Un derechazo que vale tres puntos

El Real Madrid Castilla no supo aprovechar la ventaja conseguida en el marcador para cerrar un encuentro que estuvo encaminado hasta la expulsión de Manu H. Con uno más y a falta de diez minutos, Stevens se sacó de la chistera un golazo para que el Navalcarnero se llevase tres valiosos puntos del Di Stéfano.

Un derechazo que vale tres puntos
Un derechazo que vale tres puntos | Fuente: VAVEL
Castilla
2 3
Navalcarnero
Castilla: Belman; Tejero; Reguilón; Manu H.; León; Jaume (Fidalgo, min. 84); Feuillassier (Jaime, min. 80); Seoane (Dani Gómez, min. 87); Cristo; Óscar; Quezada
Navalcarnero: Isma Gil; Stevens; José Antonio; Jesús; Álex González; Molina; Alonso (Édgar, min. 67); Cidoncha; Cifo (Fran Santano, min. 57); Joaquín; Barbosa (Ónega, min. 75)
MARCADOR: 0-1, min. 16, Cidoncha. 1-1, min. 43, Cristo. 2-1, min. 59, Cristo. 2-2, min. 77, Jesús. 2-3, min. 83, Stevens.
ÁRBITRO: Guillermo Conejero Sánchez (Comité extremeño). Amonestó a Cidoncha (min. 27), Alonso (min. 28), José Antonio (min. 31), Stevens (min. 78) Expulsó a Manu H. por doble amarilla (min. 50 y min. 75)
INCIDENCIAS: 25ª jornada de Liga de Segunda B (Grupo I), que enfrenta al Castilla y al Navalcarnero en el Estadio Alfredo Di Stéfano. Asistencia: 750 espectadores

El Real Madrid Castilla se enfrentaba al Navalcarnero para cerrar la vigésimoquinta jornada liguera. El conjunto de Solari necesitaba la victoria tras el tropiezo de la pasada jornada en su visita al Talavera de la Reina, por 2-1. Los blancos se antepusieron al primer tanto local tan sólo tres minutos después.  Óscar ejecutó una falta y Manu Hernando se adelantó la zaga del Talavera para poner las tablas en el marcador. A diez minutos del final, Cristian hizo el 2-1 para que los tres puntos se quedasen en Talavera

El encuentro empezó siendo frío para ambos conjuntos, los dos esperaban que el otro moviera ficha. El conjunto de Julián Calero golpeó primero tras una gran jugada de Cidoncha, que se hizo con el esférico en los tres cuartos de campo y se metió 'hasta la cocina' para sacarse un derechazo que pasó por encima de Belman, sin que el guardameta blanco pudiera reaccionar.  Hasta dicho tanto, el juego se mantuvo en el medio campo por parte de ambos conjuntos sin efectividad de cara a portería. 

Al filo del descanso, el filial blanco puso las tablas en el electrónico tras una jugada de libro. Magnífica jugada del Real Madrid Castilla por la banda izquierda, Óscar caracolea en la frontal del área, se apoya en Reguilón y éste cede hacia el segundo palo, donde recibe Cristo y envió el esférico al fondo de la red. En la siguiente acción, Óscar disparó desde fuera del área e Isma Gil sacó un balón que iba directo  a la escuadra. 

La segunda parte tuvo un único color: el blanco. Los 'mirlos' tuvieron las ocasiones más claras del partido, pero los palos e Isma Gil evitaron la goleada del conjunto de Solari.  A los pocos segundos de que el colegiado indicase el inicios de la segunda mitad, el Castilla tuvo una ocasión clara de gol. Feuillassier metió un balón en profundidad hacia Cristo, y el disparo se marchó a la derecha del guardameta del Navalcarnero. Seoane se hizo con el control del centro del campo mientras que Feuillassier se movía con total libertad por ambas bandas. 

La ocasión más clara para el conjunto blanco llegó en el minuto 54'. Una contra rápida de Seoane, que conduce hasta la frontal del área se apoya en Feuillassier que salva el esférico sobre la línea de fondo y llega Óscar desde atrás para recibir y armar el disparo que despejó Isma Gil sacando una gran mano abajo. 

A la hora de partido, el conjunto de Solari consiguió ponerse por delante en el marcador tras a una jugada para enmarcar y en tan solo cuatro pases. Magnífica jugada de Seoane que conduce hasta entrar en el área y se desmarca al hueco, cede sobre la llegada de Feuillassier por la banda izquierda, y Cristo recibe en el segundo palo para batir al guardameta del Navalcarnero. 

Una expulsión y dos goles 

Con la expulsión de Manu H., tras ver la segunda amarilla. El Navalcarnero aprovechó la falta en el pico del área, que botó Ónega y para Belman pero sin llegar a agarrar el esférico, que lo caza un jugador del Navalcarnero que cede hacia atrás y cerca del punto de penalti Jesús dispara para volver a empatar el encuentro. 

A falta de quince minutos para el final, el conjunto de Julián Calero aprovechó la superioridad númerica y el desgaste del conjunto blanco para robar el esférico en en los tres cuartos de campo cambiar el juego hacia la banda derecha, donde recibió Stevens y sin pensárselo se sacó de la chistera un gran derechazo hacia la escuadra de la portería de Belman