Informe VAVEL playoffs 2014: Racing Club de Ferrol

El conjunto dirigido por Aira llega a los playoffs después lograr el subcampeonato del Grupo 1 de Segunda B, donde tan solo fueron superados por su homónimo Racing de Santander. Por delante, el sueño de volver a la categoría de plata de una afición que ha sufrido durante las tres últimas temporadas en Tercera División, una división demasiado baja para los casi 100 años de historia del club ferrolano.

Informe VAVEL playoffs 2014: Racing Club de Ferrol
Foto: Javi Quiñones - VAVEL

Después de realizar una gran temporada y alzarse con la segunda plaza del Grupo 1, posición que ocupó a lo largo de gran parte de la temporada,  el equipo departamental luchará por volver a Segunda División después de seis años. Este domingo disputará el partido de ida de la primera eliminatoria contra el Gimnástic de Tarragona. Será con esta la séptima participación del cuadro ferrolano en una promoción de ascenso desde que existe como tal, en las seis anteriores, fracasó en los tres primeros intentos, y logró el ansiado ascenso en los tres siguientes (2000, 2004 y 2007), todo un récord que este año tratará de superar.

Un año después de conseguir el ansiado ascenso a Segunda B ante el Laudio, tras tres temporadas vagando por la Tercera División, pocos podían imaginar que el Racing de Ferrol estaría en la pelea por regresar a la división de plata del fútbol español. Sin embargo, el club se confirmó como uno de los "gallitos" mediada la primera vuelta y todos empezaron a tener en cuenta las posibilidades del histórico club ferrolano.

La temporada

En cuanto a la plantilla, bajo las órdenes del entrenador José Manuel Aira, se respetó el mismo bloque del año pasado, añadiendo un plus de calidad con los fichajes de Diego Vela, Iosu Villar y Churre, jugadores gallegos todos ellos, procedentes del Deportivo B, Coruxo y Celta B, respectivamente.

Esto significaba seguir apostando por una plantilla de 16 jugadores al igual que en su última temporada en Tercera División, un auténtico paseo en el que los verdes batieron una gran cantidad de récords. Esta plantilla tan corta, para algunos era un riesgo debido a la exigencia de la competición y al poco de margen de maniobra en caso de sanciones o lesiones a lo largo de la temporada.

El Racing tan solo ganó un partido de los cinco primeros

El conjunto verde empezó la temporada con dudas, cosechando una victoria en los primeros cinco partidos de liga, en el derbi ante el Ourense en O Couto, con remontada incluída. A partir de ahí empezó la escalada hacia los primeros puestos, sin conocer la derrota entre la jornada 12 y 23, logrando ocho victorias y tres empates que catapultaron a los ferrolanos a puestos de playoffs al término de la primera vuelta y ya no los abandonó durante el resto de la temporada.

En el último tramo de la temporada, las lesiones hicieron más difícil alcanzar el objetivo final, teniendo que contar en varios partidos con varios jugadores del equipo juvenil. El colmo de la desgracia llegó con la lesión en un mismo partido de los dos porteros, Camacho y Marcos Souto (éste fichado después de la grave lesión de Marcos Valín a principios de temporada). Esto provocó el fichaje a última hora de Ian Mackay, portero experimentado que ya conoce lo que es lograr un ascenso a Segunda con la Ponferradina, y que en los pocos partidos que ha disputado hasta el momento con la camiseta verde, ha demostrado ser un portero de garantías.

Pese a todo, el conjunto racinguista supo hacer frente a todas las adversidades que se le presentaron, y tras una dura pelea entre varios equipos, entre ellos otro histórico como el Oviedo,  para lograr un puesto para disputar la fase de ascenso, consiguió alzarse con el subcampeonato, sellando así una temporada de ensueño para un equipo "novato" en la división de bronce. Ahora la afición se pregunta si esta generación de jugadores que les ha devuelto la ilusión por su equipo será capaz de repetir el éxito cosechado el año pasado.

