Guía VAVEL SD Huesca 2017/18: en busca del sueño infinito

La SD Huesca comenzará la tercera temporada consecutiva en Segunda División. Con ilusiones renovadas, pero sin olvidar lo que fue una campaña de ensueño hace pocos meses. Más exigencia, mismo objetivo. Primero, llegar a los 50 puntos y después, soñar.

Guía VAVEL SD Huesca 2017/18: en busca del sueño infinito
Campaña de abonados SD Huesca.

Aragón respira fútbol por todos los costados de sus tres provincias. Y al norte, en la ciudad de Huesca, se fundó un 29 de marzo de 1960 un club al que le empiezan a lucir ahora sus virtudes. Al igual que la mayoría de equipos de fútbol, la Sociedad Deportiva Huesca tiene antecedentes. En la capital altoaragonesa ya se disfrutó, cuando aún el fútbol no era lo que es ahora, alguna temporada en Segunda. Fue a manos de la Unión Deportiva Huesca, desaparecida en 1956. 14 años más tarde, el Huesca retornó a Segunda, aunque solo por un año. Entonces no existía la 2ªB, por lo que llegar era algo más fácil, pero no tanto mantenerse.

Pinceladas en clave ‘historia’

A partir de ahí, las zancadas fueron hacia atrás. El Huesca abandonó el fútbol profesional y el fútbol perdió protagonismo en la ciudad. No obstante, para crecer hay que tocar fondo. Unas cuantas décadas jugando con la Tercera División y la 2ªB, categoría recién creada, sirvieron para asentar las bases de un futuro prometedor. Entrado ya el siglo XXI, se empezaron a vislumbrar en un horizonte no muy lejano temporadas de éxito y reenganche a la profesionalidad. En la temporada 2007/08, el Huesca comenzó a tener protagonismo en los telediarios. Manolo Villanova y Onésimo fueron artífices de un nuevo ascenso a Segunda. El estreno en dicha división, con Antonio Calderón en el banquillo, fue ilusionante. Se logró mantener la categoría de manera holgada.

A continuación, llegó la constitución de la SAD con Fernando Losfablos en la presidencia. En la misma campaña no fue hasta la última jornada de la Liga Adelante  cuando el club oscense certificó su permanencia. El rodaje le duró a este equipo dos años más; debido, en parte, a los numerosos procesos de reestructuración de la plantilla. Sirvió de escarmiento. Luis Helguera llegó a la dirección deportiva y Tevenet para dirigir al vestuario. El Huesca jugó la promoción de ascenso a y se proclamó nuevo equipo de Segunda de cara a la temporada 2015/16. Debido a los malos resultados en el estreno, Tevenet fue destituido. Llegó Anquela, consiguió salvar la categoría y logró lo impensable al año siguiente.

El Huesca iba en serio 

El objetivo de este equipo no podía ser otro que la salvación. Sin embargo, con la premisa muy clara del partido a partido y con la fortuna del que lo merece, los oscenses se permitieron el lujo de soñar. Anquela guió el camino desde el primer entrenamiento de cada semana hasta la rueda de prensa después de los partidos. La Segunda División es muy larga y, tras empezar con el pie izquierdo, todo fue sobre ruedas. La plantilla se equilibró a la perfección. Todos los estamentos dentro del equipo estaban muy claros y cada guerrero conocía bien su función. Bien merece nombramiento aparte Samu Sáiz, que con 12 tantos y un sinfín de detalles, buen juego y asistencias (7), lideró en ataque a un equipo cuya solvencia defensiva permitía muchos desparpajo en otras zonas del campo.

La savia nueva de futbolistas como Melero unida a la experiencia y veterenía de Juanjo Camacho, entre otros, formó un nexo importantísimo de estabilidad. No bajar la guardia en momentos de euforia y no bajar los brazos en momentos de flaqueza también se antojaron ingredientes fundamentales. Además, desde los micros de sala de prensa cuando había que dar un palo se daba. No pasaba nada. Las malas caras daban paso al entendimiento y la solución no se encontraba demasiado lejos, concretamente en el partido siguiente. A El Alcoraz iba más gente cada fin de semana. La ciudad se teñía de azulgrana cuando se ganaba y también cuando se perdía.

