La Real Sociedad no pudo replicar su primera vuelta

Con respecto a la pasada temporada, la Real Sociedad marcha a paso lento y lleno de tropiezos. Los problemas defensivos les niegan mantenerse al ritmo del anterior ciclo.

La Real Sociedad no pudo replicar su primera vuelta
La Real Sociedad en un partido de la temporada anterior. | Foto: Óscar Alonso / Vavel

La temporada actual no marcha del todo bien para la Real Sociedad, que mucho prometía tras una buena temporada completa bajo el mando de Eusebio el año pasado. El inicio del actual ciclo ha estado plagado de altibajos, la Real no ha podido despegar completamente y aunque hay buenas sensaciones, los resultados se hacen difíciles de conseguir. 

En la temporada en curso el cuadro de San Sebastián se encuentra en la décimo segunda casilla tras la derrota del domingo contra el sorprendente Leganés. El tropiezo en Butarque ha sido el primero del 2018 y llega tras una seguidilla de dos juegos sin perder y en los que el equipo dejó buenas sensaciones. Terminando la primera mitad de LaLiga el equipo de Eusebio ha conseguido seis victorias, cinco empates y siete derrotas con un total de 23 puntos que bajan la moral de un equipo conocido por superarse en base a prueba y error. 

En la temporada anterior, al terminar la primera vuelta de campeonato, el club donostiarra alcanzaba la cifra de 32 unidades en la tabla, un aporte generado por una racha positiva de cuatro victorias al hilo entre octubre y noviembre. Con los resultados, estaba claro que la Real estaba en buen puesto, ocupaba la quinta posición y estaba en una contienda al rojo vivo por colarse en el último puesto a Champions; algo que hoy se ve como espejismo en el desierto.  

Teniendo en cuenta también el factor de que en la campaña pasada hasta la fecha 18, se habían anotado 30 goles, una cifra que fue superada en el actual curso, donde la Real cuenta con uno más. Claro, aunque no es una cifra sorprendente, se destaca que los goles en contra varían considerablemente, habiendo encajado 25 en la temporada 2016-2017 y recibiendo cinco más en la actual (30), demostrando que los problemas defensivos son el problema principal del equipo. 

De tomar como referencia la primera mitad de la temporada pasada para la Real, las cosas no terminaron tan mal, dado que los resultados no fueron del todo negativos y se alcanzó la Europa League. Se varió entre la sexta y la séptima plaza jornada tras jornada, para finalmente ocupar el último puesto a competencia europea. Para las próximas 18 jornadas que se le vienen al conjunto txuri-urdin se deben pulir los problemas defensivos que hasta ahora le han costado nueve puntos de diferencia con respecto a la temporada pasada, para un equipo de tanto potencial como el de Eusebio, solo se debe pensar en superarse a sí mismo.