Las estadísticas

El equipo verde ha finalizado la temporada con un total de 63 puntos, repartidos en 17 victorias, 12 empates y 7 derrotas. Comparte con el Racing de Santander y con el Avilés el récord de victorias del grupo 1, y es el segundo equipo (también junto al Avilés), con menos derrotas, tan solo el Racing de Santander con cuatro partidos perdidos mejora estas cifras. Ha cimentado su éxito en los encuentros disputados en A Malata, donde ha logrado 12 victorias y ha cedido tres derrotas y tres empates. Las 12 victorias en casa lo han convertido en el equipo del grupo con más victorias en su feudo.

Manu Barreiro ha sido el baluarte en ataque del Racing

Ha materializado un total de 58 goles en sus 36 partidos disputados, siendo el equipo más goleador de su grupo con tres goles de margen sobre su homónimo santanderino. Entre Manu Barreiro, segundo máximo goleador del grupo con 21 tantos, y Jorge Rodríguez, con 12, han logrado más de la mitad de los goles del conjunto ferrolano, estando los dos en el top-6 de goleadores del grupo. Los siguen con cinco tantos los centrocampistas canteranos Pablo Rey y Marcos Álvarez. Hasta 12 jugadores han marcado algún gol a lo largo de la temporada. El Racing ha marcado al menos un gol en 28 de los encuentros, siendo su mayor goleada un 6-0 ante la Sociedad Deportiva Logroñés. Ha sido el conjunto del grupo con el segundo mejor golaverage, por detrás nuevamente del Racing de Santander.

Estadísticas Racing de Ferrol 2013-2014

  PT PJ PG PE PP GF GC DIF
TOTAL 63 36 17 12 7 58 35 23
LOCAL 39 18 12 3 3 37 13 24
VISITANTE 24 18 5 9 4 21 22 -1

En el apartado defensivo, fue el sexto conjunto menos goleado del grupo con 35 goles encajados, casi uno por encuentro. Cabe destacar los cuatro porteros que han defendido la meta racinguista a lo largo de la temporada, de los cuales dos, Marcos Valín y Marcos Souto, no completaron un encuentro entero por causa de lesión. Camacho es el que más veces ha estado bajo palos, en 31 partidos en los que ha encajado 32 goles, siendo el titular en los últimos partidos Ian Mackay, que ha encajado tres goles en cinco encuentros. El 4-1 en el derbi gallego ante el Compostela es la mayor goleada que ha encajado a lo largo de la temporada.

El central Antonio ha sido el jugador que más minutos ha disputado a lo largo de la temporada, un total de 2.632 (uno más que Camacho), repartidos en 30 partidos. Siguen a estos dos en la lista de jugadores más utilizados el pichichi Manu Barreiro, el mediocentro Dani Rodríguez, y el lateral derecho Rubén Comesaña, hasta un total de 21 efectivos que han tenido minutos con el equipo.

También Antonio ha sido el jugador más amonestado de la plantilla, con un total de 14 tarjetas amarillas, seguido del capitán Pablo Rey y de Manu Barreiro con 10 cartulinas. Por su parte, Jorge Rodríguez y Pérez han visto una tarjeta roja cada uno.

Los jugadores

El conjunto departamental, al igual que en la anterior temporada, optó por la confección de una plantilla corta para afrontar la nueva andadura en la Segunda División B. Las cosas no salieron bien desde un primer momento ya que en la primera jornada de liga el portero Marcos Valín diría adiós a la temporada tras un encontronazo en Tanos. Las cosas no mejoraron cuando a pocas jornadas del final, en un mismo partido el Racing perdería a los dos porteros de los que disponía (Camacho y Marcos Souto, este último fichado para sustituir a Valín). Fue entonces cuando llegó el experimentado meta hispano-escocés Ian Mackay. Tan solo tres incorporaciones hizo el club ferrolano a principio de temporada para apuntalar la plantilla. El staff técnico del club prefirió dar continuidad al grupo que batió récords en la Tercera Gallega.