 

Nadie despertaba. El sueño había cogido carrerilla y el conjunto altoaragonés consiguió colocarse en los puertos de promoción de ascenso a Primera División al término de la liga regular. El Huesca finalizó sexto en la clasificación con 63 puntos. Con cinco más se situó el Getafe al borde del ascenso directo, pero fue tercero. Por tanto, el escollo que abriría el playoff para el Huesca sería el conjunto azulón. El primer encuentro se disputó en El Alcoraz, donde el pitido final indicó tablas en el marcador. 2-2 en el partido de ida y rumbo al Coliseum junto a gran afluencia de afición oscense. Sin embargo, el Getafe se hizo fuerte en su feudo y ganó con solvencia a la SD Huesca (3-0), que ya había llegado demasiado lejos. El sueño había acabado. El verano ha valido para despertar, pero con la ilusión todavía intacta por volver a cerrar los ojos durante otra temporada más.

El Alcoraz se pone guapo

Otro año más, EL Alcoraz acogerá los partidos de la SD Huesca desde su construcción el 16 de enero de 1972, con un partido entre el equipo local y el Deportivo Aragón. La Cabañera y San Jorge, daban paso a una nueva era. En la temporada 2008/2009, una vez certificado el ascenso del equipo a Segunda División, se llevaron a cabo varias reformas. Una ampliación y reforma de la tribuna central, la edificación de la cubierta en la grada de general, la sala vip, el palco presidencial, sala de prensa, vestuarios, oficinas y banquillos. Mejoras con las que estrenar al equipo en Segunda División, que hasta ahora ha contado con un aforo de 5.500 localidades.

Este verano han vuelto las obras, que comenzaron el 27 de junio. La principal finalidad es la mejora de la tecnología de drenaje, ya que uno de los problemas que presentó el campo la temporada pasada fue la falta de alivio al agua. Vimos, como por ejemplo en el partido frente al Zaragoza, que cuando en Huesca precipita algo más de lo normal, el césped enseguida se encharca y embarra. El encuentro estuvo muy cerca de suspenderse. Además, la nueva normativa de La Liga, obliga a todos los equipos a mantener una uniformidad de color del estadio con sus carteles publicitarios en favor de la imagen de televisión.

Rubi: ¿trampa o diamante?

En el fútbol se suele vivir de las apuestas, algunas salen bien, otras salen mal, hay conocidas, desconocidas… El entrenador de la SD Huesca que abrirá temporada 17/18 es Joan Francesc Ferrer Sicilia, alias “Rubi”, por aquello que de pequeño era rubio. Este catalán de 47 años llega a la capital oscense para mantener viva la llama encendida por Anquela la campaña pasada. Se trata de una apuesta cuando en los dos últimos clubs que ha dirigido, más bien ha fracasado en lugar de tener éxito. Asimismo, el pasado forma parte de un ayer traicionero.

Como casi todo entrenador, Rubi también fue futbolista en su día. Sus botas pisaron el césped de equipos como el Español B, el Pontevedra o el Terrasa. Tras colgar las herramientas, cogió la pizarra. Navegó por los banquillos de Tercera División y Segunda División B. Después de varios fracasos como técnico, pasó al departamento de ojeadores y analistas del Girona FC. El equipo gerundense no lograba encontrar a un entrenador de garantías. Y tras Raúl Agné, Josu Uribe y Javier Salamero, llegó la oportunidad de Rubi. En la temporada 2012/13 debutó en Segunda División. Una temporada de ensueño hizo que con 71 puntos, el Girona participara en la fase de ascenso a Primera tras quedar cuarto en la clasificación.

