Yo jugué en el Real Zaragoza: Fernando Morientes

Desde Vavel Zaragoza retomamos la sección de “Yo jugué en el Real Zaragoza”. Hoy, Fernando Morientes, nacido el 5 de abril de 1976 en Cilleros, Cáceres, Extremadura; será el protagonista del día.

Yo jugué en el Real Zaragoza: Fernando Morientes
Yo jugué en el Real Zaragoza: Fernando Morientes | Montaje: Sergio Medina

Los más jóvenes no recordarán su paso por la Romareda, pero Fernando Morientes, “El Moro”, pasó por la capital del Ebro entre 1995 y 1997. Fue en Zaragoza donde demostró el gran futbolista que podía llegar a ser, sus actuaciones le sirvieron fichar por el Real Madrid.

Con una infancia movida por el empleo de su padre, Fernando nació en Cilleros. A la temprana edad de 5 años tuvo que migrar a Sonseca (Toledo) y fue allí donde empezó a desarrollar su carrera futbolística. Desde allí, fueron los ojeadores del Albacete Balompié los que vieron en aquel joven un gran futbolista. En 1993 y con tan solo 17 años, Fernando Morientes se convertía en futbolista profesional. Tras una primera campaña donde tan solo jugó dos partidos, el delantero extremeño no se rindió y logró marcar 5 tantos en veinte partidos en su segunda campaña en Primera División.

Llega al Real Zaragoza

Las actuaciones del joven delantero no pasaron desapercibidas en la capital del Ebro. Tras haber ganado la Recopa, el Real Zaragoza se autorregaló un delantero joven, con proyección que batiría las cifras económicas hasta la fecha. El 8 de julio de 1995, Fernando Morientes aterrizaba en el cuadro blanquillo tras haber desembolsado 325 millones de pesetas (algo así como dos millones).

En su primera temporada en Zaragoza disputó diecinueve partidos y anotó 13 goles. En esta primera temporada, La Romareda vivió una de las mejores noches de Fernando, El Real Zaragoza vencía al Valencia por cuatro goles a tres con hat-trick del extremeño. Anecdóticamente fue expulsado en dos ocasiones (tres en el total de su carrera). En su segunda temporada fue un jugador importante jugando un total de 37 partidos y marcando quince goles. Un precoz Fernando Morientes era pieza fundamental de un buen Real Zaragoza, aunque acabó quedando decimocuarto en la clasificación. De manera colateral, hay que destacar que ‘El Moro’ vivió el fatídico episodio de “Rafa no me jodas” aunque en aquel encuentro le tocó partir como titular.

En el verano de 1997, el Real Madrid llegaba con la cartera a las oficinas del Real Zaragoza, desembolsaba 500 millones de pesetas (unos 3 millones de euros) y se hacía con los servicios del extremeño.

El Morientes más histórico

Con su llegada al Real Madrid comienza la historia más conocida de Fernando Morientes. Durante sus seis primeros años en el Real Madrid, el delantero logró al menos un título en cada una de las temporadas.  Destacan sobre todo la consecución de la Octava (1997-1998) y la Novena (2001-2002). En lo personal, sus mejores números fueron en la temporada 1998-1999 con 25 dianas en todas las competiciones.

Foto: LaLiga
Foto: LaLiga

Cuando se aproximaba el ocaso del mercado estival, y con la llegada del Madrid de los galácticos, el conjunto merengue decidió ceder al delantero español al AS Mónaco. Esta temporada no fue una temporada cualquiera para Fernando. ‘El Moro’ se cruzó con el Real Madrid en cuartos de la Champions. El Real Madrid vencía en casa por 4-2, con todo de cara, llegaban el partido de vuelta. En la primera parte, el conjunto blanco se adelantaba con un gol de Raúl González, amigo de Fernando. Pero el ‘10’ del conjunto monegasco ayudaría a su equipo a remontar, anotaría un gol y de esta manera, el Real Madrid, que más tarde perdería la Copa frente al Real Zaragoza, quedaba apeado de la Champions.

Foto: Youtube.com
Foto: Youtube.com

Tras este episodio, la siguiente temporada nadie se atrevía a decirle a Fernando Morientes que se tenía que marchar de La Casa Blanca.  Tras no poder disfrutar de muchos minutos, ‘El Moro’ decidió poner rumbo Anfield. Allí, consiguió su tercera Champions. Seguro que muchos ya saben de qué Champions se trata. Así es, Fernando Morientes estuvo en una de las finales más épica de la historia donde el Liverpool empataba un 3-0 en los últimos 15 minutos. El delantero extremeño no disputó aquel partido.

Tras dos años como ‘Red’, puso rumbo a Valencia. Allí no pasó desapercibido y logró alzarse como campeón de la Copa de SM El Rey. Fernando Morientes puso fin a su carrera en el Olimpique de Marsella, allí se proclamó campeón de la Ligue 1 y la Copa de la Liga. Cómo hombre de fútbol, volvió a ponerse las botas para jugar en el Deportivo Asociación de Vecinos de Santa Ana.

La Selección

Si algo hay que destacar de este delantero de época, es su paso por La Roja. Fernando comenzó a ser llamada con la selección sub-20 para el Mundial de 1995. Con las categorías inferiores tuvo también la oportunidad de disputar las Olimpiadas de Atlanta de 1996 además, de dos Eurocopas sub-21. Anotó 5 goles.

El 25 de marzo de 1998 Fernando debutaba con la selección absoluta en un amistoso frente a Suecia. ‘El Moro’ acumuló un total de 47 partidos y anotó 27 goles destacando el Mundial de Francia ’98, el de Corea y Japón ’02 y la Eurocopa de Portugal ’04. Finalmente, tras disputar partidos clasificatorios para la Eurocopa de 2008, Luís Aragonés le dejó fuera de la convocatoria del conjunto que acabaría proclamándose campeón.

Foto: Sefutbol.com
Foto: Sefutbol.com

Hay que recordar, que el delantero extremeño fue protagonista del robo frente a Corea en 2002. Tras un centro de Joaquín, Fernando remató de cabeza el gol que hubiera sido de la victoria, pero quedó anulado porque el balón de Joaquín “había salido”.

Fernando disfrutó de su etapa en la selección y así cumplió uno de sus sueños desde niño mientras se herejía como un delantero de época. En la actualidad es el sexto en la tabla de goleadores históricos de la Selección.

Hombre de fútbol

Tras colgar las botas, Fernando no se planteó desligarse del fútbol. Dejó los campos por las aulas de aprendizaje futbolístico donde se sacó el título de entrenador. Al mismo tiempo, compartía su sapiencia futbolística en varios medios del panorama nacional.

En 2012 volvió a su casa y se puso al mando del Juvenil B del Real Madrid. Tras volver a ponerse las botas durante un año, Fernando firmó por el Fuenlabrada en junio de 2015 de donde fue destituido en febrero del siguiente año.

Así concluye la que es hasta ahora la carrera de Fernando Morientes. Un hombre de fútbol, un hombre querido allí donde ha ido y que seguirá unido al balompié. ‘El Moro’ dio el salto al fútbol máximo nivel internacional en el Real Zaragoza y quién sabe si algún día volverá para darlo como técnico.