En Pucela está permitido soñar

Nueva victoria del Valladolid en casa que le afianza en la zona alta de la tabla y le deja soñar con la promoción. De Tomás, muy activo durante todo el partido, hizo los dos goles, el primero de penalti. Lekic recortó distancias al final para un Mallorca que no dio mala imagen. La próxima semana el Pucela visitará al Mirandés mientras que al Mallorca le tocará recibir al Almería.

En Pucela está permitido soñar
De Tomás celebrando el segundo gol. Fuente: LaLiga 1|2|3
REAL VALLADOLID
2 1
RCD MALLORCA
REAL VALLADOLID: BECERRA; JAVI MOYANO, ALEX PÉREZ, LICHNOVSKY, BALBI; JORDAN, A.LEAO; ESPINOZA (JAIME MATA, MIN.72), MÍCHEL (ALEX LÓPEZ, MIN.70), ARNÁIZ; DE TOMÁS
RCD MALLORCA: SANTAMARÍA; CAMPABADAL,PLEGEZUELO, YUSTE, ORIOL, ANGELIÑO (ÓSCAR DÍAZ,MIN.66); MOUTINHO (SERGIO GARCÍA, MIN.85), CULIO, VALLEJO, LAGO JUNIOR, BRANDON (LEKIC,MIN.74)
MARCADOR: 1-0, MIN. 31, DE TOMÁS 2-0, MIN.82, DE TOMÁS 2-1, MIN.88 LEKIC
ÁRBITRO: LOPEZ AMAYA (COMITÉ ANDALUZ) AMONESTÓ A: ARNÁIZ (MIN.48) YUSTE (MIN.50) ALEX PÉREZ (MIN.50)
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA TRIGÉSIMO OCTAVA JORNADA DE LA LIGA 1|2|3

Serio partido de los de Paco Herrera que siguen con su buena racha de partidos sumando y se colocan con 56 puntos en zona de promoción a falta de lo que hagan Huesca y Oviedo durante la jornada. El Mallorca dio una buena imagen que no fue suficiente para tumbar a un Valladolid que coge fuerza y llena la mochila de ilusión de cara al final de temporada.

El fútbol volvía a un Zorrilla esperanzado por la buena imagen del equipo dada en Almería y los buenos resultados que viene consiguiendo que les han puesto el playoff a tiro. La parroquia pucelana se hacía notar en el campo y se animaba a llenar el estadio gracias a los precios populares. El equipo, en sintonía con la afición, no podía fallar y  una vez con los tres puntos conseguidos debía esperar los pinchazos del rival.

Paco Herrera repetía el once que alineó en su última salida. De Tomás finalmente se recuperó de sus molestias en el tobillo y formó parte de un once que ya ha demostrado ser de garantías. El Mallorca por su parte, disponía su defensa con cinco hombres, un centro del campo formado por Culio, Moutinho y Vallejo y arriba portaba por la velocidad de Lago Junior y Brandon para buscar su tercera victoria consecutiva.

Un comienzo muy serio

El partido comenzó con dos equipos que sabían muy bien lo que querían y que no iban a arriesgar en sus jugadas por miedo al error. El Mallorca se hizo dueño del balón en los primeros cinco minutos en un arranque en el que demostró ser un equipo con personalidad. Sin embargo el equipo blanquivioleta tuvo la más clara para ponerse por delante en un remate de Raúl De Tomás que, a puerta vacía, estrelló el balón en la madera.

A partir de ese momento el partido tuvo un mayor dominio local trabado por las faltas tácticas del rival que lejos de quedarse atrás también se animaba a subir al ataque pero sin mucho peligro sobre el marco de Becerra. Tanto fue el dominio, que tras un buen pase filtrado de Jordán a De Tomás, el delantero cayó en el área tras un claro agarrón de Yuste y el árbitro decretó la pena máxima que el propio De Tomás se encargó de transformarla para adelantar a su equipo.

Tras el gol, el Valladolid supo seguir manejando el partido a la perfección evitando cualquier ataque del Mallorca y creando sus propias ocasiones en las que buscaba poner más tierra de por medio en el marcador. De Tomás y más tarde Arnáiz probaron al portero balear que hizo su trabajo y evitó que la pelota se volviera a colar en su portería.

El Valladolid supo tirar de oficio

La segunda mitad comenzó con un Valladolid menos metido en el partido, lo que aprovechó el Mallorca para hacerse con la posesión y los intentos de batir la portería rival. El equipo balear buscaba el gol a través de las acciones a balón parado pero la zaga vallisoletana respondía bien las acometidas. Arnáiz al filo del minuto 60 tuvo una clara ocasión en la que estuvo a punto de poner el 2-0 pero su disparo se fue alto.

A raíz de la hora de partido, el choque fue tomando un ritmo más pesado y de poco juego por parte de ambos equipos. El balón iba de un lado a otro y ningún equipo se decidía a tomar las riendas y buscar un gol que les diera más confianza. El Mallorca dominaba la posesión y el Valladolid esperaba cómodo atrás esperando una contra para matar el partido.

Y así fue como llegó el segundo gol del cuadro pucelano. Una buena contra conducida por Arnáiz que Mata cedió a De Tomás y este no perdonó haciendo el segundo para su equipo y el segundo de su cuenta particular. El Mallorca que seguía atacando, encontró el gol del honor por medio de un cabezazo de Lecik a centro de Lago Junior que maquilló el marcador. El partido finalizó con el 2-1 y en Zorrilla se cree más que nunca con los play offs

Situaciones bien distintas

El Real Valladolid cierra un buen ciclo de cinco partidos con tres victorias, un empate y una derrota. En los últimos dos partidos han marcado cinco goles y Becerra solo ha encajado uno. La próxima semana visita a un mermado Mirandés que puede ser juez de los objetivos del Pucela, que suma 56 puntos y se coloca en promoción al menos por unas horas.

El Mallorca vuelve a caer derrotado tras dos jornadas en las que saboreó la victoria y se queda con 39 a tres de la salvación a falta de lo que hagan sus rivales. Una situación complicada para el conjunto isleño que deberá remar contracorriente para mantenerse en la categoría de plata. La próxima jornada recibirá al Almería en un duelo que puede ser definitivo.