Natxo González: "A los que han acabado el partido no les puedo pedir más"

Tras la dura derrota por 0-2 del Real Zaragoza ante el Cádiz, Natxo González ha atendido a los medios de comunicación para hablar ante los periodistas de lo ocurrido sobre el césped de La Romareda.

Natxo González: "A los que han acabado el partido no les puedo pedir más"
Foto: LaLiga

El Real Zaragoza volvía a su feudo, donde solo ha conseguido la victoria en dos ocasiones esta temporada, y en cuatro en todo el 2017, con la esperanza de encadenar dos victorias consecutivas tras derrotar al Sporting de Gijón por 0-1 en el Molinón. El equipo no ha sabido encarar el partido y en los primeros treinta minutos de encuentro el conjunto aragonés sumaba ya cinco tarjetas amarillas, entre ellas la expulsión por doble cartulina de Diogo Verdasca. Tras la expulsión del central luso, el Real Zaragoza ha pasado a desarrollar un fútbol más defensivo, pero el primer gol visitante ha llegado al poco tiempo de volver del descanso y pese a haber sido expulsado Cristian en el ecuador del segundo tiempo, los maños no han sufrido en defensa e incluso han llevado algo de peligro a la portería rival con dos jugadores menos hasta que el Cádiz ha sentenciado el encuentro.

El técnico vitoriano del Real Zaragoza ha tenido sus más y sus menos con el colegiado del encuentro, que durante el mismo le pidió que se tranquilizase, y ha acudido a la sala de prensa para valorar el encuentro. Ha comenzado su declaraciones refiriéndose al árbitro: “No voy a llorar aquí y darle el gustazo de que se vuelva a reír de mí”. Ha valorado el encuentro como difícil debido a que no han entrado bien al partido y ha alabado la actuación de sus jugadores: “A los que han acabado el partido no les puedo pedir más”, destacando la gran adversidad a la que han hecho frente tras las expulsiones de Verdasca y Cristian: “Con todo en contra hemos estado ahí con corazón, con alma y por eso estoy orgulloso de ellos”.

Ha sido preguntado por la distinta actitud del equipo con diez y con nueve jugadores, ya que el equipo ha tenido más valor y presencia con nueve jugadores, y ha explicado que trataba de que el equipo se reforzase en el plano defensivo. Ha sido preguntado por la actuación arbitral y ha expresad: “No voy a darle ni un minuto más de gloria”, pero ha terminado diciendo que el arbitraje no le había parecido igual de justo para los dos equipos. Tras las preguntas de los periodistas y antes de abandonar la sala de prensa ha agradecido a la afición "el empuje y cariño” que ha mostrado durante todo el partido, sobre todo en la parte final del encuentro.