Una inspirada Real noquea a la UD Las Palmas

La Real Sociedad venció con comodidad a la UD Las Palmas en un encuentro marcado por la expulsión de Boateng a los 20 minutos de comenzar el encuentro. El equipo de Eusebio Sacristán ofreció la mejor versión de lo que va de temporada y se gustó en un gran encuentro.

Una inspirada Real noquea a la UD Las Palmas
Los jugadores de la Real celebran uno de los goles anotados | Foto: Oscar Alonso
Real Sociedad
4 1
U.D. Las Palmas
Real Sociedad: Rulli, C. Martínez, R. Navas, Iñigo, Yuri (Héctor, min. 33); Illarra, Zurutuza (Canales, min. 64), Oyarzabal; Prieto, Vela y Willian José (Bautista, min. 79)
U.D. Las Palmas: J. Varas; David Simón, Lemos, Bigas (Aythami, min. 72), Castellano (Helder, min. 58); R. Mesa; El Zhar, Montoro, Tana (J. Viera, min. 60), Boateng y Araujo
MARCADOR: 1-0, min. 1, Willian José. 2-0, min. 21, Vela (p). 3-0, min. 35, Zurutuza. 4-0, min. 53, Willian José (p). 4-1, min. 56, Tana.
ÁRBITRO: Munuera Montero (colegio andaluz) amonestó al local Iñigo Martínez y a los visitantes David Simón y Araujo. Expulsó a Boateng con roja directa.
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 5ª jornada del campeonato liguero de Primera División, disputado en el Estadio de Anoeta (San Sebastián) ante 10.974 espectadores

Hay partidos y partidos, al igual que hay victorias y victorias. En el último lustro, el conjunto realista ha cosechado triunfos que a la larga han supuesto mucho más que tres puntos. La lograda ante el Las Palmas -el tiempo lo dirá- podría ser una más. 

El conjunto realista ofreció una magnífica imagen, en un escenario en el que actuaciones como la que realizaron los chicos de Eusebio Sacristán se echaban en falta desde hace mucho tiempo.

El conjunto realista convenció del primer minuto del encuentro hasta el pitido final que indicó el final de los 90 minutos, jugando los que sin duda han sido los mejores minutos de juego en lo que va de campaña.  

Y es que el conjunto donostiarra salió enchufadísimo, recordando los tiempos en los que el equipo de Montanier solía engullir a su rival, imponiendo un ritmo que muy pocos eran capaces de soportar. El equipo de Eusebio quiso marcar un alto ritmo de juego desde los compases iniciales, y salió en busca de su rival. 

Willian José adelanta a la Real al minuto de juego

Tanto fue así que en la primera jugada del partido, los realistas abrieron la lata en una jugada iniciada por Carlos Vela, quien prolongó la acción sobre la derecha para Carlos Martínez, cuyo centro fue remachado a la red por el brasileño Willian José. 

El conjunto de Eusebio Sacristán comenzó el encuentro de forma inmejorable, algo que en la parroquia de Anoeta añorado por la parroquia local, que por primera vez en mucho tiempo, disfrutó con el juego desplegado por su equipo.  

La Real trató de volcar el juego a ambos costados, con la presencia del tridente de mediapuntas (Vela, Oyarzabal y Xabi Prieto) merodeando la zona, además de los laterales, Yuri y Carlos Martínez, tan activos como siempre. La presión de los de Eusebio Sacristán en campo rival generó mucha incertidumbre en el conjunto de Quique Setién, incapaz de circular el balón desde atrás con comodidad. En defensa, las novedades fueron Raúl Navas y Carlos Martínez, quienes realizaron su debut en la presente temporada. 

El Las Palmas avisa pero la Real golpea de forma definitiva

A pesar de ello, el conjunto canario llegó con muchos efectivos al ataque, como suele ser habitual, y Roque Mesa primero y Araujo después llevaron el peligro sobre la meta del argentino Gerónimo Rulli. El primero, con un disparo raso que salió pegado junto al palo derecho del guardameta realista, y el segundo, con un potente lanzamiento que el meta desvió con la manopla derecha. 

Sin embargo, la Real no dejó de insistir y subida en la inercia positiva que supuso adelantarse antes del primer minuto de juego, consiguió ampliar diferencias en el luminoso tras un penalti cometido por Kevin Prince Boateng.

