Íñigo Martínez cumple 200 partidos en Primera

El defensor de la Real Sociedad alcanzó el pasado sábado la cifra de 200 juegos en el máximo circuito del fútbol español, todos con la Real Sociedad.

Íñigo Martínez cumple 200 partidos en Primera
Íñigo tiene 7 años jugando en Primera. | Foto: Mª Jose Segovia / Vavel

En siete años de carrera en el nivel más alto del fútbol, Íñigo Martínez se ha consolidado como uno de los iconos de la Real Sociedad. Caracterizado por su entrega y amor a la camiseta azul y blanco, el defensor central ha sido un pilar del club, sin competencia en su puesto hasta volverse uno de los centrales más cotizados de la actualidad, entrando en el radar de clubes de renombre como el Barcelona y el Manchester City. 

El central de Ondarroa alcanzó una cifra significativa para su carrera el pasado sábado en el Wanda Metropolitano, campo del Atlético de Madrid. Sus 200 encuentros con la camiseta donostiarra son la recompensa por una carrera de sacrificio facilitada por el talento que tiene como defensor, algo muy complicado de lograr en una liga tan competitiva como la española. 

Íñigo empezó su ciclo como futbolista desde el filial de la Real Sociedad, el Sanse con tan solo 18 años. Tuvo un ascenso rápido, pues a los 20 años ya había entrado al primer equipo bajo el mando de Philippe Montanier, con quien tuvo la oportunidad de jugar 26 partidos únicamente en su campaña debut en Primera. La cantidad de juegos disputados por temporada ascendió en las siguientes y prácticamente disputó todos los minutos con el club, aprovechando las lesiones de sus compañeros y obviamente, aprovechando los talentos que le volvieron un indiscutible de la zaga. Actualmente tiene 16 goles a su nombre en toda su carrera en Primera

Durante la era de David Moyes llegó a uno de sus puntos más altos, demostrando ser el predilecto de un preparador exigente y demostrando que tiene potencial físico para poder disputar la mayoría de partidos en una campaña. Con Eusebio las cosas siguen iguales para Íñigo, se ha vuelto un indiscutible en el centro de la defensa y aunque esta temporada la inició con molestias físicas que lo mantuvieron al margen, se ha vuelto a incorporar a la titularidad, donde sigue demostrando tener amor por la camiseta y hambre de cosechar más éxitos con una institución tan ambiciosa como la Real Sociedad, el club de sus amores.