-4-2 ante la Real Sociedad ayudó a solucionar aquel problema. Marcelo y Carvajal no tuvieron muchos apuros y el apoyo de Asensio y Lucas Vázquez fue clave, además del ya mencionado relevamiento o apoyo de Varane y Ramos.

Otro jugador muy móvil fue Toni Kroos, quien jugó uno de sus mejores partidos de las últimas semanas. El alemán si bien es el constante compañero de Luka Modric en el medio del campo, en esta ocasión se aventuró en varias oportunidades algunos metros más arriba en el campo, dejando al croata un poco más retrasado, pero igualmente influyente.

Movimientos claves para el excelente primer tiempo. Fuente: Lapizarradelmister.es
Movimientos claves para el excelente primer tiempo. Fuente: Lapizarradelmister.es

Además de él, Cristiano Ronaldo se mostró muy móvil durante el partido cambiando posiciones constantemente con Benzema y retrocediendo metros para ayudar a sus compañeros a abrir espacios a través de toques de primera intención, teniendo mucho juego con Kroos y Modric.

Todos estos elementos llevaron a un primer tiempo perfecto. El primer gol del encuentro llegó poco antes de que se cumpliera el minuto 1 de juego. Marcelo habilitó con un largo pase a Cristiano, quien centró con gran calidad a Lucas Vázquez que anotó con un limpio cabezazo en el área.

El segundo gol fue en el minuto 27, en una jugada cuidadosamente tejida entre Benzema, Lucas, Cristiano, Asensio y Marcelo, para que este último asistiera al portugués, quien anotó sencillamente el 2-0. Este fue un ejemplo perfecto del juego del Real Madrid en el primer tiempo, con pases rápidos, constantes cambios de frente, apoyo y colaboraciones.

La tercera anotación fue algo similar, con trabajo entre Asensio, Benzema, Lucas que dio un pase atrás a Kroos quien estaba justo en el borde de la media luna del área y que definió como mejor lo hace el alemán, enviando un balón inalcanzable para Rulli. El cuarto tanto fue más sencillo, un cobro de tiro de esquina que Cristiano pudo convertir de cabeza en gol.

Pero para la segunda parte, aquella intensidad táctica demostrada en el primer tiempo pudo haber pasado factura, ya que el equipo no fue igualmente dinámico ni los jugadores tan móviles dentro del campo como lo fueron antes. Tras los cambios y el nuevo 4-3-3, las líneas ya se retrasaron y había más distancia entre ellas, sobre todo entre el medio y los atacantes.

El equipo tras los cambios. Fuente: lapizarradelmister.es
El equipo tras los cambios. Fuente: lapizarradelmister.es

Aun así el equipo pudo mantener el orden exceptuando dos ocasiones, que fueron los descuentos de la Real Sociedad. El primer gol de los rivales vino de una ausencia de Carvajal en su posición y que Bale, que ya había ingresado al partido, tampoco ayudo a presionar al poseedor del balón. El segundo, fue igualmente una desatención entre Cristiano, Benzema y Varane, ya que ninguno referenció a Illarramendi en el área y el ex jugador madridista anotó.

Entre el primer y segundo gol de la Real Sociedad, el Madrid festejó por quinta vez, con un pase largo de Isco a Bale, que hizo una colaboración con Cristiano y aunque el eventual disparo del galés fue rechazado por Rulli, el portugués consiguió su Hat-trick.

De esa manera la pizarra de Zinedine Zidane dejó buenos resultados y sensaciones, en especial en el primer tiempo, pero tendrá que buscar la manera de mantener ese nivel de juego durante 90 minutos para enfrentar al PSG el miércoles 14 por Champions League.