Problemas en defensa, dos centrales puros para lo que resta de temporada

Con Deivid lesionado de larga duración, entre tres y cuatro meses de baja, surgen ahora los problemas, ya que el conjunto pucelano solo cuenta con dos centrales puros, Calero y Kiko Olivas.

Problemas en defensa, dos centrales puros para lo que resta de temporada
Foto: LaLiga1|2|3

Con la baja de Deivid, como se lesione alguno de los dos centrales puros que tiene el Real Valladolid, se crea un problema para el Pucela en defensa. La cesión de Guitián al Sporting, por la falta de minutos, hacia ver que como pasará algo así, el Valladolid tendría que estar rápido para buscar alternativas y adaptarlas a su juego.

Tras la lesión del central grancanario, el Real Valladolid, solo tiene dos jugadores que juegan en su misma posición, Calero y Kiko Olivas.

Quedan casi cuatro meses de competición y habrá que ver si ambos centrales pueden aguantar lo que resta de temporada sin lesionarse, ya que Kiko Olivas está tocado, acaba de salir de una lesión.

Por ello, se plantean varias soluciones posibles para ocupar el puesto de central.

- La que a priori parece más factible, es la opción de retrasar a Borja y Luismi, al puesto de defensa central. Al ser mediocentros de corte defensivo, se maneja con mucha fuerza esta posibilidad, por si hubiera algún imprevisto en defensa. Luis César y Kiko Olivas, ya anunciaron en sala de prensa, que es posible que si alguien se lesiona en defensa se recurra a ambos mediocentros, o que incluso Moyano puede jugar de central. Borja, en su larga trayectoria deportiva, y con 37 años, parece ser el más experimentado para ocupar esa posición, además ya ha jugado de central en alguna ocasión en otros clubes. 

- Con el mercado ya cerrado, no se puede fichar otro jugador de ningún club. Aunque cabe la posibilidad de contratar a un jugador libre, sin equipo, que pueda cubrir una repentina baja en defensa. Esta opción ya se comentó con fuerza tras la salida de Guitián a última hora en el mercado de invierno, y ahora se puede volver a poner en marcha.

- La última posibilidad y la que parece ser menos factible, es apostar por la cantera, y subir a un jugador del filial al primer equipo. Esto está casi descartado, porque el Promesas tiene una mala racha y anda escaso de jugadores en esa posición