Oyarzabal y Elustondo rompen la maldición

La Real Sociedad se llevó su primer derbi vasco de la temporada rompiendo la maldición imperante en sus visitas a Mendizorrotza.

Oyarzabal y Elustondo rompen la maldición
Oyarzabal con el balón. Foto: Real Sociedad
Deportivo Alavés
0 2
Real Sociedad
Deportivo Alavés: Pacheco; Alexis, Maripan, Ely, Duarte; Manu García©, Torres (Bojan, min79); Ibai (Vigaray, min62), Medrán (Katai, min62), Pedraza, Munir.
Real Sociedad: Odriozola, Elustondo, Llorente, K.Rodrigues; Zubeldia, Illarramendi, Xabi Prieto©; Juanmi (Januzaj,min66), Oyarzabal (Canales, min87), Willian José.
MARCADOR: 0-1, min77: Oyarabal, 0-2 y min80: Aritz Elustondo.
ÁRBITRO: Alberola Rojas, asistido por Hernández Ramos y Cerdán Aguilar (Comité Castellano manchego). Amonestó a Llorente en el minuto 44 y a Duarte en el minuto 89.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 de La Liga Santander disputado en el Estadio de Mendizorrotza ante 19.840 espectadores entre el Deportivo Alavés y la Real Sociedad.

No fue el encuentro más brillante por parte de ambos equipos, pero sirvió para que la Real Sociedad se reencontrara con la victoria tras varias jornadas de sinsabores y de paso cortara la sangría defensiva que llevaban sufiendo durante toda la campaña.

Primera mitad de ida y vuelta

Salió espoleado el Deportivo Alavés, que se contagió desde el principio del buen ánimo de su afición, disponiendo muy pronto de su primera ocasión de peligro a la salida de un córner, con un cabezazo del defensor Maripán que no encontró portería por muy poco. Tras una buena oportunidad realista entre Oyarzabal y Juanmi, el conjunto alavesista volvió a acercarse con peligro a la meta defendida por Rulli en una rápida contra del equipo albiazul que culminó Manu García enviando el balón por encima del larguero, tras asistencia de Pedraza desde la izquierda.

No obstante, la Real es uno de los equipos más goleadores de la competición, y no lo es por casualidad. Odriozola, en una de sus galopadas por la banda derecha estuvo muy cerca de enmudecer a Mendizorrotza de no ser porque Pedraza estuvo muy hábil para evitar que el peligro fuera a mayores. A pesar de un pequeño susto tras una mala asistencia de Illarramendi, el conjunto realista se fue quitando algo de presión con el paso de los minutos, y en el minuto 24 Juanmi estuvo a punto de inaugurar el marcador con un disparo desde fuera del área que obligó a Pacheco a volar hacia su escuadra para evitar que el balón entrase, enviando el esférico a córner.

Juanmi no llegó a rematar el centro por poco. Foto: Real Sociedad
Juanmi en una acción del encuentro. Foto: Real Sociedad

Que la Real se quitase presión no quiso decir que el Deportivo Alavés dejara de tener ocasiones de peligro y cerca de la media hora de encuentro Munir probó fortuna con un disparo desde la frontal del área que se marchó algo desviado. Antes del descanso la Real Sociedad volvió a intentarlo con un disparo de Oyarzabal que detuvo sin problemas Pacheco.

Sin ocasiones tras la reanudación...

En la reanudación, y tras unos minutos de tanteo por parte de ambos equipos, la Real Sociedad comenzó con las hostilidades gracias a un disparo lejano de Willian José que se envenenó tras pegar en un defensa, aunque Pacheco estuvo muy acertado para detener el balón. Un minuto después, el Deportivo Alavés contestó de la misma manera, con un remate lejano, pero el lanzamiento de Pedraza no encontró portería por muy poco.

Di Biasi fue consciente de la igualdad imperante del choque, pero también del peligro ofensivo del conjunto realista, y por ello el técnico italiano modificó su esquema a 1-4-5-1 con la entrada de Vigaray y Katai en sustitución de Ibai Gómez y Medrán. Eusebio tampoco tardó en mover el banquillo introduciendo a Januzaj por Juanmi.

Hasta que apareció Oyarzabal

Continuó el tanteo, aunque más que tanteo fue miedo a encajar un gol, y lo hizo hasta que la Real encontró el premio ansiado desde el inicio del choque, marcar un gol. Tras una jugada larga, Odriozola asistió desde la derecha para que Oyarzabal, con un ajustado disparo a la cepa del poste, hiciera inservible la estirada de Pacheco, inaugurando con ello el marcador.

El técnico alavesista volvió a buscar un cambio en la situación, en esta ocasión en clave ofensiva, dando entrada a Bojan por Dani Torres, pero fue la Real quien volvió a golpear, muy pronto además, a la salida de un córner, llegandole el balón a Xabi Prieto, quien asistitió para Aritz Elustondo, y el defensa beasaindarra perforó la meta de Pacheco tras pegar su disparo en un zaguero rival.

Antes del final, el conjunto alavesista buscó acercarse en el marcador, pero este no se movió, y los tres puntos viajaron hacia a Anoeta, dando aire a la Real Sociedad y dejando en peligro al Deportivo Alavés una semana más.