Solo pudo ganar uno

El Atlético de Madrid se llevo un choque eléctrico y en el que ambos equipos hicieron méritos para ganar.

Solo pudo ganar uno
Odriozola y Filipe Luis, pugnando por un balón | Imagen: LaLiga
Atlético de Madrid
2 1
Real Sociedad
Atlético de Madrid: Oblak; Thomas, Giménez, Godín, F.Luis; Gabi©, Saúl, Koke, Correa (Carrasco,min69); Griezmann (Augusto, min89), Gameiro (F.Torres,min69).
Real Sociedad: Rulli; Odriozola, Iñigo, Elustondo, K.Rodrigues; Zubeldia, Illarramendi, X.Prieto© (Canales,min69), Zurutuza, Oyarzabal (Vela, min88); William José.
MARCADOR: 0-1, min28: W.José; 1-1, min63: F.Luis; 2-1, min87: Griezmann.
ÁRBITRO: Jaime Latre, asistido por Bueno Mateo y Tresaco Escabosa (Comité aragonés). Amonestó en el min39: Godín; min50: X.Prieto y min72: Rulli.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Liga Santander. Encuentro disputado en el Estadio Wanda Metropolitano entre el Atlético de Madrid y la Real Sociedad ante 57.394 espectadores.

El Metropolitano acogía en sus modernas instalaciones el duelo europeo de la jornada. Atlético de Madrid y Real Sociedad llegaban al choque con la clara intención de no ceder en sus respectivos objetivos. Por un lado, los colchoneros buscaban no apearse en diciembre de la lucha por la Liga, mientras que los realistas visitaban la capital en su lucha por no alejarse de los puestos que dan acceso a competiciones europeas la temporada que viene.

Primeros minutos para la Real

Comenzó mejor jugando la Real Sociedad, que buscó la portería rival sin complejos. No obstante, la primera ocasión fue para el Atlético, en las botas de Gameiro, pero Aritz Elustondo estuvo muy rápido para robarle la cartera al delantero francés dentro del área.

A partir de esa jugada, el dominio realista fue notorio, apareciendo en escena dos de los protagonistas del choque, como lo fueron Xabi Prieto y Willian José. En una de esas apariciones, el capitán realista asistió para el ariete brasileño, pero este no estuvo muy acertado cara a portería. Poco después, ambos jugadores se intercambiaron el papel, pero esta vez fue Oblak quien evito el gol realista estando muy acertado en el mano a mano con Prieto.

Poco tuvo que esperar la Real para perforar la portería del meta esloveno, y es que al borde de la media hora los entrenados por Eusebio Sacristán se pusieron por delante en el marcador desde los once metros. Zurutuza recuperó un balón en tres cuartos de campo y asistió para Oyarzabal, quien estuvo muy listo para convertir un mal control en un penalti a favor tras ser derribado por Oblak. Willian José fue el encargado de transformar la pena máxima, poniendo el cero a uno en el electrónico.

Locura antes del descanso

Con el gol se abrió un nuevo escenario, y en este ambos tuvieron protagonismo. Rulli, que hasta entonces había sido un mero espectador, apareció de manera clave para evitar que Correa igualase la contienda tras un mano a mano. No fue el último del choque ni mucho menos.

La Real tuvo su réplica un minuto después, y en esta ocasión fue el capitán Gabi el salvador, al evitar que Oyarzabal disparase solo y con toda la comodidad del mundo, en un remate que tranquilamente podría haber acabado dentro de la portería defendida por Jan Oblak.

Antes del intermedio, fue el conjunto de Simeone quien golpeo, pero el resultado fue idéntico. Tras recibir un pase en largo a la espalda de la defensa, el argentino Correa se plantó delante de su compatriota, pero Rulli volvió a salir victorioso, evitando de esta manera una vez más el empate.

Presión atlética

A la vuelta de vestuarios, Correa necesitó de pocos minutos para demostrar que no siempre a la tercera va la vencida. Si en las anteriores ocasiones el culpable fue Rulli, esta vez fue su falta de acierto la que evitó el gol del empate, tras una buena contra atlética y una mejor asistencia de Koke dentro del área.

Bien es cierto que en la segunda mitad, por lo menos en los primeros compases, el conjunto madrileño se hizo con el mando del partido, llegando a aparecer incluso Griezmann, inédito hasta entonces, con un remate dentro del área que acabó en gol, aunque fue anulado por fuera de juego previo.

Siguió el Atlético acosando la meta rival, y tras un córner botado por Gabi, que Giménez cabeceó por encima por muy poco, los colchoneros dispusieron de dos ocasiones seguidas, primero en las botas de Gameiro, volviendo a aparecer Elustondo como en la primera mitad, y posteriormente con un remate desde la frontal de Griezmann que detuvo Rulli.

Como le sucediera a la Real en la primera mitad, la insistencia fue recompensada y el Atlético Madrid igualó el choque gracias a un disparo cruzado de Filipe Luis, que aprovechó un gran pase de Saúl para batir a Gero Rulli, excelso hasta entonces, y que nada pudo hacer en el buen remate del lateral brasileño.

Antes de salir del terreno de juego sustituido por Canales, Xabi Prieto tuvo oportunidad de volver a poner por delante a la Real aprovechando un buen pase dentro del área de Oyarzabal, pero su remate se marchó alto. Simeone también movió el banquillo en ese minuto y dio entrada a Torres y Carrasco en sustitución de Correa y Gameiro.

Minutos después de estos cambios, Griezmann volvió a hacer que Rulli se erigiera en héroe al detener el guardameta argentino un remate muy peligroso del francés dentro del área. No acabó ahí la cosa, y es que el portero txuri-urdin volvió a aparecer deteniendo sendos disparos dentro del área pequeña de Torres y Godín
La Real, en una versión mas conservadora, tuvo también una doble ocasión, primero en las botas de Canales, acabando el balón en córner, y posteriormente con un remate de Zurutuza que no encontró portería por muy poco.

Locura colchonera al final

A falta de diez minutos, cuando los encuentros entran en su fase definitiva, los nervios se hicieron visibles, y con ellos las ocasiones. Rulli, una vez mas, evitó el que pudo ser un golazo de Saúl. Un minuto después, el canterano realista se vistió de asistente, pero Griezmann no estuvo acertado cara a portería. La Real contestó con un remate de Elustondo que salvó Gabi.

A medida que se acercaba el final, la tensión fue en aumento, y Godín estuvo muy cerca de hacer explotar a la afición colchonera al rematar de cabeza un envío medido desde la derecha, pero el balón se marchó fuera rozando el poste.

Fue en este ambiente en donde el Atlético sacó petróleo, y en el minuto 87 Griezmann aprovechó un remate de Saúl, tras un gran pase de Gabi en largo, para rozar el balón y batir a un Gero Rulli que de nuevo nada pudo hacer para evitar el gol.

Sin tiempo para mas, el conjunto de Simeone se llevo los tres puntos en un choque en donde ambos merecieron ganar, pero solo lo puede hacer uno.