Tras eliminar al Alcorcón en la primera ronda, el Almería le privó de ser entrenador de Primera al año siguiente. Tras esta desilusión, se incorporó al cuerpo técnico del FC Barcelona asistiendo a Tito Vilanova, primero, y al Tata Martino, después. En la temporada 2014/2015 volvió a coger las riendas como primer entrenador de un equipo, esta vez del Real Valladolid. Con el conjunto vallisoletano cumplió el primer objetivo: clasificarse a los playoffs. De nuevo, se topó con un verdugo en el camino. La UD Las Palmas eliminó al Valladolid en la primera ronda de la promoción la directiva rescindió el contrato del catalán.

Imagen: Diego Blanco
Imagen: Diego Blanco

Pese a ello, en el 2015 el fútbol le brindó la oportunidad de ser entrenador en Primera División. No fueron plazas fáciles. Primero, cogió al Levante de segundas y no pudo evitar el descenso de los granotas a Segunda. En 29 partidos solo logró 26 puntos. El año pasado, aceptó coger los mandos de un Sporting que agonizaba por lograr la permanencia. Sustituyó a Abelardo en el banquillo de El Molinón, pero de nuevo, volvió a bajar a Segunda. La SD Huesca le ha tendido la mano a este viajero del balompié español. Experiencia tiene de sobras, si las aventuras de Gullivert se hubieran jactado de pasear por los banquillos hubieran tenido el nombre de Rubi. ¿Saldrá bien y brillará como en Girona o Valladolid, o será otra trampa que el preparador catalán debe superar?

Álex Gallar, un relevo para Samu

Si algo tiene claro Rubi y la afición oscense es que no podrá contar con los servicios de Samu Sáiz, que ya anda marcando hat-tricks por tierras inglesas. El mediocentro fue el principal baluarte en el que el Huesca apoyó su fútbol ofensivo el año pasado. No se ha ido en vano, cuajó un gran año y ha ingresado 1,5 millones de euros en las arcas del club. Una de las figuras llamadas a relevar su ausencia es Álex Gallar, ex jugador de la Cultural Leonesa, recién ascendida a Segunda, que ha costado 400.000€. Traspaso más caro de la historia del equipo azulgrana.

Imagen: José Mendoza
Imagen: José Mendoza

Se trata de un extremo zurdo que ya es el hombre gol de la pretemporada. Lleva seis y es el pichichi, promete. El futbolista catalán fue la sensación de la categoría de bronce el año pasado. Anotó 26 dianas y dio 10 asistencias, convirtiéndose así en todo un referente del fútbol leonés. Su posición natural es el extremo zurdo, pero puede actuar con normalidad por la banda derecha, de mediapunta y en el enganche, por detrás del delantero centro.

Plantilla 2017/2018

Portería

- Álex Remiro (22 años). 

- Ander Bardají (22 años).

Defensa

- Jorge Pulido (defensa central de 26 años).

- Jair Amador (defensa central de 27 años).

- Carlos David (defensa central de 31 años).

- Iñigo López (defensa central de 35 años)

- Rajko Brezancic (lateral zurdo de 27 años).

- Rulo (lateral zurdo de 21 años).

- Alexander González (lateral/interior diestro de 24 años).

- Carlos Akapo (lateral diestro de 24 años).

- Nagore (lateral diestro de 35 años).

Centro del campo

- Luso Delgado (pivote defensivo de 32 años).

- Juan Aguilera (centrocampista de 31 años).

- Lluis Sastre (centrocampista de 31 años).

- Gonzalo Melero (medio centro de 23 años).

- Juanjo Camacho (medio centro de 37 años).

- Álvaro Vadillo (extremo izquierdo de 22 años).

- Álex Gallar (extremo zurdo de 25 años).

- David Ferreiro (extremo derecho de 29 años).

- Ezequiel Ávila (mediapunta de 23 años).

Delantera

- Ezequiel Rescaldani (delantero centro de 25 años).

- Juan Camilo Hernández 'Cucho' (delantero de 18 años).

 

SD Huesca