El saque de esquina botado por Oyarzabal desde la izquierda lo cabeceó Willian José, que estuvo en todas, pero el jugador ghanés tocó el balón con la mano cuando estaba prácticamente en el fondo de las mallas, y por ende, el colegiado señaló la pena máxima, expulsando al propio Boateng por la infracción cometida. Vela, con un lanzamiento sutil, engañando a Varas, puso el 2-0 sobre el luminoso y encarriló aún más una noche plácida para los suyos. 

La expulsión de Boateng hizo mucho daño al conjunto canario, incapaz de rearmarse en los minutos posteriores al 2-0, y tuvo que lidiar ante una Real con mucha hambre, que quiso corresponder a su hasta el momento, decepcionada afición. Tanto fue así, que el propio Willian José siguió buscando el doblete ante el que fuera su equipo la pasada temporada, y lo tuvo cerca con un cabezazo desviado tras un centro de Prieto desde la derecha. 

Yuri se retira lesionado y Zurutuza anota el tercero

La nota negativa del encuentro para los realistas la ofreció el lateral Yuri, jugador que tuvo que ser sustituido por lesión a la media hora del encuentro. Sin embargo, la noche sonrió a la Real, y el revés que supuso la lesión de Yuri fue devuelto en forma de gol pocos instantes después: Prieto apareció de nuevo por el costado derecho, y puso un centro al área que Zurutuza, en una posición algo escorado en el punto de penalti, cabeceó al fondo de las mallas. 

Con el 3-0 en el luminoso, el encuentro llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos, con un marcador que ni el más optimista de los aficionados hubiese pronosticado antes de que el balón echase a rodar. 

En la segunda parte, Willian José salió con el mismo hambre de gol que lo caracterizó en el primer tiempo, y cuando apenas se jugaba cinco minutos del segundo tiempo, amplió su cuenta goleadora desde el punto de penalti. David Simón cometió un discutible penalti sobre Oyarzabal cuando este se disponía a rematar el centro de Xabi Prieto, y el colegiado señaló la pena máxima, segunda para la Real, que el ariete brasileño se encargó de transformar con un lanzamiento ajustado sobre el palo izquierdo de Varas. 

Tana recortó distancias para el cuadro visitante

Héctor, a pase de Oyarzabal, quiso dar continuidad a la fiesta blanquiazul, y rozó el quinto con un buen disparo cruzado, el cual salió ligeramente desviado. 

Quien sí acertó de cara a portería fue Tana, quien gracias a un remate ajustado en el mano a mano ante Rulli, recortó distancias y puso el definitivo 4-1 en el luminoso. Roque Mesa habilitó al jugador del conjunto canario con un pase magnífico, en una jugada que dio un mínimo de esperanzas al conjunto visitante. 

El Las Palmas fue a más, y por momentos inquietó a una Real que bajó su nivel de presión e intensidad según avanzaban los minutos. El Zhar avisó por la banda derecha ante un Héctor que sufrió en más de una ocasión, pero en la mejor ocasión de la segunda parte para los suyos, picó en exceso el cuero, y salió desviado del palo derecho de Rulli

Reaparición de Canales y lesión de Carlos Martínez 

Canales volvió a jugar sus primeros minutos en encuentro oficial al entrar en lugar de Zurutuza, realizando su debut en la presente campaña en encuentro oficial. La reaparición del cántabro fue una de las notas más positivas del encuentro. Quien también tuvo minutos fue Bautista, jugador que ingresó al césped en lugar de un exhausto Willian José, quien anotó un doblete en una actuación que confirma su gran estado de forma. 

En los minutos finales, la UD Las Palmas acusó el esfuerzo realizado durante los noventa minutos, y la Real no tuvo demasiados apuros para contener un marcador desequilibrado en la primera mitad. Carlos Martínez, también por molestias físicas, no pudo terminar el encuentro y la Real acabó el encuentro con diez hombres. El de Lodosa completó una correcta actuación en el que fue su debut en la presente campaña. Quien también se retiró lesionado fue Bigas, quien sufrió un pinchazo en la pierna derecha. En su lugar entró Aythami.

Con este triunfo, la Real comienza a despejar el camino en su lucha incansable por alcanzar mayores cotas esta temporada. Esta victoria debe suponer un punto de inflexión en el conjunto txuri-urdin.