Camacho (Jerez, 1985): Segunda temporada en el club. Portero con grandes reflejos. Fue el encargado de defender la meta racinguista durante el playoff de ascenso la temporada pasada a Segunda División B. Algunas paradas de mérito en el partido de vuelta certificaron el ascenso del Racing.

Marcos Valín (Guntín, 1987): Tan solo un partido pudo disputar esta temporada. A escasos minutos del final un encontronazo con un jugador del Tropezón provocaría una rotura de cúbito y radio que le haría perderse toda la temporada.

Marcos Souto (Cedeira, 1991): Fue fichado tras la primera jornada de liga al haber caído lesionado Marcos Valín. Es su segunda etapa en el club al haber jugado en el equipo juvenil de División de Honor en temporadas anteriores. Cuando llegó su oportunidad, al lesionarse Camacho ante el Celta B, no pudo aprovecharla al lastimarse muscularmente antes de acabar el encuentro.

Ian Mackay (A Coruña, 1986): Portero con muy buenas cualidades y muy completo. Después de haber hecho la pretemporada en el club ferrolano mientras buscaba equipo acabó firmando por el Atlético Baleares, equipo con el que rescindió el contrato antes de finalizar el mes de noviembre. Para mantener la forma fichó por el C.D. Boiro de la Tercera División Gallega. Cuando el Racing se quedó sin efectivos contactó con él. Entre clubes y el jugador se llegó a un acuerdo de forma rápida para acabar la temporada en Ferrol. Ha sido determinante en los últimos encuentros de liga protagonizando espectaculares paradas.

Pérez (Sevilla, 1985): Cumplidor y luchador. Central fuerte y correoso, suele acompañar a Antonio en el centro de la zaga pero causará baja para la ida de la primera eliminatoria ya que tras ver la roja en la penúltima jornada ante el Burgos fue sancionado con dos partidos.

Antonio (A Coruña, 1982): Es el jefe de la zaga racinguista. Es el central más experimentado del grupo. Ordena la defensa y pocas veces comete errores. Es su cuarta temporada en el club.

Víctor Vázquez (Poio, 1989): Es uno de los tres refuerzos de esta temporada. Llegó procedente del filial del Celta de Vigo donde era el capitán. Ha ido de menos a más. Empezó la temporada un poco titubeante pero poco a poco fue ganándose la confianza del mister. Posee una amplia experiencia en Segunda División B con el Celta B y también ha disputado algún encuentro en Segunda División con el primer equipo olívico.

Rubén Comesaña (Vigo, 1985): Llegó a Ferrol la temporada pasada tras haber sido una de las revelaciones de la Tercera División Gallega por su papel en el Alondras. Es un lateral derecho que se acopla muy bien en las tareas de ataque y que tiene buena llegada, habiendo marcado tres goles esta campaña.

Dopico (As Pontes, 1986): Segunda temporada en Ferrol. La primera temporada no disputó ningún encuentro debido a una grave lesión del ligamento cruzado durante un partido de pretemporada. Tras una larga rehabilitación esta temporada ha sido otro de los jugadores que ha ido de menos a más. Lateral con un gran portento físico. Tiene una larga experiencia en Segunda B tras haber pasado por el Ciudad de Santiago y el Montañeros.

Pumar (Ourense, 1989): Lateral izquierdo que cumple su cuarta temporada en el club de la ciudad naval. Llegó joven a Ferrol y ya en sus primeros años demostró ser un lateral de gran calidad técnica y rápido, con una buena llegada hasta la línea de fondo. En alguna ocasión actuó de interior desarrollando un papel más que aceptable. Se incorpora de forma muy ordenada al ataque.

