El rival: la revelación sin tapujos

El Alavés ha comenzado muy bien su campaña de regreso a Primera División con un equipo equilibrado que ha asimilado las ideas del técnico argentino Pellegrino a las mil maravillas.

El rival: la revelación sin tapujos
Jugadores del Alavés festejan el empate obtenido en el último suspiro en el Calderón. Foto:Zimbio

El conjunto vitoriano llega al derby de Anoeta después de un arranque sorprendente. Primera mitad de tabla y buenas sensaciones transmitidas a la parroquia alavesa. Y gran culpa tienen las 17 caras nuevas del Glorioso, además de su entrenador, Mauricio Pelegrino, que ha sabido encajar todas las piezas, nuevas y veteranas, mediante un juego efectivo, que puede dar mucho de lo que hablar. De hecho, el equipo patatero ha dado más de un susto a los grandes hasta la fecha. Sorprendió tanto a Barcelona como Atlético de Madrid y ambos a domicilio.

Fichajes acertados

No hay duda de que los veranos post-ascensos son más que ajetreados, así ha sido en Vitoria. Un equipo prácticamente nuevo, formado por una mezcla entre cesiones de jóvenes promesas y fichajes de jugadores experimentados, ha saltado al ring de Primera para luchar. Para ello, Mauricio Pelegrino es el elegido por la directiva alavesa, después de la sorprendente destitución del técnico que dio el ascenso, José Bordalás.

Theo Hernández. Foto: Alavés
Theo Hernández. Foto: Alavés

Tres hombres están siendo clave en este Alavés. Empezando desde atrás, el lateral izquierdo Theo Hernández, cedido por el Atlético de Madrid, es sin duda la gran estrella hasta ahora. El joven zurdo francés dinamita defensas rivales con una facilidad asombrosa y recuerda al Gareth Bale del Tottenham en sus inicios. Es el puñal del equipo, conduce, dribla, centra y dispara a las mil maravillas, por eso su pérdida, debido a la roja directa ante el Málaga, para este partido es tan importante.

En segundo lugar, hay que nombrar al eje del equipo, Marcos Llorente. Es un pulmón para el equipo, roba, corre, asiste y va bien por arriba, tiene una calidad técnica brutal. Es otro descubrimiento de esta Liga Santander 2016/2017. Se ha convertido en indiscutible en los esquemas del entrenador argentino, y su buen rendimiento tuvo premio hace dos semanas, cuando Albert Celades lo convocó para la selección sub-21. Forma una dupla más que interesante con, otro fichaje acertado, el colombiano Daniel Torres. El tercero en discordia, es un viejo conocido de la liga, que ha explotado en Vitoria. Édgar Méndez está haciendo un inicio sobresaliente, fijo en los onces de Pelegrino, le da vida al ataque alavés desde la banda con su velocidad y descaro en el uno para uno. Estos tres junto al mencionado Daniel Torres, Víctor Camarasa, Alexis, Deyverson, Pacheco, o Ibai Gómez entre otros, están lanzando al Alavés hacia la salvación. Mucho ojo con ellos.

El once titular varia en cuestión del rival. Pelegrino ha usado tanto el 5-4-1 como el 4-3-3. Pacheco es fijo en la portería, en defensa, Kiko Femenía, Alexis y Theo parece que tienen el puesto garantizado mientras que Feddal, Laguardia y Raul García pelean por el otro. El trivote está formado por Llorente, Torres y Camarasa aunque en las últimas jornadas Katai ha entrado en el once. En las bandas, Édgar e Ibai suelen salir titulares con Deyverson en punta, pero no sería la primera vez que mueve a Deyverson a la banda para poner a Toquero arriba.

Ideas claras

Laguardia y Alexis tratan de evitar un testarazo de Torres en el Calderón. Foto: Zimbio
Laguardia y Alexis tratan de evitar un testarazo de Torres en el Calderón. Foto: Zimbio

El juego del Alavés es, hasta ahora, el que trató de inculcar Pelegrino en el Valencia sin éxito. Mucha presión arriba, juego rápido, y cerrar el carril central para aprovechar las contras al máximo por los laterales del terreno de juego. La velocidad de hombres como Édgar o Deyverson a la contra puede ser letal. Otra virtud del Glorioso es la de saber defender muy bien en campo propio como hizo ante Barça o Atlético, y la verticalidad y rapidez al robar la pelota es su arma más importante.

Sin embargo, la juventud e inexperiencia en Primera de muchos jugadores puede jugarles una mala pasada, ya se vio como Theo pecó de novato con esa roja totalmente innecesaria en el minuto 90.