Francia, sinónimo de victoria

El Real Madrid tiene un porcentaje bastante favorable de victorias ante los equipos franceses desde que participase en la primera edición de la Copa de Europa.

Francia, sinónimo de victoria
Fuente: Daniel Nieto (VAVEL)

Desde que el conjunto blanco conquistara en 1956 su primera Copa de Europa venciendo al conjunto francés  Stade  Reims  por cuatro goles a tres, la máxima competición europea ha emparejado a los blancos con equipos franceses en la mayoría de ediciones del campeonato. El Real Madrid se ha enfrentado a equipos franceses en 24 ocasiones y el balance de victorias es bastante significativo: 15 victorias, cuatro empates y tan solo cinco derrotas.

Stade Reims, Niza, Olympique de Marsella, Mónaco, Olympique de Lyon, Auxerre y Paris Saint Germain han sido las víctimas  del conjunto blanco tanto en la copa de Europa como en el  actual formato de la Champions League.

Desde los goles  del mítico Alfredo Di Stéfano en aquellas dos finales contra el Stade Reims en 1956 y 1958, pasando por el hat-trick de Karim Benzema ante el Auxerre en 2010, hasta el solitario gol de Nacho, en el último enfrentamiento ante el PSG en la fase de grupos de la edición 2015/2016, son algunos de los goles más destacados del conjunto merengue ante equipos galos.

El choque de este miércoles, que volverá a parar el mundo del fútbol por un instante, se posiciona como uno de los partidos de la década,  ya que bien podía ser la final anticipada de esta edición. El que se presenta como el cruce estrella de estos octavos de final, es un capítulo más en una rivalidad histórica entre el conjunto blanco y los equipos del país galo.

Enfrentamientos contra el Olympique de Lyon

El origen de la rivalidad entre  el Olympique de Lyon y el Real Madrid viene de lejos, y la podemos situar en las temporadas 2005/06 y 2006/07, cuando el conjunto blanco  estuvo emparejado en ambas ediciones con el equipo francés en la fase de grupos.

Los de Chamartín no consiguieron la victoria en ninguno de los cuatro enfrentamientos, además de salir goleados de Gerland en sendas visitas al coliseo francés, por 3-0 y 2-0 respectivamente. Por su parte, los encuentros disputados en el Santiago Bernabéu se saldaron con dos empates.

La historia de amor-odio entre ambos conjuntos no terminaría ahí y sería en la temporada 2009/10 cuando el destino volvería a emparejar a ambos equipos  en los octavos de final.  Tratándose del primer año de Manuel Pellegrini en el banquillo blanco, y del debut de grandes estrellas como Cristiano, Kaká o Karim Benzema, en Champions con el Real Madrid, las expectativas puestas en el conjunto blanco eran demasiado altas, y el mal de altura pareció afectarles mucho antes de lo esperado. Los blancos  no consiguieron  vencer al conjunto francés en ninguno de los dos partidos disputados entre ambos, perdiendo 1-0 en la ida, y finalmente empatando a uno  en el Santiago Bernabéu, lo cual no sirvió de nada a los blancos que acabaron eliminados de la competición en octavos de final.

Sin embargo, la revancha no se hizo esperar demasiado y seria en la siguiente edición, cuando el destino del bombo volvería a emparejarles otra vez en los octavos de final. Esta vez, y ya con José Mourinho en el banquillo blanco,  el Real Madrid no tuvo problemas en pasar la eliminatoria y tras solventar ambos encuentros, los madrileños  consiguieron avanzar a la siguiente fase.

El último enfrentamiento entre ambos lo situamos en la fase de grupos de la edición 2011/12, cuando tras un 4-0 en la ida y un 0-2 en la vuelta, los blancos conseguían redimirse de una vez por todas del que había sido su verdugo tantos años en la competición europea.

Cristiano Ronaldo, letal ante  equipos franceses

El portugués lleva ocho goles y cuatro asistencias a equipos franceses desde que fichó por el Real Madrid. Marsella, Lyon, Auxerre y París Saint Germain han sido las victimas de un Cristiano Ronaldo que acumula 12 participaciones en jugadas de gol en los últimos enfrentamientos contra equipos galos.

Tras anotarle cuatro goles al Olympique de Marsella en su primera temporada en el Real Madrid y ser clave en los enfrentamientos posteriores contra el Olympique de Lyon, Cristiano se postula como el verdadero verdugo de todos los equipos de la Ligue One que han pisado el césped del  Santiago Bernabéu.

El único objetivo que se  erige sobre la cabeza del portugués será el de conseguir marcar a un París Saint Germain, al que todavía no ha conseguido anotarle ningún gol con la camiseta blanca, en competición oficial.