Marcos Álvarez (Ortigueira, 1988): Interior derecho que destaca enormemente por su gran velocidad. Un auténtico incordio para las defensas rivales. Sirve de buenos balones a Jorge Rodríguez y Barreiro. Es un jugador de la casa, jugó en las categorías inferiores del club verde y esta es su segunda temporada consecutiva después de haber estado un año en el Coruxo donde realizó una espectacular campaña.

Diego Vela (A Coruña, 1991): La otra bala del conjunto ferrolano, es un jugador con una gran velocidad y con mucha llegada al área rival. Sirve también de peligrosos balones a los delanteros verdes. Es su primera temporada en el club y su compenetración ha sido máxima. Ha destacado como una de las revelaciones del equipo.

Pablo Rey (Ferrol, 1985): Es el capitán del equipo y posee una diestra prodigiosa, siendo un gran especialista a balón parado. Actúa en la banza izquierda a pierna cambiada o de mediapunta. Es un jugador que posee gran visión de juego y siempre busca el pase al hueco, además de tener mucho gol. Busca su tercer ascenso a Segunda con el equipo de su ciudad, tras los conseguidos en 2004 y 2007.

Iago Iglesias (A Coruña, 1984): Mediapunta de una gran calidad, muy bueno también a balón parado. Es junto a Pablo el encargado de transformar los libre directos. Posee experiencia en todas las categorías del fútbol nacional. Ha jugado una veintena de partidos en Primera División con el Deportivo de la Coruña, más de un centenar en Segunda B y también tiene experiencia en Segunda División.

Iosu Villar (Cangas do Morrazo, 1987): Uno de los jugadores racinguistas con más experiencia en Segunda B. Jugador de gran colocación y bueno en el juego aéreo. Es polifacético ya que puede desarrollar la faceta de destructor o de medio constructivo. Es uno de los tres nuevos en el vestuario racinguista.

Dani Rodríguez (Betanzos, 1988): El de Betanzos cumple su segunda campaña en el club ferrolano, es un fijo de la medular. Destaca por su gran calidad y visión de juego. Es el arquitecto del juego de ataque racinguista, casi cualquier balón pasa por sus pies. Muy capacitado y con experiencia en Segunda B.

Iván Forte (Elda, 1985): Un medio que siempre raya a muy buen nivel. Para Iván Forte no existen los bajones, siempre está a punto. Cuenta con la confianza de Aira y suele ser un fijo del medio del campo.

Carlos López (Ares, 1996): Talentoso interior izquierdo del equipo juvenil al que le ha llegado su oportunidad esta temporada debido a la corta plantilla de la que dispone el técnico berciano. Siempre que ha participado ha cumplido y su recompensa llegó en la última jornada al haber anotado en La Caseta ante el Noja.

Manu Barreiro (Santiago, 1986): Es el gran referente en ataque del equipo. Dispone de una gran envergadura lo que le hace letal en el juego aéreo. Su 1’92 no le imposibilita tampoco para ser un jugador muy habilidoso con los pies. Fuerte, especialista en zafarse de las defensas rivales. Es capaz de rematar cualquier balón, el menos esperado. Tiene pasado en el Cádiz, Jerez Industrial y Algeciras entre otros. Esta temporada ha logrado anotar 21 goles, que sumados a los del año anterior elevan la cifra a más de 40. Vive el mejor momento de su carrera deportiva tras asentarse en Ferrol.

Jorge Rodríguez (Torrelavega, 1982): Jorge entra en la definición de killer. Es un jugador que participa poco en el juego de equipo pero cada vez que toca un balón en el área es probable que su instinto lo haga terminar en gol. Bien colocado puede ser un peligro para cualquier defensa. La temporada pasada anotó 20 goles que junto a los de Barreiro ayudaron a devolver al Racing a Segunda B. Esta temporada ha logrado materializar 12 dianas, muy importantes sus tres últimos tantos que permitieron la clasificación en la penúltima jornada y asegurar el segundo puesto en la última.