Espectáculo en el Santiago Bernabéu

Un Real Madrid que venía mermado debido a los últimos resultados cosechados en La Liga, recibía a un PSG por las nubes gracias a un Neymar impeclabe junto a Cavani y Mbbapé, lo que hace un tridente temible. Finalmente el Real Madrid consiguió imponerse en el marcador con un 3-1 gracias al doblete de Cristiano y el tanto de Marcelo contrarrestando así el primero gol de Rabiot.

Espectáculo en el Santiago Bernabéu
Marco Asensio | Foto: Dani Nieto (VAVEL)
REAL MADRID
3 1
PARÍS SAINT - GERMAIN
REAL MADRID: Keylor Navas, Nacho, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos, Isco; Benzema y Cristiano Ronaldo.
PARÍS SAINT - GERMAIN: Areola; Berchiche, Kimpembe, Marquinhos, Alves; Rabiot, Lo Celso, Verrati; Neymar, Cavani, Mbappé
MARCADOR: 0-1, min 33, Rabiot; 1-1 min 44, Cristiano Ronaldo; 2-1 min 84, Cristiano Ronaldo; 3-1 min 86, Marcelo
ÁRBITRO: Gianluca Rocchi (ITA) Amonestó: Neymar (min 14) Lo Celso (min 24) Isco (min 32) Rabiot (Min 63) Nacho (Min 77) Meunier (Min90)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la ida de octavos de final de la UEFA Champions League en el Santiago Bernabéu disputada entre el Real Madrid y el PSG

Zinedine Zidane sorprendió a todos en la alineación dando a Isco la titularidad en vez de al galés Gareth Bale. El técnico francés consideró oportuno salir de inició con un 4-4-2 sin sorpresas en el once exceptuando la titularidad del malagueño. Quitó velocidad en ataque pero pobló un centro del campo con jugadores que fueran capaces de poner un juego tranquilo, moviendo el balón de lado a lado hasta encontrar huecos en los que hacer daño.
En el banquillo esperarán su turno, el ya mencionado Gareth Bale, Marco Asensio, Kiko Casilla, Achraf, Theo Hernández, Mateo Kovacic y Lucas Vázquez.
Unay Emeri, al igual que Zidane, sorprendió en el once al dejar en el banquillo a Thiago Silva. Los demás puestos de la zaga francesa los completaban los jugadores esperados. 

Comienza la eliminatoria.

Un Real Madrid con las líneas muy adelantadas buscando robar rapidamente el balón al rival, consigue en los primeros minutos un corner. El Real Madrid no cesaba en los ataques con el paso de los minutos y rápidamente ponía en peligro la porteria protegida por Areola. El Real Madrid siguió con las líneas adelantadas, dominando el juego mientras los franceses esperaban en su campo para contraatacar hacia la portería de Keylor Navas. El conjunto vivistante no creaba mucho peligro pero se acercaba contadas veces en las que creaba peligro. El Real Madrid dominaba el centro del campo con un Isco que manejaba la batuta del equipo merengue a su antojo, el malagueño estaba siendo lo mejor del encuentro con sus pases al hueco, sus regates, sus pases de tacón... 

La gran mayoría del peligro que generaba el Real Madrid procedía de la banda izquierda, gracias a un Marcelo que se internaba a la zona del área donde ponía balones a la cabeza de los delanteros madridistas que no conseguían cabecear a portería. En el minuto 26 Cristiano tenía la oportunidad de anotar el primer tanto del partido gracias a una falta cerca del área que el luso mandó por encima del larguero. El Real Madrid tenía la consigna de anotar en los primeros minutos de partido, donde lo intentaba pero sin premio.

Se equilibra la posesión

Cerca del minuto 30 el Real Madrid retrasó las líneas y permitía al PSG jugar seguro atrás buscando el pase largo a la espalda de la defensa madridista. Las salidas del equipo parisino ponía en peligro al Real Madrid, y en el minuto 32, Neymar dentro del área realiza un pase atrás que deja solo a Rabiot para anotar a placer. Con el marcador favorable para los de Emeri siguieron atacando con un Madrid replegado atrás. 

En los minutos finales del primer tiempo, el Real Madrid buscaba atacar por las bandas donde conseguía algun corner pero no generaba un peligro claro en la portería de Areola. De mientras el PSG si que llegaba y ponía en apuros a la defensa gracias a Neymar que driblaba en el área consiguiendo zafarse de la zaga madridista.

En el minuto 43, una contra del Real Madrid, acaba en corner y seguidamente en penalti favorable al Real Madrid. Cristiano Ronaldo sería el encargado de transformar el penalti en gol por la derecha del portero. En los dos minutos de tiempo añadido, el Real Madrid volvió a subir líneas en busca de un segundo gol que le permitiera irse con ventaja al descanso, cosa que no consiguió.

Segundo tiempo de la batalla

El Real Madrid salió en la segunda parte al igual que en la primera, con las líneas muy adelantas buscando la portería rival con la mayor rapidez. El París Saint - Germain buscaba las contras y cerca del minuto 50 estuvo apunto de poner el segundo gracias a un tiro de Mbappé que consiguió parar Keylor Navas con unos grandes reflejos. Como una copia de la primera parte, el PSG comenzó a manejar la posesión del balón y obligó al Real Madrid a cerrar líneas atrás, lo que llevó a un mayor peligro cerca del área gracias a jugadores como Neymar y Mbappé. El Real Madrid buscaba las contras gracias a Marcelo pero no conseguían acabar las jugadas. 

El equipo local poco a poco intentaba conectar pases en cortos para relajar el rítmo del partido que dominado por el conjunto francés. El Real Madrid estaba consiguiendo el dominio del partido y Emeri decidió quitar a Cavani en el minuto 65 y dar entrada a Meunier para conseguir más dominio del balón y volver a generar el peligro que minutos antes creaba al Real Madrid. Por la otra parte, Zidane quería añadir velocidad en el juego del Real Madrid y decidió sustituir a Karim Benzema por Gareth Bale en el minuto 67.
El partido estaba completamente abierto, con un partido de idas y venidas donde se repartían las ocasiones ambos equipos. Cerca del minuto 80, Zinedine Zidane iba a revolucionar el once del Real Madrid dando entrada a Lucas Vázquez y Marco Asensio, consiguiendo verticalidad en el juego. En el minuto 83 una gran contra del Real Madrid comandada por Marco Asensio acabó con un gol de Cristiano Ronaldo desde dentro del área poniendo por delante al Real Madrid.
Con el segundo gol madridista, el equipo blanco se vino arriba con un juego rápido hacia la portería defendida por Areola. Tras una gran jugada del conjunto merengue, Marco Asensio mandaba el balón al área para que Marcelo rematara mandando el balón al fondo de la red. El Real Madrid se ponía con un 3-1 en el marcador, pero no cesaba con los ataques intentando matar a un PSG que tras el gol del brasileño, había bajado la intensidad que mantenía. Finalmente el árbitro dio el pitido final, con una gran ventaja madridista de cara a la vuelta en París.